06 junio 2008

MAS OPINIONES SOBRE LO DE TOMAS EN MADRID

Había una predisposición realmente exagerada. Desde el principio de la tarde. Era que JT compusiera la figura y ya la plaza se venía abajo. Que el toro enganchaba el engaño, daba igual, la culpa era del toro. En todas las series de su primero el toro le engancho la muleta.
Es verdad que intervino en todos los momentos de la tarde. Hizo quites de lucimiento en todos los toros de Javier Conde y se le recriminó a Conde que no hiciera réplica. Cuando Luque lo hizo en el quinto de JT nadie dijo que este no hiciera replica.
El mismo periodista que firma esta crónica dijo de los toros del miércoles que eran de Nuñez del Cuvillo (encaste Domecq) que eran toros bobalicones y pequeñitos que lo único que hacen es pasar y pasar y que ese toreo es el cómodo. Los toros de ayer eran de Victoriano del Río (encaste Domecq) exactamente iguales de presentación y comportamiento. Ni una referencia crítica.
Ningún problema para matarlos de bajitos y abrochados que eran.
Nadie es inocente, ese es el toreo que se quiere ahora, toros pequeños a los que no hay que picar para que lleguen con la fuerza justa a la muleta y permitan el lucimiento del matador. No pueden desarrollar ningún sentido ni ninguna malicia.
Dicho esto yo aplaudí a JT en su segundo. Por su comienzo de faena por estatuarios, la trinchera que hizo a continuación y el pase de pecho con el que cerro la tanda. Se me rompían las manos, era de dos orejas y ya hubiera tenido la puerta grande pero como se dieron tanta prisa en dárselas en el primero a mí me quedo un regusto a timo.

Wenceslao Blanco, al hilo de la crónica de El País. Enviado por Angel Luis.