11 febrero 2021

HA MUERTO JOSÉ ANTONIO DONAIRE PARGA

Esta semana, mi amigo David Plaza, me ha dado la noticia de la muerte de mi compañero, por muchos años que fué, José Antonio Donaire Parga, en los servicios taurinos (extinguidos), de Onda Cero Radio (en realidad, Rubén Amón, sigue manteniendo, de vez en cuando, alguna comunicación taurina en la APP de Onda Cero). 

Mariví Romero, recientemente fallecida también, y José Antonio, dirigían a un equipo de corresponsales taurinos, y entre todos alimentabamos la información de Plaza de Toros, el programa taurino de referencia en las ondas por cuanto de sinceridad y verdad decía.   

José Antonio Donaire fue una referencia profesional para mí. Si oficio, su competencia y su profesionalidad me hicieron aprender el arte del periodismo taurino. 

Descansa en paz, amigo.



En esta foto paseando con él en los alrededores de la plaza de toros de Las Ventas en el año 1993.


Esta carta la leí, de parte de Mariví y de José Antonio, en el homenaje que se le tributó al que fue el mejor presidente de la plaza de La Malagueta, José Luis Fernández Torres. 

Por aquellas fechas, el presidente recibió severos ataques por parte de Filiberto Mira en la revista Aplausos, y del director de la publicación, Salvador Pascual. 

PROTAGONISTAS DEL TOREO: Manuel Ávila

Manuel Ávila que tiene residencia en Marbella, fue novillero como se acredita en El Cossio, y además es presidente de la plaza de toros de Marbella.
 

NUEVO CURSO DE PRESIDENTES DE PLAZAS DE TOROS




CURSO DE PRESIDENTES DE PLAZAS DE TOROS 


Pulsar en el enlace.

Gracias

22 enero 2021

LOS PRESIDENTES ACLARAN "NOSOTROS NO SANCIONAMOS"

 




Asociación Nacional de Presidentes de Plazas de Toros de España CARTA ABIERTA A LA AFICIÓN TAURINA 21/01/2021 Si usted, aficionado o aficionada, ha tenido conocimiento estos días de las declaraciones del abogado Joaquín Moeckel, a resultas de la resolución judicial que deja sin efecto la sanción económica impuesta al torero Cayetano por la Junta de Andalucía, supongo que estará tan perplejo como nosotros, por sus referencias al colectivo de los Presidentes de las Plazas de Toros. Es inimaginable que dicho letrado afirme que los presidentes imponemos sanciones a los actuantes en un festejo, cuando como usted sabe, los presidentes reflejamos en las actas lo ocurrido y son las administraciones las que analizan y en su caso sancionan las conductas antirreglamentarias. Otras afirmaciones, de carácter insultante o despectivo hacia el colectivo de presidentes, con un lenguaje soez e impropio de su condición, nos hacen pensar seguramente a todos, que persiguen, además de publicidad gratuita, otros intereses enfocados a socavar los derechos y garantías que soportan la estructura de la Fiesta y sus aficionados. Como aficionado, usted sabe que los presidentes somos designados por las administraciones competentes, para garantizar los derechos y deberes de todos los intervinientes, el cumplimiento de los reglamentos y la Ley, velando por la integridad del espectáculo con el mejor criterio independiente y ponderado. Se nos designa en primer lugar por nuestra condición de aficionados reconocidos y muchos de nosotros dedicamos tiempo y esfuerzo a nuestra mejor preparación y capacitación, para poder tener los amplios conocimientos que requiere el correcto ejercicio de la presidencia. Ejercemos siempre de manera absolutamente altruista por puro compromiso con la Tauromaquia y sus aficionados. Queremos transmitir y compartir con usted nuestra convicción de que esta agresión injustificada, pretende amedrentar y desacreditar al estamento de presidentes, porque son la garantía de la afición y de sus derechos. Al mismo tiempo se pretende cuestionar toda la estructura garantista, ética y legal que soporta la Tauromaquia y que ha permitido su supervivencia. Seguramente los lobbies antitaurinos estarán encantados de haber encontrado semejante aliado. Nos consta que compartimos la esperanza y la confianza en que el patrimonio cultural que representa la Tauromaquia y sus festejos, no va a ser arrastrado hacia la mediocridad y la desaparición consecuente, parar ello, puede usted seguir contando con nosotros. Juntos tendremos que enfrentarnos a los espurios intereses que alimentan este burdo intento de confusión y desorden. Tengo que pedirle por lo tanto también su apoyo para frenar esta contaminación de nuestras ideas y valores, cuento con ello. José Luis Fernández Torres Presidente en funciones de ANPTE

19 enero 2021

PROTOCOLO DE RECOMENDACIONES DE ACTUACIÓN PARA PREVENIR Y COMBATIR LA MANIPULACIÓN FRAUDULENTA DE LAS ASTAS DE LOS TOROS DE LIDIA.

