27 septiembre 2022

LA LITERATURA DEL TOREO: MANUEL BENÍTEZ CARRASCO (poemas)

 




26 septiembre 2022

TALAVERA DE LA REINA. SAN MATEO 2022.JULI, MANZANARES Y TOMÁS RUFO A HOMBROS.

 

       
Foto de Sara de la Fuente.


Lleno de no hay billetes. Toros de Juan Pedro Domecq, bien presentados y manejables. Al cuarto se le dio la vuelta al ruedo.

El Juli: Oreja y dos orejas y rabo.

Manzanares: Dos orejas y ovación.

Tomás Rufo: Oreja y dos orejas.

José María Manzanares cuaja una buena faena y desoreja a un toro de Juan Pedro Domecq.

Con sensacional ramillete de verónicas saludó al segundo de la tarde José María Manzanares. El inicio de faena, templado y lleno de sabor que incluyó un precioso cambio de mano fue la antesala de una faena perfecta. Templó las embestidas del animal con gusto, ligando en redondo haciendo las delicias de la afición. Por el izquierdo trazó naturales a cámara lenta. Otro cambio de mano para cerrar al toro puso a la plaza en pie. Mató recibiendo y paseó las dos orejas.

Con mucho gusto recibió a la verónica al burraco quinto al que despachó con una bonita media. Tras el tercio de varas y banderillas, ManZanares brindó el toro a su compañero Julián López, ‘El Juli’. Se salió del tercio con mucha clase. El animal, embestía de manera desigual, echando la cara arriba y sin humillar. Manzanares templó sus embestidas y cuajó tandas de gran emoción. El toro se fue viniendo a menos y acusando su condición acomodándose hacia las tablas. La disposición del alicantino se impuso ante un animal deslucido. El fallo a espadas le privó del trofeo y saludó una fuerte ovación.

Por gentileza del departamento de prensa de José María Manzanares.

25 septiembre 2022

SEVILLA. FERIA DE SAN MIGUEL 2022. GINÉS MARÍN Y PABLO AGUADO CORTAN OREJAS.

 Se anunciaba la ganadería de Juan Pedro Domecq para última de la feria de San Miguel y si les soy sincero me apetecía ver los toros de esta señera ganadería porque entiendo el reciclaje que el hijo de aquel ganadero de los toros "artistas" está haciendo con las dos ganaderías que administra (Juan Pedro y Parladé) para fusionarlas y hacerlas una y que siga teniendo la categoría que un día tuvo esta vacada. Flaco favor le hizo el padre al hijo en la herencia que ahora tiene, pero sé del empeño de este joven ganadero para desprenderse de tabúes consolidados aunque la tarea no es fácil. 

Correctamente presentados los toros aunque algunos presentaros debilidades en los pitones al desportillarse por nada, solo con meter los pitones en la arena. El primero por inválido se paró. El segundo encastad. El tercero bueno. El cuarto arisco. El quinto manejable pero sin romper y el sexto descompuesto.

Morante de La Puebla, tanteó al primero sin demasiadas posibilidades y lo pasaportó pronto. En el cuarto vimos detalles de lidiador llevando el toro al caballo y luego en la muleta le expuso para sacar poca cosecha, mató de estocada que asomaba. Por extensión a todas las estocadas que asoman se les llama que se le "hizo guardia", sin embargo hacer guardia sería la estocada que entrando por derecho queda atravesada y que asoma por el costillar contrario. De otra forma cuando asoma por el costillar de salida se le llama envainada o que asoma.


                                                                           Ginés Marín

Ginés Marín le dio al toro segundo, al que le cortó la oreja, un montón de pases con poca profundidad antes de poder atemperar la embestida del toro, y luego algunas cositas que entran dentro del repertorio del montón, es decir, pases que no tenían más trascendencia. Al quinto le puso voluntad pero no cuajó nada.


                                                                Pablo Aguado

Pablo Aguado me interesó en el tercer toro al que le cortó la otra oreja del festejo, por un trasteo limpio que aunque no rompiera para meter al publico en la faena le sirvió para darse cuenta que había que calentar un poco el ambiente. Cuando lo hizo se metió al publico en el bote. Insisto su trasteo me interesó desde la pulcritud y la ortodoxia.

¡Aquí paz y allí gloria!


SEVILLA. FERIA DE SAN MIGUEL 2022. CALERITO TOMA LA ALTERNATIVA Y TRIUNFA.

 

                                                 CALERITO. FOTO DE SU TWITER.

Celerito, un chaval de Aznalcóllar llegó a Sevilla con una mano delante y otra detrás y salió como triunfador cortando una oreja al toro de su alternativa. No se le puede pedir más a un toricantano en una plaza tan emblemática como la de Sevilla. Su lote fue el más manejable, bravo el primero y bueno el sexto y con ellos estuvo certero con la espada en el de la alternativa pero con un trasteo de más a menos y muy decidido en el sexto al que pinchó.