 

                                                        Tapando la salida. Foto Pepe Pastor

PROTOCOLO DE RECOMENDACIONES DE ACTUACIÓN PARA PREVENIR Y COMBATIR LA MANIPULACIÓN FRAUDULENTA DE LAS ASTAS DE LOS TOROS DE LIDIA. Madrid 23/12/2020 La sentencia 235/2020 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 4 de Madrid, ha dejado sin efecto la sanción económica impuesta en 2018 a la ganadería de Miura por la manipulación fraudulenta de las astas del toro Tiznaolla nº 85, lidiado en la plaza de Las Ventas, a pesar de reconocer en la propia sentencia de forma expresa, que quedó demostrada fehacientemente y sin ninguna duda la manipulación fraudulenta de las astas del toro. Esta sentencia centra su fallo en la identificación de la responsabilidad de esta manipulación fraudulenta, sin haber podido determinar que corresponda exclusiva e indudablemente al ganadero, ya que la concreción del deber de custodia permanente de las reses desde que éstas llegan a la plaza y la diligencia en las acciones necesarias para garantizarla que corresponde a la autoridad gubernativa y por ende a la Administración en este caso, no han podido descartar sin ninguna duda que esta infracción no se hubiera cometido en los corrales de la plaza y en un momento posterior al desembarque. Asimismo pone especial énfasis en señalar que los dos reconocimientos preceptivos de las reses no dejaron manifiesta ninguna sospecha de manipulación de las defensas de los animales, señalando la importancia del rigor que los equipos presidenciales deben tener en ellos. Es posible que quienes quieran manipular fraudulentamente las astas de las reses en el futuro, encuentren en esta sentencia una ocasión para percibir que su infracción no tendrá posibilidades de ser identificada y sancionada como corresponde, quedando por lo tanto impune. Sin embargo, todos quienes tenemos obligaciones relacionadas con los espectáculos taurinos y la integridad que la Tauromaquia exige y muy especialmente las administraciones públicas, debemos articular de forma urgente nuevos mecanismos, acciones y protocolos necesarios para seguir cumpliendo los preceptos legales a las que estamos obligados, impulsando a la vez los cambios legislativos que serían deseables. Debemos anticiparnos a quienes aplican a los ganaderos el chantaje mafioso del afeitado de sus animales, creando un efecto disuasorio y preventivo. La Asociación Nacional de Presidentes de Plazas de Toros (ANPTE), ha realizado un análisis detallado de esta sentencia y de las consecuencias devastadoras que podría conllevar en los territorios de aplicación del Reglamento Nacional Taurino o los reglamentos autonómicos de similar redacción en estos aspectos. No movilizar todos los medios disponibles para poder perseguir y en su caso sancionar con arreglo a la Ley y los reglamentos la manipulación fraudulenta de las defensas de las reses de lidia. De ese estudio se extraen una serie de recomendaciones dirigidas a los intervinientes en la gestión y dirección de los festejos taurinos, encaminadas a que éstos tomen un papel proactivo en evitación de estas infracciones, poniendo en marcha una serie de acciones preventivas y ejecutivas que a continuación se detallan: 1. Medidas a tomar en el desembarque de las reses. Deberá ponerse especial cuidado en el cumplimiento del artículo 51 del Reglamento Nacional o sus equivalentes autonómicos , reflejándose en el acta cualquier anomalía en el desembarque referida al estado de los precintos de los cajones, presencia o no del ganadero o su representante convenientemente acreditado a tal efecto, posibles anomalías ya visibles en los cuernos de los toros etc. En el caso de incumplimiento se incoarán las correspondientes propuestas de sanción (ex Art. 15, a de la Ley 10/1991, de 4 de abril de Potestades Administrativas en Materia de Espectáculos Taurinos) 2. Medios para la custodia y vigilancia de las reses. Ateniéndose al artículo 15,a de Ley 10/1991 sobre potestades administrativas en materia de espectáculos taurinos y los artículos 43, 47 y 52 del Reglamento taurino Nacional o sus equivalentes autonómicos, solicitar del ganadero, del Delegado Gubernativo y de la empresa organizadora del festejo allí donde corresponda, con expreso reflejo en el acta de desembarque, que informen de los medios de custodia de las reses que a partir de ese momento van a disponer en los corrales de la plaza hasta el momento de su lidia y análisis postmortem. Se sugiere el uso de los muy económicos medios asociados a las nuevas tecnologías, como por ejemplo cámaras de grabación Wifi, detectores de movimiento u otros similares. En estos casos deberá especificarse el método empleado para su captación y archivo, así como el responsable de su gestión. En el caso de que se tratase de métodos de vigilancia presenciales privados, deberá especificarse la persona o personas que realizarán esa custodia. En el caso de que las fuerzas de seguridad de cualquier tipo vayan a ocuparse de esa tarea, deberá especificarse su número y rotación. 3. Especial celo en los reconocimientos. Tanto los Presidentes como el equipo veterinario de servicio deberán poner especial celo para impedir que pudieran lidiarse animales que presenten síntomas de una posible manipulación de sus astas, rechazando reglamentariamente estas reses. En los casos en que estos síntomas no fuesen apreciados mayoritariamente, se deberán reflejar en el acta estos indicios expresamente. Si el análisis postmortem confirmase estos indicios se procederá en todos los casos previstos a la extracción y envió de los pitones al laboratorio de referencia correspondiente. Todo ello con las limitaciones y particularidades de los distintos reglamentos autonómicos. Cualquier posible manipulación fraudulenta de las defensas de los toros debe ser perseguida y conocida. 4. Recomendaciones a los Delegados Gubernativos Por parte de los Delegados Gubernativos, contribuir en todo lo posible a los reglamentarios deberes de custodia de las reses, mediante la solicitud a la administración competente de los medios humanos y/o técnicos necesarios para garantizarla. Para el caso en que la obligación de custodia esté compartida con a la empresa, el Delegado deberá asegurar el cumplimiento de esa obligación, su reflejo detallado en el acta de desembarque o su incumplimiento y responsabilidades derivadas. 5. Medidas específicas tras los reconocimientos Una vez realizado el enlotado, sorteo y enchiqueramiento de las reses, el Delegado Gubernativo deberá mantener las medidas necesarias de vigilancia y custodia de las reses en la zona de chiqueros, garantizando su inviolabilidad mediante los mismos medios humanos o tecnológicos empleados en los corrales y el precintado de los accesos a ese espacio, de la misma forma que ya se hace con los útiles para la lidia. Estos precintos se retirarán en las dos horas anteriores al comienzo del espectáculo o cuando lo determine el Delegado Gubernativo. 6. Identificación de las astas para el análisis postmortem Será necesario prestar especial atención por parte del Presidente y el Delegado Gubernativo a la perfecta identificación de las astas de los toros tras el arrastre, bastará con que un miembro de las fuerzas de seguridad identifique y precinte adecuadamente las cabezas de los toros hasta el momento de realizar el reconocimiento postmortem 7. El fraude no puede quedar impune Cumplidos los anteriores requisitos, si en el análisis postmortem se detectase la mínima sospecha en los pitones de los toros lidiados o devueltos, proceder sin dudarlo a su extracción y envío al laboratorio de referencia, cumpliendo fiel y detalladamente el procedimiento previsto. Es muy importante no incurrir en defectos de forma, documentales, identificativos o de custodia del envío. Siempre con las limitaciones y particularidades de los distintos reglamentos autonómicos. Todas estas recomendaciones pueden resumirse en una sola máxima " Cumplir y hacer cumplir de forma precisa la Ley y los reglamentos"

26 diciembre 2020

Desierto el concurso para la gestión de la plaza de toros de la Malagueta

 TOROS EN MÁLAGA

Declarado desierto el concurso para la gestión de la plaza de toros de la Malagueta

  • La Diputación buscará alternativas para que el coso pueda acoger espectáculos taurinos el año que viene

La plaza de toros de la Malagueta.La plaza de toros de la Malagueta.

La plaza de toros de la Malagueta. JAVIER ALBIÑANA (Málaga)

La mesa de contratación de la Diputación Provincial de Málaga ha declarado este miércoles desierto el concurso para la organización y gestión de los espectáculos taurinos a celebrar en la plaza de toros de La Malagueta durante la Semana Santa y la Feria de Agosto, y la promoción y apoyo a la Escuela Taurina Provincial, una vez cumplido el plazo y sin que se haya presentado oferta alguna. El diputado de Cultura y Asuntos Taurinos, Víctor González, declaró que en enero se estudiará la situación para plantear alternativas: "Nuestra intención es que haya toros en Málaga en 2021, si la pandemia lo permite, y buscaremos la mejor fórmula para que así sea".

González defendió el contenido del pliego y destacó que incluía la implantación del canon cero, es decir, el adjudicatario no paga nada a la Diputación por desarrollar su negocio taurino privado en un inmueble que es Bien de Interés Cultural (BIC), propiedad de esta institución. "Nuestra intención es que el negocio taurino sea viable y que los aficionados salgan beneficiados", afirmó el diputado de Cultura, para quien el hecho de quedar desierto el concurso "puede deberse a otros intereses intrínsecos del sector taurino, ajenos a la Diputación". "Es la primera vez que una Administración pública con plaza de primera categoría no cobra arrendamiento alguno", subrayó el diputado, quien agregó que al empresario, además, se le ofrece "un coso recién rehabilitado y en el que se ha invertido más de cuatro millones de euros".

Agregó el diputado provincial que también se le ofrece la posibilidad de bajar las tarifas por debajo de las establecidas oficialmente y crear miniabonos como un instrumento comercial y de marketing para aplicarlos en aquellos festejos con menor demanda de público, tal y como demandaban los empresarios. Otras de las ventajas, según González, que se ofrecía al empresario en este pliego era un contrato por cuatro años (2021-2024) con prórroga de un año más, la reactualización del precio de las entradas y la disminución de la carga económica que el adjudicatario soportaba con sus obligaciones con la Escuela Taurina Provincial-Diputación de Málaga.

EL DIPUTADO VÍCTOR GONZÁLEZ APUNTA A "INTERESES INTRÍNSECOS DEL SECTOR TAURINO"

También velaba el pliego, recordaba González, por los intereses de los aficionados puesto que a los concursantes se les obligaba a aplicar un descuento mínimo del 20% a los abonados y se les primaba en los criterios objetivos aquellos que superaran el descuento obligatorio. Al mismo tiempo, se puntuaba a los que aplicaran un porcentaje por la reducción del precio máximo de cada localidad, según la tarifa establecida por la Diputación. "Siempre hemos intentado conciliar los intereses de los empresarios y de los aficionados, dejando en un plano secundario los intereses de la institución en favor del interés general", añadió Víctor González.

En el pliego se fijaba como obligación la organización de nueve festejos mayores en cada anualidad, uno en Semana Santa y ocho en la Feria de Agosto, de ellos seis corridas de toros, una de rejones y una novillada con picadores. En los estudios técnicos que se elaboraron previamente para redactar el pliego se reveló que la plaza de toros de Málaga ocupa el puesto 13 en relación con el número de festejos mayores en feria en proporción al número de habitantes por provincia, sin contabilizar los casi dos millones de turistas que hay en agosto en la Costa del Sol. Por delante de Málaga hay plazas de primera, segunda y tercera categoría. En cuanto al número de festejos mayores por cada habitante de la ciudad, La Malagueta se encuentra en el puesto 12. Le superan plazas de primera, segunda y tercera.