Manzanares acompañó las embestidas del segundo de la tarde, sin nada de profundidad en su toreo, viéndose en algunos momentos hasta desbordado y con el cuarto, sencillamente no se acopló.

Roca Rey que le propinó un soberano sablazo al tercero estuvo voluntarioso, igual que lo estuvo con el quinto en una faena que terminó de romper.

Los toros de Victoriano del Río correctos de presentación, mejor el primero y a menos los dos últimos que en general se dejaron lidiar. Primero bravo, segundo encastado, tercero no rompió, cuarto manejable, quinto se rajó, sexto bueno.

No se entiende como la música sonó en una faena de Manzanares al segundo donde se vio desbordado.

¡Aquí paz y allí gloria!

SEVILLA. FERIA DE SAN MIGUEL 2022. MORANTE, EMOCIÓN SOBREVALORADA.



No seré yo quien ponga pegas a la actuación de Morante de la Puebla en el cuarto toro. Lo digo porque si con asiduidad estamos reclamando para el toreo que este arte es emoción, emoción es lo que supuso contemplar al matador sevillano en su quinta comparecencia en este coso. 
Valores: colocación, disposición, tanteos y pases de acompañamiento hasta calibrar la embestida, temple, aguante, que es valor, y constancia por su persistencia al natural al final de una faena en la que parecía que no los iba a haber, y los hubo con la pierna de salida adelantada que es el concepto más puro del muletazo. 
Defectos: alargó mucho la faena, pinchó al toro y con varios pinchazos en La Maestranza no se puede dar una oreja aunque la pida un público apasionado por la obra realizada, un público emocionalmente sobrevalorado.

Mas quiero razonar esto último que independientemente del valor que se le da, o no, a la plaza de toros, está el argumento contra los animalistas que nos critican.

Yo defiendo el toreo completo, esto es, cuando la obra artística se culmina matando al toro. Los animalistas nos critican por el daño físico que le infringimos al animal. Pues es tiempo de dar valor a lo que defendemos, y si defendemos la muerte del toro en la plaza como culmen de una faena a este hay que matarlo en corto y por derecho, con una estocada que complemente el triunfo, y si hay fallos a espadas esto debe detraer los triunfos pues estamos defendiendo la muerte digna del toro. 

Yo no puedo pretender controlar las pasiones y las emociones de lo que en un ruedo ocurre, quizás yo sea el primero en emocionarme apasionadamente con Morante, pero mi emoción estuvo en el toreo de capote al primer toro y en los últimos naturales al cuarto. Insisto, sin quitarle mérito a su actuación pero sí pongo ese toque de atención respecto a lo mucho que nos jugamos. Defendamos la fiesta pero defendamos la pureza en ella porque para mí ese es el camino del triunfo en contra de los animalistas.

Otra cosa: Por fin Morante se vistió como mandan los cánones, con elegancia y no con tanta tontería como nos ha enseñando esta temporada. Y algo más. Está el torero un poco fondoncito. ¡A cuidarse esa barriguita!

Juan Ortega con el lote menos potable anduvo voluntarioso en el segundo y porfión en el quinto.

Tomás Rufo anduvo destoreando por el pitón derecho al tercero de la tarde y con el sexto en faena discontinua no terminó de rematar.

Los toros, cinco de García Jiménez correctos de presentación, el primero se tapaba por la cara que se dejó. Segundo y quinto, sin recorrido. Tercero y cuarto buenos. Sexto de la ganadería de Olga Jiménez, manejable.

Se despidió del toreo con corte de coleta José Antonio Carretero.

Aquí paz y allí gloria!

 

19 septiembre 2022

MI PASE DE PRENSA PARA VER LA RETIRADA DE MANZANARES.


 Pase de prensa del día en que José María "Manzanares" se retiró del toreo en La Maestranza.

17 septiembre 2022

15 septiembre 2022

PARA RECORDAR: MANUEL DÍAZ "EL CORDOBÉS" TOREÓ UNA CORRIDA BENÉFICA EN MARBELLA.

 

CORRIDA DE TOROS BENÉFICA EN MARBELLA.

 

GESTACIÓN DE LA CORRIDA BENÉFICA

                Con motivo de su apadrinamiento a la Asociación Benéfica, Un Kilo de Ayuda, Manuel Díaz “El Cordobés”, organizó un festival para recaudar fondos que se debió celebrar en la plaza de toros de Leganés. Nunca pudo realizarse el festival a causa del trágico atentado del pasado día once de marzo en la capital de España.

                Con el único objetivo de no dividir sentimientos, renunció a celebrar este festival y prestar todo su apoyo al que se realizaría más tarde y en beneficio de las víctimas, en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid.

                Con el paso del tiempo “El Cordobés” no olvidó esta idea del compromiso benéfico, y es llegada la hora de que cuando un grupo de personas sensibilizadas con el trágico suceder del maltrato a las mujeres, le pide y colaboración que la presta de inmediato, poniendo al servicio de la organización su imagen y su oficio, que es el toreo.