"Este estudio determinó que el número de festejos que propone Málaga es el adecuado a su densidad de población, valorándose, asimismo, sus magníficas comunicaciones y un potencial turístico de dos millones de personas en plena temporada alta", precisó la Diputación e un comunicado.

Respecto a los precios de las localidades, tomando como referencia los vigentes en la temporada 2019, Málaga mantiene las tarifas más baratas dentro de su categoría, por debajo de Valencia, Sevilla, Madrid, Zaragoza, Pamplona, Córdoba, Palma de Mallorca, Valladolid, Algeciras y Granada, por citar algunos ejemplos. Y en cuanto a los abonos, respecto al año 2019, Málaga aplicó el 20% de descuento, solo superada por Zaragoza con un 25 por ciento. Plazas como Sevilla, Valencia, Madrid, Pamplona, Córdoba, Valladolid, Algeciras, Albacete, Burgos y Granada, por ejemplo, tienen un descuento para el aficionado inferior al que rige en La Malagueta.

Información del Diario de Sevilla


25 diciembre 2020

MANIFIESTO DE ANPTE EN RELACIÓN A LA MANIPULACIÓN FRAUDULENTA DE LAS ASTAS DE LOS TOROS EN ESPAÑA

 MANIFIESTO DE ANPTE EN RELACIÓN A LA MANIPULACIÓN

FRAUDULENTA DE LAS ASTAS DE LOS TOROS EN ESPAÑA


                                                   La caza del toro en Egipto (archivo)


Madrid 21/12/2020

La sentencia 235/2020 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 4 de Madrid, ha dejado

sin efecto la sanción económica impuesta en 2018 a la ganadería de Miura por la manipulación

fraudulenta de las astas del toro Tiznaolla nº 85, lidiado en la plaza de Las Ventas, a pesar de

reconocer en la propia sentencia de forma expresa, que había quedado demostrada

fehacientemente y sin ninguna duda la manipulación fraudulenta de las astas del toro. Se

reproduce a continuación parte de los fundamentos de derecho VI y VII de la sentencia:

"VI.- Según así se establece en el artículo 55.1 del Reglamento de Espectáculos Taurinos, el

primer reconocimiento que deben pasar las reses “versará sobre las defensas, trapío y utilidad

para la lidia de las reses a lidiar” y, según el artículo 56 del mismo Reglamento, el segundo

reconocimiento tiene por objeto “comprobar que las reses no han sufrido merma alguna en su

aptitud para la lidia” (se entiende que desde la realización del anterior reconocimiento).

En el presente caso, como ya se ha dicho antes, el toro 85 de nombre “Tiznaolla” superó ambos

reconocimientos, lo que sin duda constituye al menos un indicio de que cuando llegó a la plaza

tenía sus defensas sin manipular, algo además perfectamente posible, puesto que la práctica

ilegal del “afeitado” se produce poco tiempo antes de desarrollarse la lidia por resultar así más

efectiva para la finalidad prohibida que con ella se persigue.

Es cierto que el artículo 47.2 del citado Reglamento atribuye expresamente a los ganaderos la

responsabilidad de “asegurar al público la integridad de las reses de lidia frente a la manipulación

fraudulenta de sus defensas”, pero esa responsabilidad no puede rebasar el ámbito de su esfera

de actuación, para hacerles responsables objetivos, ahora frente a la Administración, de esa

manipulación, cuando ésta se produzca y se desconozca su autor o autores, porque en tal caso

se lesionaría frontalmente su derecho fundamental a la presunción de inocencia.

Buena prueba de ello la proporciona el precepto que se acaba de mencionar, dado que

seguidamente añade que “a tal efecto dispondrán [los ganaderos] de las garantías de protección

de su responsabilidad que establece el presente Reglamento” y tales “garantías”, en este caso,

no parece que se hayan omitido (nada se ha alegado en tal sentido por la Administración

demandada).

Por otra parte, también establece el Reglamento, esta vez en su artículo 52, que desde que las

reses lleguen a la plaza “el Delegado gubernativo adoptará las medidas necesarias para que las

reses desembarcadas estén permanentemente bajo vigilancia hasta el momento de la lidia”

(apdo. 1) y que para ello “los Gobernadores civiles y los Alcaldes podrán disponer la colaboración

de las Fuerzas de Policía a sus órdenes a fin de asegurar la correcta prestación de los servicios a

que hace referencia el apartado anterior” (apdo. 2), lo que vendría a confirmar que a partir de

aquel momento el ganadero deja de ser el responsable de la integridad de las reses, porque esa

labor pasa a ostentarla la autoridad gubernativa.

En consecuencia, no constando en las actuaciones que integran el expediente administrativo

ningún elemento probatorio -ni siquiera indicio- del que deducir que el toro al llegar a la plaza ya

tenía sus cuernos manipulados, sino todo lo contrario, y no constando, tampoco, que después y

hasta antes de la lidia la demandante participara de alguna manera en esa manipulación

fraudulenta, el recurso debe ser estimado ante la falta de imputabilidad de la conducta infractora.

VII.- Los razonamientos expuestos en los apartados precedentes conducen, en definitiva, a la

estimación del presente recurso contencioso-administrativo, en el sentido de declarar no ser

conformes a Derecho las resoluciones administrativas impugnadas, anulándolas y dejándolas sin

efecto, tal y como se pide en el “suplico” final de la demanda (art. 71.1 de la Ley reguladora de

esta Jurisdicción), sin que, por otra parte y finalmente, se aprecie en este caso la concurrencia

de las circunstancias previstas en el artículo 139.1 de la citada Ley reguladora (LRJCA), para

efectuar un pronunciamiento de condena sobre las costas causadas en este proceso, al tratarse

de un supuesto sometido a fundada controversia entre las partes, respecto de las cuestiones

fácticas y jurídicas por ellas planteadas, como así ha quedado puesto de manifiesto en la

fundamentación de esta resolución judicial."

Como puede verse con claridad, la sentencia centra su fallo en la identificación de la

responsabilidad de esta manipulación fraudulenta, sin haber podido determinar que corresponda

exclusivamente al ganadero, ya que la concreción del deber de custodia permanente de las reses

desde que éstas llegan a la plaza y la diligencia en las acciones necesarias para garantizarla que

corresponde a la autoridad gubernativa y por ende a la Administración, no han podido descartar

sin ninguna duda que esta infracción no se hubiera cometido en los corrales de la plaza y en un

momento posterior al desembarque.

Asimismo pone especial énfasis en señalar que los dos reconocimientos preceptivos de las reses

no dejaron manifiesta ninguna sospecha de manipulación de las defensas de los animales,

señalando la importancia del rigor que los equipos presidenciales deben tener en ellos.

Previniendo las derivadas que pudiera tener esta sentencia en adelante y contando con que los

ganaderos se verían aún más forzados contra su voluntad a tener que asumir el chantaje mafioso

del afeitado de sus animales, no sería asumible que el resultado fuese la creación de un entorno

de impunidad de hecho para la comisión de esta y otras infracciones. Creemos obligado pues

reconocer que todos quienes tenemos obligaciones relacionadas con los espectáculos taurinos y

la integridad de la Tauromaquia y muy especialmente las administraciones públicas, debemos

articular de forma urgente nuevos mecanismos, acciones y protocolos necesarios para seguir

cumpliendo las obligaciones legales a las que estamos sometidos y al mismo tiempo impulsar los

cambios legislativos que serían deseables. Las principales de estas obligaciones se concretan en:

La Ley 10/1991, de 4 de abril de Potestades Administrativas en Materia de Espectáculos

Taurinos, en el apartado II de la exposición de Motivos se dice:" La garantía del derecho de los

espectadores y de la pureza de la fiesta requiere, también como presupuesto, que el régimen de

las fiestas taurinas ponga un énfasis muy especial en el aseguramiento de la integridad del toro,

de su sanidad y bravura y, en especial, de la intangibilidad de sus defensas. Por ello, buen número

de los preceptos de la parte más central de la Ley, a través de la intervención administrativa

previa, simultánea y posterior a la lidia se dirige a regular, en la medida que se considera

imprescindible, el tracto del proceso, a partir del traslado de los toros desde las dehesas hasta el

reconocimiento post mortem.

Artículo 6. Intervención administrativa previa a la lidia.

1. Reglamentariamente, se determinarán las condiciones en que ha de efectuarse el traslado de

las reses desde las dehesas en que se hayan criado hasta los lugares donde han de ser lidiadas,

con el fin de garantizar la seguridad e impedir la realización de cualquier operación fraudulenta.

2. Una vez hayan llegado a la plaza donde han de ser lidiadas las reses, éstas serán reconocidas

por los Veterinarios, en presencia del titular de la Presidencia de la corrida, de representantes del

ganadero y del empresario de la plaza, así como de los lidiadores, si lo desean. Los mencionados

reconocimientos versarán sobre la sanidad, edad, peso, estado de las defensas y utilidad para la

lidia de las reses, así como sobre el trapío de las mismas, debiendo ser rechazadas por la

Presidencia aquellas que no se ajusten a las condiciones reglamentariamente establecidas.

Asimismo, se establecerá el procedimiento del sorteo y apartado de las reses declaradas aptas

para la lidia.

Artículo 9. Intervención administrativa posterior a la lidia.

Finalizada la lidia, se realizarán, por los Veterinarios de servicio, los oportunos reconocimientos

«post mortem» de las reses, con el fin de comprobar el estado sanitario de éstas, edad de las

mismas y, en especial, la integridad de sus astas. Si efectuado dicho reconocimiento hubiese

dudas sobre manipulación fraudulenta de las astas, se procederá, con las debidas garantías, a un

análisis ulterior de las mismas, en el Centro que se determine.

Igualmente, cuando del comportamiento de las reses durante su lidia pueda sospecharse

fundadamente que han sido objeto de tratamiento o manipulación destinadas a modificar su

aptitud para la lidia, la Presidencia de la corrida ordenará a los Veterinarios que procedan, una

vez muertas, a la toma de las pertinentes muestras con el fin de comprobar la realidad de dichas

maniobras.

En estos reconocimientos deberán estar presentes el Presidente, sus asesores y el Delegado de

la autoridad. También podrán estar presentes el ganadero y el empresario o sus representantes.

Terminados los reconocimientos «post mortem», se levantará un acta, firmada por el Presidente,

por el Delegado de la autoridad que haya asistido al mismo, así como por los Veterinarios de

servicio, en la que se recogerán todas las incidencias de la corrida, así como los resultados de los

reconocimientos.