 

LA CORRIDA

                Se celebrará el domingo día 15 de agosto a las siete y media de la tarde en la plaza de toros de Marbella.

                Los tres fines en los que se basa la celebración de esta corrida de toros son:

BENÉFICO: Para financiar los proyectos benéficos por los que surge la idea.

DE PROTESTA: Porque Manuel Díaz “El Cordobés”, así lo quiere hacer con su imagen mostrar su disconformidad con esta lacra social que nos acosa.

DE SOLIDARIDAD: Porque “El Cordobés” con este acto, con esta corrida, haciendo lo que sabe hacer, que es torear, pretende poner las gotas de ese cariño que a esas mujeres les falta.

 

PROYECTOS A LOS QUE SE DESTINARAN LOS BENEFICIOS

 

.- PROYECTO DE REINSERCIÓN SOCIAL DE LAS VICTIMAS. El proyecto lo patrocina la Concejalía de la Mujer del Ayuntamiento de Coín.

 

.- PROYECTO EMPEZAR DE NUEVO. Patrocinado por la Concejalía de la Mujer del Ayuntamiento de Fuengirola.

 

.- PROYECTO DE FORMACIÓN CON REINSERCIÓN LABORAL. El proyecto lo patrocina el Área de la Mujer del Ayuntamiento de Marbella.

 

.- PROYECTO LAS OTRAS VICTIMAS de ayuda a los hijos de mujeres maltratadas, patrocinado por las provincias de Málaga, Córdoba y Sevilla. Este proyecto está integrado en la plataforma sevillana AMUVI.

 

PRESENTACIÓN DE LA CORRIDA DE TOROS BENÉFICA EN MARBELLA EL QUINCE DE AGOSTO DEL AÑO DOS MIL CUATRO A BENEFICIO DE VARIOS PROYECTOS SOLIDARIOS A FAVOR DE LAS MUJERES MALTRATADAS.

 

ACTUARÁ COMO ÚNICO ESPADA MANUEL DÍAZ EL CORDOBÉS

 

LA PRESENTACIÓN DE LA RUEDA DE PRENSA CELEBRADA EN EL HOTEL GUADALPÍN CORRIÓ A CARGO DEL CRITICO TAURINO DE ONDA CERO RADIO, AGUSTÍN HERVÁS.

 

                En la rueda de prensa realizada en el Hotel Coral Beach estuvieron presentes, el matador de toros, MANUEL DÍAZ “EL CORDOBÉS”. El empresario de la plaza de toros de Marbella, donde se celebrará el evento: JOSÉ LUIS GONZÁLEZ “ROMÁN”. La concejala delegada del Área de la Mujer del Ayuntamiento de Coín, INMACULADA AGÜERA. El concejal de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Fuengirola, GREGORIO HERNÁNDEZ. Actuó como anfitrión y Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Marbella, CARLOS FERNÁNDEZ.

 

DATOS BIOGRÁFICOS

 

Nombre propio: Manuel Díaz González
Apoderado actual: José Jesús Cañas
Fecha de nacimiento: 30/06/1968
Localidad de nacimiento: Arganda del Rey
Provincia de nacimiento: Madrid
País de nacimiento: España
Apoderados: José Jesús Cañas y Manuel Álvarez Canorea

Historial:

Debut con Picadores
Novillero
Fecha: 07/04/1985
Plaza: Córdoba (España)
Ganadería: Lora Sangrán
Cartel: Paco Zurito y Rafael Gago
Resultado artístico: Dos orejas
Vestido: Corinto y oro.

Presentación
Novillero
Fecha: 15/08/1988
Plaza: Las Ventas
Localidad: Madrid. (España)
Ganadería: Sotillo Gutiérrez
Cartel: "Formidable Hijo" y El José
Vestido: Tabaco y oro.

Alternativa
Fecha: 11/04/1993
Plaza: Real Maestranza de Caballería de Sevilla
Localidad: Sevilla (España)
Padrino: Curro Romero
Testigo: Francisco Ruiz "Espartaco"
Nombre de res: "Quitasuerte", negro zaino, nº 9, 577 Kg
Ganadería: Torrestrella
Resultado artístico: Ovación
Vestido: Verde botella y oro.

Confirmación
Fecha: 20/05/1993
Plaza: Las Ventas
Localidad: Madrid. (España)
Padrino: Miguel Espinosa "Armillita Chico"
Testigo: Fernando Lozano
Nombre de res: "Fusilillo", negro chorreado, nº 47, 533Kg.
Ganadería: Torrestrella
Resultado artístico: División
Vestido: Tabaco oscuro y oro. Al igual que Manuel Benítez "El Cordobés", el día de la confirmación de la alternativa resultó herido grave. Y también como haría Manuel Benítez, brindó la muerte del toro de la confirmación a su madre con estas palabras: " O te compro una casa o llevarás luto por mí".

Manuel Díaz “El Cordobés”, es un torero y antes de torero es un hombre, un hombre comprometido social y moralmente, sensible con su entorno humano y cuyo pecho acoge un gran corazón.