Este acta se entregará a la autoridad competente y podrá dar lugar a la adopción de medidas o

a la apertura de procedimientos para imponer las correspondientes sanciones a los presuntos

infractores.

Artículo 11. Organización administrativa y ejercicio de las competencias previstas en

esta Ley.

l. Competen al Ministerio del Interior las atribuciones de carácter general para ejecutar lo

dispuesto en esta Ley…

d) Adoptar las medidas precisas para que se cumpla rigurosamente la normativa sobre traslado

de reses de lidia y reconocimientos previos y post mortem de las mismas.

Artículo 15. Infracciones graves,

Son infracciones graves:

a) El incumplimiento o cumplimiento defectuoso de los deberes de identificación y vigilancia de

las reses de lidia, a los efectos de lo previsto en los artículos 5 y 6.

b) La manipulación fraudulenta de las defensas de las reses de lidia.

Ley 18/2013, de 12 de noviembre, para la regulación de la Tauromaquia como

patrimonio cultural.

Artículo 3. Deber de protección.

En su condición de patrimonio cultural, los poderes públicos garantizarán la conservación de la

Tauromaquia y promoverán su enriquecimiento, de acuerdo con lo previsto en el artículo 46 de

la Constitución.

Hacemos a continuación mención en lo sucesivo a los artículos del Reglamento Taurino Nacional

vigente. Se entenderá por extensión la misma referencia a los artículos equivalentes de los

distintos Reglamentos Taurinos Autonómicos en los que no varía sustancialmente su redacción,

excepción hecha del Reglamento de Andalucía, cuyo procedimiento es distinto y requiere una

consideración individualizada. Asimismo al existir en el Pais Vasco un procedimiento aleatorio y

obligatorio para el análisis de las astas de los toros, no se incluye en esta relación.

Navarra. Decreto Foral 249/1992, de 29 DE junio, artículos del 48 al 50

Aragón. Decreto 223/2004, de 19 de octubre, artículos 32, 34, 35,36 y 37

Castilla y León. Decreto 57/2008, de 21 de agosto, artículos del 38 al 42

Reglamento Taurino Nacional. Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero, por el que se

modifica y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos Taurinos, en su exposición de

motivos se dice: El Reglamento de Espectáculos Taurinos, hasta ahora vigente, fue aprobado por

Real Decreto 176/1992, de 28 de febrero. Vista la experiencia habida desde su entrada en vigor,

conviene proceder a la modificación de algunos de sus preceptos, cuya aplicación no ha

conseguido los objetivos inicialmente previstos, principalmente en orden a la erradicación de

fraudes en la integridad de las astas de las reses de lidia.

Las reses bravas, eje sobre el que giran los espectáculos taurinos en sus variadas modalidades,

son objeto de especial y minucioso tratamiento con el fin irrenunciable de articular las medidas

precisas para asegurar la integridad del toro, su sanidad y bravura y la intangibilidad de sus

defensas, previendo a este fin la práctica de reconocimientos y análisis que lleguen a determinar

con absoluto rigor científico y con total objetividad las posibles manipulaciones fraudulentas de

las reses. Por lo que respecta a los reconocimientos previos y «post mortem» de las reses a lidiar.

Artículo 43.

3.- Las Fuerzas de Seguridad bajo las órdenes del Delegado gubernativo, controlará y vigilará, de

modo permanente, el cumplimiento del Reglamento en lo relativo a la custodia y permanencia de

las reses de lidia desde su llegada a los corrales de la plaza.- Igualmente controlaran la custodia

de los elementos materiales aprobados para la lidia.

TÍTULO V. Garantías de la integridad de espectáculo

CAPÍTULO I. Características de las reses de lidia

Artículo 47.

1. Las astas de las reses de lidia en corridas de toros y novilladas picadas estarán íntegras.

2. Es responsabilidad de los ganaderos asegurar al público la integridad de las reses de lidia frente

a la manipulación fraudulenta de sus defensas. A tal efecto dispondrán de las garantías de

protección de su responsabilidad que establece el presente Reglamento.

CAPÍTULO II Del transporte de las reses y de sus reconocimientos

Artículo 49.

2. El embarque se realizará en cajones individuales de probada solidez y seguridad, cuyo interior

habrá de ir forrado con materiales adecuados a fin de que las astas de las reses no sufran daños.

Los cajones estarán provistos de troneras para su ventilación.

3. Una vez realizado el embarque se precintarán los cajones en presencia, si lo hubiera, del agente

de la autoridad gubernativa.

Artículo 50.

1. Las reses, durante el viaje, irán acompañadas por persona que el ganadero designe

representante suyo a todos los efectos previstos por el presente Reglamento.

Artículo 51.

1. El desembarque de las reses en las dependencias de las plazas o en el lugar en que

tradicionalmente se realice se efectuará en presencia del Delegado gubernativo, del representante

de la empresa y de un veterinario designado al efecto, levantándose en ese momento los

precintos.

4. Del desembarque y del pesaje de las reses se levantará acta por el Delegado gubernativo, que

firmarán todos los presentes, con las observaciones que, en su caso, procedan.

Artículo 52.