                El Cordobés es actualmente padrino de la Asociación Benéfica 1 kilo de Ayuda que la presta a los pequeños y más desfavorecidos.

                En el Viso del Alcor da nombre a un centro “Manuel Díaz El Cordobés”, de ayuda a los niños con síndrome de Down.

                Ha intervenido en numerosos festivales taurinos de connotaciones benéficas.

 

RESULTADO ECONÓMICO DE LA CORRIDA:





 

 

 

 

 

 

 

 

14 septiembre 2022

MANZANARES TRIUNFA EN ALBACETE.

 


El mejor José María Manzanares desoreja a un buen toro de Victoriano del Río.

Todos los intentos de José María Manzanares con el primer toro de su lote fueron en vano. El animal, muy deslucido, no permitió crear una faena. El diestro alicantino logró muletazos sueltos de gran belleza, pero sin poder darle continuidad a la faena. Fue ovacionado por la afición.

Manzanares cuajó a un buen toro de Victoriano del Río al que le cortó las dos orejas. El inicio de faena fue perfecto, doblándose con el animal mientras lo sacaba al tercio para finalizar la tanda con un gran trincherazo y un profundísimo pase de pecho. Todo fue a más, siempre a más. Ligó en redondo por el derecho tandas llenas de empaque, mientras que por el izquierdo lo cuajó con suaves y largos naturales, uno de ellos a cámara lenta que aún no ha terminado en la retina de los aficionados que llenaron la plaza de toros del Albacete. El bravo repetía con ritmo y Manzanares lo templó con el toreo clásico que atesora. Una faena brillante de un inconmensurable José María Manzanares.

 De su departamento de prensa.

13 septiembre 2022

PROTAGONISTAS DEL TOREO: Manuel Ruíz "Manili"


                                                            FOTO DE ABC.

 A causa del artículo que publiqué días pasados en la sección de La Literatura del Toreo con la firma de Joaquín Vidal en el que hacía referencia a grandes figuras del torero en un defensa cultural e histórica de lo que significa la fiestas de los toros, citó a Manili y recordé la corrida histórica que toreó en Madrid triunfando a lo grande con los toros de Miura. La busque entre mis archivos y volví a verla para rememorar una autentica gesta del toreo de finales del siglo XX.

Aquí podrán ver a Manili en el sexto toro, y la crónica que Vidal dejó escrita en el País de aquel mayo de 1988.

Las imágenes son tomadas de TVE, la música pertenece al tema Degüello de la película El Álamo.

 


FERIA DE SAN ISIDRO

Todos los honores para el gran Manili




Miura / Cortés, Ruiz Miguel, Manili.

Toros de Eduarda Miura muy desiguales de presencia, aunque con mucho respeto, mansos, broncos, correosos, excepto el 1º, bravo. Manolo Cortés: bajonazo escarado (bronca); estocada contraria, rueda de peones y descabello (pitos). Ruiz Miguel: pinchazo a toro arrancado, media baja y descabello (vuelta con algunas protestas y, tres pinchazos, estocada corta, rueda de peones y descabello (palmas). Manili dos pinchazos y estocada contraria (oreja) estocada, rueda de peones y dos descabellos (oreja). Salió a hombros por la puerta grande.Plaza de Las Ventas, 17 de mayo. Quinta corrida de feria.

Hubo dos fuerzas del mal, Miuras, que quisieron someter a martirio a Manili, seguramente abrirlo en canal, y Manili se descubrió el pecho, las retó, "¡No me causan pavor vuestros semblantes esquivos!," y sin dejarse arredrar por los guadañazos de sus astas, obligó, sometió, apabulló; una vez y otra, por la astas derechas, por las izquierdas, arrogante entrambas. Al final, cuando el último Miura ya se volvía loco de perseguir y no hallar mártir, y los fieles del templo-catedral se sentían abatir por la angustia, de los retos hizo alarde Manili y obligaba al Miura a pasar, a girar, a volver, por donde quiso, cuantas veces quiso, hasta rendirlo. Y lo que se temió holocausto hubo de ser triunfo, y ya el beaterío se afana en renovar ramos, planchar holandas, poner palomillas en aceite para que esté hermoso el hueco que le reservan a san Manili en el altar de tauro.

Ruiz Miguel, león de la Isla, pasó similares trances y también alcanzó la victoria. Su primer Miura parecía imposible, pero no lo era para el corazón y la sabiduría de Ruiz Miguel, que se jugó la vida, hasta obrar el prodigio de que ese Miura perverso acudiera donde, como, cuando imponía sumando. Con el otro Miura aún arriesgó mucho más, porque se frenaba en la suerte, iba al bulto, no paró de derrotar su cornalona cabezota. Tanto exponer y sufrir, Ruiz Miguel, león de la Isla, se ganó el cielo, y naturalmente nadie le va a mover la peana del altar que tiene ocupado por derecho propio.

No a todos dio la fortuna el mismo trato. A Manolo Cortés le allegó miuras buenos, el primero muy bravo, espectacular en el tercio de varas, codicioso en el de muerte, mientras el otro compensaba con nobleza su mansedumbre. Y como los toreó con desdestemplanza, el pico, el paso atrás, que son pecados mortales cuyo perdón no pueden dar curas sino el mismísimo papa, convirtió en desventura la ventura y la afición lo mandó al limbo.

Los acólitos de a pie -los de a caballo, ni mentarlos- también tuvieron sus méritos y deméritos. Méritos, Pepín Fernández y Manuel Gil en las suertes de banderillas, Joselito Calderón en los quites. Deméritos, los de Ruiz Miguel, que tiraban los garapullos al estilo comanche, y de ellos, el que llaman El Formidable, tiene penitencia por encararse con el pueblo santo.

Lo de Miura cayó a los infiernos por manso, por descastado, por peligroso, a salvo el bravo y el noble. Cuán distinto este acíbar de ayer, para modestos y mártires, a la bombonería que envió en la Maestranza -otro templo votivo- para Espartaco, figura egregia. Claro que la Virgen lo ve todo y a quienes se midieron con lo infernal en Las Ventas la afición los llama toreros con todos los honores, mientras al privilegiado, ya se verá.

08 septiembre 2022

LA LITERATURA DEL TOREO: Joaquín Vidal (El País)

El diario El País tuvo durante mucho tiempo, hasta su muerte, a uno de los mejores críticos de toros que ha habido escribiendo sobre cosas de la la Tauromaquia. Su estilo, depurado, personal y cercano, conectaba con los lectores fueran o no aficionados a los toros. Esto que hoy les propongo en la sección de la LITERATURA DEL TOREO es un gran ejemplo del arte de escribir, de apología de la Tauromaquia que nos facilita argumentos en contra de los animalistas que nos creen a los aficionados unos indómitos trogloditas.









 

07 septiembre 2022

José María Manzanares, proclamado triunfador de la Feria de Calahorra

 



José María Manzanares se alza con la Coliflor de Plata de Calahorra tras su actuación el pasado 31 de agosto en la localidad riojana.El jurado compuesto por veterinarios, miembros del Club Taurino de Calahorra, Federación Taurina de La Rioja y aficionados han fallado que el diestro alicantino realizó la mejor faena de la feria de 2022 proclamándose así triunfador de la feria. Manzanares salió a hombros en Calahorra tras una tarde que quedará en el recuerdo de los aficionados en la que cortó tres orejas a la corrida de toros de la ganadería salmantina de El Pilar.

02 septiembre 2022

PARA RECORDAR: CONGRESO MUNDIAL DE CIUDADES TAURINAS. EL FUTURO DE LA GANADERÍA BRAVA MEXICANA.

 Versión estenográfica de la “Inauguración del Congreso Mundial de Ciudades Taurinas”, celebrado en el hotel Andrea Alameda el día 29 de octubre de 1998 a las 21:00 horas.

  


 

 Versión estenográfica del simposio titulado: “El futuro de la ganadería brava mexicana ante la importación de ganado y semen español y posible exportación de ganado a Sudamérica y Europa”, realizado el día 30 de octubre de 1998 a la 10:45 horas en el Hotel Andrea Alameda.

 Expositores: Victorino Martín, de España; Alberto Ramírez, Venezuela; José Chafic, México; Javier Garfias, México; José Garfias, México.


 Don Victorino Martín Andrés, de España.

 Buenos días, Señoras, señores:

 

Bueno yo es que en realidad, parece ser que voy a hablar del toro de México en este caso o de América o de España en todo caso, entonces a mí me parece efectivamente que aquí vino, según la historia, un encaste que era Saltillo, para mí es un encaste más enrasado, no porque lo diga yo, sino porque está demostrado, el más enrasado y el más enrazador de España, que había en España, prueba de ello, es que vino aquí hace casi 100 años y siguen existiendo, que yo sepa, como bien ha dicho don Javier, que si ha venido un toro en el año 20, como él ha dicho, que no llegaba yo todavía, entonces efectivamente, sigue siendo un encaste muy enrazador, lo que pasa es que yo creo que vaya siendo hora de que nos demos cuenta los ganaderos lo que está ocurriendo en la fiesta, porque si no ustedes pueden cansarse y marcharse de esto, la fiesta la estamos haciendo monótona, no porque los encastes sean monótonos, los toros son los que son monótonos, porque hemos hecho un toro para servir al torero, es mentira, el torero, toda la vida se ha toreado de otra manera, toda la vida se ha andado de otra manera y el había otro tipo de toro y el toro, la emoción la da el toro, lo que ocurre en el ruedo es la emoción, entonces lo que ocurre es que hay que quitar la monotonía del toro para que el toro transmita, como se dice ahora, el toro bravo y el tío bravo, y eso es lo que es el espectáculo, entonces la fiesta de toros necesita la emoción, la emoción la da el toro, todo lo demás,  el tío, el tío cuando se pone ahí, hoy se torea con la muleta muy retrasada, no se cruzan, no se trae toreado de ahí, oiga vamos a cambiar el espectáculo, pero con otro toro, vamos a darnos cuenta de ello, que somos responsables nosotros, los ganaderos, porque si no, ellos van de paso y que me perdonen los toreros, como dicen ahora, que me parece una frase feísima, pero se lo llevan y se van y nosotros nos quedamos aquí, hay generaciones de 100 años y de muchos más años, entonces que pasa, hay que volver al toro bravo, señores al toro bravo y hay que volver las cosas como es debido, para que el aficionado se pueda divertir, y así la gente ya no se da cuenta si es Parladé, si es Coquilla, que ya no existe casi, que si es otros muchos encastes, como  por ejemplo Graciliano, todos esos encastes que se han ido perdiendo ¿Por qué se han ido perdiendo, pues es que es clarísimo, son encastes muy buenos de España, y se han ido perdiendo por la razón de que ese toro molesta, es un toro bravo y el toro bravo no le queremos, no le quiere quien se pone delante, pues nosotros le tenemos que criar, para que ustedes se puedan divertir, sino esto no sirve y vamos a salir poco a poco de donde estamos.