1. El Delegado gubernativo adoptará las medidas necesarias para que las reses desembarcadas

estén permanentemente bajo vigilancia hasta el momento de la lidia

2. Los Gobernadores civiles y los Alcaldes podrán disponer la colaboración de las Fuerzas de

Policía a sus órdenes a fin de asegurar la correcta prestación de los servicios a que hace referencia

el apartado anterior.

Sin demora instamos a las distintas administraciones a que no permitan que como resultado de

esta sentencia pueda crearse un posible estado de indefensión de la integridad de la Tauromaquia

y sus distintos festejos, ante la comisión de la ilegalidad ilegítima y vandálica del afeitado de las

defensas de los toros. Los ganaderos no pueden verse aún más indefensos ante las imposiciones

de quienes sin escrúpulos les exigen el afeitado de las reses. Para este objetivo podemos realizar

las siguientes sugerencias de carácter general, que tendrán sin duda una matización concreta en

cada una de las comunidades autónomas mencionadas:

1. Modificaciones Reglamentarias y normativas.

a) Promover con urgencia las modificaciones reglamentarias suficientes para que los

deberes y atribuciones de vigilancia y custodia que corresponden a los ganaderos y que

de algún modo ya contemplan los distintos reglamentos, pasen a ser explicitados con

alguna fórmula más definida en el sentido de atribuir expresamente a los mismos estos

deberes y atribuciones también desde la llegada de las reses a la plaza y hasta el momento

de su salida al ruedo.

Sin perjuicio de lo anterior el Delegado Gubernativo estará a lo dispuesto en el artículo 52

del Reglamento Taurino Nacional o sus equivalentes autonómicos.

Estas modificaciones supondrán un mecanismo de defensa y escudo protector de la

integridad de los toros que sus criadores desean y una barrera disuasoria para los

infractores. Asimismo permitiría iniciar procedimiento sancionador, en los casos en que

quedase acreditada la manipulación fraudulenta de las defensas de las reses, en virtud del

artículo 15 (a) de la Ley 10/1991 de 4 de abril de Potestades Administrativas en Materia

de Espectáculos Taurinos.

b) Ordenar la instauración de un procedimiento obligatorio y aleatorio para la extracción

y análisis de los cuernos de los toros lidiados o devueltos en las plazas de primera y

segunda categoría de su competencia, tal como ya hizo en al año 2015 el Gobierno Vasco

o se practica en Francia desde el año 2001, habiendo dado excelentes resultados.

2. Custodia de las reses.

Asegurar el deber de custodia de las reses que corresponde a la Administración, referido

en los artículos 43, 47 y 52 del actual Reglamento Taurino Nacional y sus equivalentes

autonómicos cuando proceda y en consecuencia dotar a los Delegados de la Autoridad de

los medios técnicos y/o humanos necesarios para garantizar la permanente y efectiva

custodia de las reses desde su llegada a la plaza hasta su lidia y análisis postmortem.

Podemos sugerir, como se dice en el protocolo anexo difundido a los equipos

presidenciales, que en ausencia de los medios humanos disponibles, los medios técnicos

actuales permiten realizar con bajísimo coste un control exhaustivo online mediante

cámaras de grabación de todo cuanto ocurre en los corrales y chiqueros de la plaza. Estas

grabaciones del total del periodo descrito pueden archivarse, reproducirse y serían un

soporte asegurador de la no manipulación de los animales desde la llegada a la plaza.

Igualmente en el caso de que la responsabilidad de custodia estuviese repartida con la

empresa organizadora (caso del Reglamento Taurino de Aragón por ejemplo), dejar

constancia de los medios y responsabilidades derivadas con que contarán para el efectivo

ejercicio de este deber de custodia. La inhibición de esta obligación por parte del ganadero

y/o el organizador, deberá quedar claramente reflejada en el acta correspondiente y en

su caso realizar la debida propuesta de sanción en base a este incumplimiento.

3. Protocolo para los equipos presidenciales.

Difundir a todos los intervinientes en las presidencias de los festejos taurinos el protocolo

de recomendaciones para evitar el fraude del afeitado elaborado por ANPTE, instándoles

a que las sigan fielmente proporcionándoles todo el apoyo necesario. En él figuran

recomendaciones referidas a todo el proceso a realizar con las reses desde su llegada a

los corrales hasta su lidia, tanto para los Presidentes y Delegados Gubernativos como para

los veterinarios de servicio.

4. Instructivo para los Delegados Gubernativos.

Instruir a los Delegados Gubernativos para que aun habiendo seguido estas medidas

preventivas con precisión y en su totalidad, habiendo reflejado en las actas todas las

situaciones que pueden afectar al estado de las defensas de los animales y el desempeño

de los garantes de su integridad, se detectase en los análisis postmortem la sospecha de

manipulación fraudulenta, contribuyan en todo lo posible, en los casos en que así se

determine, para realización de los procedimientos de extracción de los pitones y su envío

a analizar por el laboratorio de referencia ,siguiendo fiel y detalladamente el procedimiento

previsto.