Entonces, creo que es una fiesta de todos, cada uno en su sitio, los picadores fatal, los banderilleros no digamos, no de lidia ahí un toro, no se pica un toro, pero como es esto ¿Qué va a pasar aquí? Nosotros tenemos que poner el arma en la materia prima que la tenemos y ponerla y el que sea capaz que se quede ahí y el que no, que se marche, esto es verdaderamente vergonzoso lo que está ocurriendo, entonces esta reunión y muchas más que debemos hacer, son las que no hacen ir a que nos unamos todos y montemos esto donde los tenemos que montar, ahí tienes un sitio que relativamente no tan nuevo, pero que está pasando por 100 años, como es Francia, que parece que está aliado y resulta que son los que mejor espectáculo están montando ¿Por qué? Están comprando lo que realmente les gusta, están pagando por lo que les gusta y ahí exigen el espectáculo, y resulta que ya mismo, a mí me da vergüenza como español que yo vaya a Francia y que piquen los toros mejor que en España ¿Pero esto cómo es? Claro aquí el caballo cuando es un caballo que no torea, que debían de torear, se montan en un caballo que es de tiro y, además, no pica el caballo, entonces los picadores no quieren montarse en ese caballo, entonces falta rivalidad de todo y la rivalidad la monta el toro, a través del toro hay que montar todo, los encastes, a mí me parece que tienen que asistir todos, porque lo mismo un encaste que otro, que otro, cada uno dirá al que le vaya, al que le guste y torear lo que le gusta, porque no lo dudemos que no todos los encastes le van a los mismos toreros, hay un torero que le gusta un encaste, le gusta otro, y deben de existir todos, lo que no se debe de perder, nos hemos montado en una monotonía de tres encastes nada más, en España hay tres encastes nada más, un 80 por ciento han desaparecido y dónde están esos encastes que embestían, además, yo le voy a decir una cosa, no nos vayamos a equivocar, que esos se han perdido y no van a volver, porque no existen ya, hemos acabado con el toro bravo de verdad, en general, así que lo que debemos hacer todos los ganadero es criar un toro bravo y el torero que sea capaz, que lo demuestre y el que no que se vaya, y aquí no obligan a ande como antes en España, la milicia lo obligaban a uno ir, aquí uno asiste por afición.

Entonces esta reunión que es muy bonita, que nos vemos las caras unos a otros, que nos conocemos, debemos hacer estas reuniones, a ver si de verdad, estoy harto, perdón la frase, estoy harto ¿Saben para qué sirven? Para comer y pasarlo bien, pero creo que esto debe ser para algo mejor que eso, debemos mentalizarnos, nosotros los primeros, hacer una selección con la vaca brava, una selección con el toro bravo y si el torero no es capaz, que aprenda, porque muchos tendrán que aprender, porque la verdad, hoy lidiar un toro, muy poca gente lo sabe, le saben tocar las orejas y a ustedes muchos que son jóvenes, que verdaderamente no lo han visto, no lo saben, perdón, porque si en la escuela no se lo han enseñado, malamente lo pueden ustedes saber, entonces los que ya no tenemos pelo o que pintamos canas o algo parecido, todavía lo han visto, pero por ejemplo yo diría y comentaría cosas de allá, por ejemplo, voy a hablar de toreros porque no me preocupa, viene Rincón a España, qué trae Rincón, pues que se pone a una distancia larga, que cita al toro por delante y que se está quieto y es  capaz de pegar seis muletazos seguidos, eso lo hemos visto los que peinamos canas o los que no tenemos nada que peinar, lo hemos visto muchos toreros, que hoy están gracias a Dios bien y que no están ven activo, pero que están entre nosotros, los he visto hacer eso muchas veces, entonces luego sigo más atrás, que diría yo, más adelante de eso Antoñete y “El Curro” Vázquez, todos los que hemos vivido esa época, sabemos cómo eran dos buenos toreros, pero el bum que han tomado, que tuvieron en la última época, no ¿Por qué? Por que toreaban distinto a los demás, y así sucesivamente, entonces creo que está clarísimo que aquí entre nosotros, todos los que verdaderamente, porque ustedes, muchos, la mayoría, como es un Congreso de lo que es, hay muchos profesionales, de todo tipo, pero hay muchos otros que son aficionados y los aficiones son los que pagan y ustedes ahora mismo hay que darle espectáculo, nosotros tenemos que preocuparnos por darles un toro bravo, ellos que lo toreen y por supuesto, pero verdaderamente, que todo mundo ¿Por qué no se puede hacer la suerte de vara? Ahí no hay ninguna cosa más emocionante que un toro arrancándose desde lejos, una suerte de vara bien hecha y el toro que arranque, pues es lo único que le pone a uno los vellos de punta o seis muletazos que son los buenos, eso está claro, entonces vamos a hacer ese espectáculo, vamos a dejar que ese espectáculo funcione o no funcione, pero ya hacerlo de otra forma, lo primero que se hace hoy, es meter al toro debajo de caballo y se le pega hasta decir basta, porque lo se le sacan antes, toda la vida, yo veía que en cuanto un torero llegaba al toro a caballo, porque encima le cogía de largo, porque encima no le cogía debajo como ahora, y le tira los puyazos, como no le tira el palo, los puyazos todos son traseros, porque como hay volumen de la cruz del toro, nunca le coge en su  sitio, entonces ¿Qué ocurre?, que muchos se lastiman, cójale usted a su sitio y pare usted de verdad, que muchos de los que hoy se lidian no llegan ni al peto, porque pegan dos patadas y sale corriendo, eso está claro, vamos a hacer esa suerte que se debe hacer, torear ese caballo, enseñarle a torear, que vaya, que venga, que se haga esa suerte como debe de ser y todos sucesivamente igual y ahora mismo dicen, qué bien se banderillea, pero de donde sacan las banderillas así hechas, se las sacan de abajo, no que las cogen y sacan las banderillas hechas, con el capote, no digamos, hoy poquísimos toreros andan bien con el capote, porque deben de lidiar al toro, enseñarle a embestir, el toro todos sabemos que es una animal virgen y hay que enseñarle, si le toreas corto o le tocas la orejas el toro se queda corto, todo eso es muy importante, pero todo eso se aprenderá, cuando todo eso se le enseñe exclusivamente una cosa, el toro, cuando aparezca el toro y sea bravo, eso cambiará y todos nos divertiremos mucho más y a eso es a lo que tenemos que ir, no a reunirnos y hacer una comida que en realidad es muy bonito, peor que en realidad no sirve para nada, estoy harto de ir a reuniones, ojalá sea esta una de las primeras y prácticamente, no hacemos nada, más que reunirnos, comer y estar amigos juntos, que también es bonito, pero creo que la reuniones deben ser mucho más prácticas y mucho más eficaces y no tanta bobada, que nos hacen decir, la mayoría a veces tonterías  y no nos preocupamos por nada que sea verdad, muchas gracias y buenas tardes.

, familias ganaderas eminentes y toreros cumbres, debo a aquí detenerme para rendir tributo de admiración y respeto a apellidos de esta tierra que en su labor pionera, Barbabosa, Carbajal, González, Llaguno y en particular a la memoria de don Antonio Llaguno, prócer de la ganadería de América.

A continuación dejar constancia de que el hecho de encontrarme aquí, al lado de los más famosos ganaderos del mundo taurino, sólo se explica por la temeridad de los organizadores, que han atendido a las recomendaciones de amigos comunes a quienes espero no defraudar del todo, la cría especializada del toro de lidia en Venezuela, empezó en términos ganaderos, hace muy poco tiempo, la antigua tradición taurina que heredamos de nuestra raíces hispánicas, se nutrió desde el pasado muy remoto, en los descendientes criollos de los vacunos andaluces que los viajeros de indias trajeron en los albores del siglo XVI y se multiplicaron en nuestras llanuras aluviales, en un sorprendente proceso de expansión o conquista biológica sin precedentes, las largas manadas llaneras, que por interminables veredas entraban en los valles de Aragua, en miles de cabezas, con destino a la Seva en tierras fértiles y pastos mejorados, venían los que visitaban los llaneros y suponían más bravos, aptos para la lidia y sabían suponer, así se escogieron los que dieron fama en los ruedos a las haciendas “La Quebrada”, “Casupito”, “Punta Larga”, entre otras, que tuvieron su origen, en hatos llaneros que también obtuvieron justificado nombre, “La Candelaria”, “La Rubiera”, “Banco Largo”, de este campo bravo aragüeño salieron los toros que previamente probados a punta de capote, para las corridas formales de Caracas y Maracay, y todos los pueblos del contorno, que alardeaban de la brillantes de sus fiestas y de la fama de los toreros que llegaban, en este primitivo campo bravo nació también Maracay como ciudad taurina, y no por casualidad, en la vecina hacienda de “La Providencia”, padrearon desde comienzos de los años 20, dos toros de Veragua, que llegaron a nuestras costas, al influjo de Rafael “El Gallo”, tendero negro bragado y pucherero, sardo sin número y con el hierro de la casa puesto, a la usanza de la ganadería en distintos lugares de su piel.