24 diciembre 2020

CONCLUSIONES DE ANPTE SOBRE LA SENTENCIA DEL TORO AFEITADO DE MIURA

 


                                         De mi archivo personal foto de Eduardo Miura a Caballo

Madrid 23/12/2020

CONCLUSIONES DE ANPTE SOBRE LA SENTENCIA DEL TORO AFEITADO DE MIURA

El debate interno realizado por la Asociación Nacional de Presidentes de Plazas de Toros (ANPTE),

en relación a la sentencia 235/2020 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 4 de Madrid,

que deja sin efecto la sanción económica impuesta en 2018 a la ganadería de Miura por la

manipulación fraudulenta de las astas del toro Tiznaolla nº 85, lidiado en la plaza de Las Ventas,

ha determinado las siguientes conclusiones:

• La sentencia reconoce expresamente la indudable manipulación fraudulenta de las astas

del toro y la fiabilidad y ajuste al procedimiento reglado de los análisis realizados. Sin

embargo, exonera al ganadero de la sanción económica recibida, al considerar que no ha

sido probada su directa autoría en la infracción y por lo tanto debe prevalecer el principio

de presunción de inocencia.

• Con independencia del recurso de casación que pudiera interponer la Comunidad de Madrid

y de las derivadas que su resultado pudiese tener para crear pautas interpretativas del

ordenamiento jurídico aplicables en otros supuestos, constatamos que esta sentencia

podría crear un peligroso vacío alrededor de la imputación de la responsabilidad por la

comisión de estos actos de mutilación a los toros en el futuro, si las distintas

administraciones responsables y los equipos presidenciales no ponen en marcha nuevos

mecanismos y protocolos de actuación que extremen el celo procedimental para garantizar

la identidad e integridad de la Fiesta.

• De no asumir esta posición proactiva contra el afeitado de las defensas de los toros, se

podría crear un espacio de impunidad de estas infracciones, que iría directamente contra

los principios generales del Derecho, la Ley 10/1991 sobre potestades administrativas en

materia de espectáculos taurinos, la Ley 18/2013 para la regulación de la Tauromaquia

como patrimonio cultural y las distintas leyes en defensa de los derechos del consumidor.

Los ganaderos se verían aún más forzados contra su voluntad a tener que asumir el

chantaje mafioso del afeitado de sus animales y se estaría así atentando directamente

contra la lealtad e integridad que son el soporte ético de la Fiesta y la mejor garantía de

su supervivencia.

• En consecuencia ANPTE ha elaborado un manifiesto exhaustivo dirigido a las distintas

administraciones, donde analiza en detalle las consecuencias de esta sentencia y les

• propone la asunción de una serie de medidas de todo tipo para establecer un escudo

disuasorio, preventivo y correctivo que permita garantizar los derechos de los

espectadores y aficionados, combatir la práctica del afeitado y en su caso poder sancionar

a los responsables de estos actos con arreglo a la Ley y los reglamentos.

• Asimismo ANPTE difundirá entre los Presidentes, Delegados Gubernativos y Veterinarios

de toda España, un protocolo de recomendaciones de actuación preventiva en todas las

fases de proceso de gestión de los festejos taurinos, tendentes igualmente a velar por la

integridad del espectáculo, impedir la lidia de reses con sus defensas manipuladas y

garantizar que los posibles procedimientos sancionadores puedan ser disuasorios y

efectivos.

29 noviembre 2020

ADIÓS MARIVÍ, NUNCA TE OLVIDARÉ

 

Muere la periodista taurina Mariví Romero a los 81 años

Mariví Romero, a la derecha, en una imagen de archivo
Mariví Romero, a la derecha, en una imagen de archivo

La periodista Mariví Romero, considerada la primera crítica taurina en España, ha fallecido este viernes en Benidorm (Alicante), a los 81 años, a causa de una insuficiencia respiratoria, según han indicado a Efe fuentes de la familia.

Mariví Romero, hija del también periodista Emilio Romero, estaba afincada en Benidorm desde hacía muchos años, ciudad con la que tenía una gran vinculación y en la que su padre da nombre a una calle.

Las mismas fuentes han precisado que el cuerpo ha sido trasladado al tanatorio Marina Baixa, en donde mañana, sábado, se oficiará un acto religioso antes de ser incinerado.

Mariví Romero estudió Periodismo y Filosofía y Letras, empezó a trabajar en el diario 'Pueblo', que dirigió su padre, y en 1971 ingresó en Televisión Española para comentar la actualidad del toro.

Desde 1973 a 1983 estuvo al frente del programa 'Revista de toros'. Una vez finalizada esa etapa, escribió en el diario 'Ya' hasta 1989. Su última trayectoria transcurrió ligada a las ondas, tanto en la cadena Cope como en Onda Cero.

Fuente, Diario El Mundo,

*****

Yo trabajé con ella y siempre me enorgullecí de hacerlo. Aprendí mucho a su lado. No era querida, siempre fue odiada porque nunca se cayó lo que pensaba. Los taurinos se sentían amenazados por sus palabras pues veían peligrar su negocio. Ella me enseñó a defender la fiesta como nadie, desde las entrañas, respetando al toro. Los pocos taurinos que la querían la respetaban porque sabían que ella respetaba y defendía al toro bravo, pilar de la tauromaquia.

Ahora que ya estoy apartado de la información taurina y que veo la decrepitud del toreo, comprendo que sus críticas eran precisamente para impedir este ostracismo en el que ha caído la fiesta... los taurinitos creían que era para destruirla y lo que no querían era que sus bolsillos se resintieran... ahora por no ser auténticos son odiados y el Covid terminará de enterrarlos porque nunca supieron defender y construir el futuro de la fiesta... Con vuestro pan os lo comáis, pero yo recuerdo a Mariví, precisamente por defenderla mejor que vosotros.

Adiós Mariví, nunca te olvidaré. Gracias por tus enseñanzas.

Agustín Hervás