En pleno corazón del valle, a la sombra del histórico Samán de Güere, que cobijó a las tropas emancipadoras, comenzó entonces el primer intento formal de la cría del toro de lidia selecto en Venezuela, años más tarde, en esos mismo potreros cabalgó don Antonio Cañero, quien realizó el primer tentadero a caballo que se recuerde allí, con vacas cuneras procedentes del llano y las primeras generaciones Veragüeñas, pagó don Antonio con sangre propia su contribución a este esfuerzo ganadero y se conservan en la colección Giner, los sajones partidos por el pitón de una vaca criolla que los hirió de gravedad en el transcurso de aquella faena, el mismo Antonio Cañero y Juan Belmonte estimularon a los hermanos Gómez Nuñez a promover la importación de cimienta española, para lo cual se adquirieron en 1933, 104 vacas de cría, con sus rastras y 10 sementales de la ganadería de Pallarés del Soros, de Cabra, Córdoba, con esa única excepción que desafortunadamente ha estado sometida a los más diversos accidentes administrativos, las actuales ganaderías venezolanas tuvieron su origen a partir de apenas 1968, con ganado de diversas ganaderías colombianas, a las que se han añadido importaciones de España y Portugal en 1973, 1976 y 1982, en números comparativamente reducidos a las importaciones realizadas por Colombia y Ecuador y pectorialmente, por la importación de semen congelado importado de México y España.

Evidencia histórica señala que la consolidación de la fiesta de toros en este siglo, ha correspondido al desarrollo de la cría local de ganado de lidia especializado de origen español, para este fin, fue necesario adoptar las prácticas ganaderas tradicionales mantenidas en España a través de una larga y fructífera trayectoria, éstas se respetan y se mantienen sin cambio importantes, no obstante, las diversas adaptaciones requeridas por los drásticos cambios en las condiciones ambientales del trópico y subtrópico americano.

El altiplano mexicano, así como los altos valles de Colombia y Ecuador, el clima permite un régimen de manejo y alimentación equivalente al de algunas regiones de la península, en el trópico cálido, ha sido indispensable, por otra parte, adaptar técnicas y soluciones prácticas que compensen las limitaciones ambientales, estas prácticas incluyen a manera de ejemplo, la selección y explotación de especie forrajeras que por su porte y valor nutritivo se adapten alas condiciones agrológicas locales, la alimentación suplementaria, racional con el uso eficaz con el uso de residuos agrícolas disponibles, la prevención y control de enfermedades contagiosas y parasitarias y el control de la reproducción y aplicación de técnicas tales, como la inseminación artificial y más recientemente el transplante de óvulos, la opción de esas prácticas poco difundidas en la ganadería brava española, ha sido forzada por dificultades locales, no por gusto caprichoso, para la obtención de simiente selecta, esa obtención explica también la frecuencia de los indultos, como medio socorrido para enriquecer, supuestamente la cabaña brava, estas técnicas de reproducción ya no son novedades para la ganaderías de carne y leche, que han tenido en ellas su principal apoyo para el espectacular progreso genético de los últimos 40 años, ya en los años 70 se lidiaron toros mexicanos de Santa Silia, producto de inseminación artificial, en Venezuela, a mediados de esa misma década, comenzaron en la ganadería, los aragues, ensayos de la Faculta de Veterinaria de la Universidad Central de Venezuela, sobre diversos métodos de sincronización de celos, y en 1981, se lidiaron los primeros toros nacionales producto de la inseminación artificial, de esta época datan los primeros intentos fallidos, al comienzo, para adquirir semen congelado de ganado selecto español, se tardó muchos años, para allanar el camino que hoy, permiten más anchos y nuevos horizontes, los antiguos perjuicios han ido desapareciendo y los ilustres ganaderos españoles son hoy abanderados, españoles y mexicanos debo decir con todo orgullo, son abanderados de nuevos caminos de progreso, hay evidencia científica que niega los antiguos tabúes, la extracción de semen no tiene efectos posteriores en el comportamiento sexual de los machos, los accidentes que puedan ocurrir en el manejo de los sementales, no son más frecuentes de los que pueden suceder en cualquier otra práctica clínica, la fertilidad de las hembras en buen estado nutricional, es por lo menos tan buena alta como la que se obtiene en razas de leche o de carne, las instalaciones y habilidades requeridas para el manejo de las hembras en celo, son equivalentes a las extensamente aplicadas en el ganado de temperamento nervioso, como son la razas euvinas, predominantes en nuestro medio, los machos de retajo para detectar las hembras en celo, los cabestros y los vaqueros especializados, con afición, son las claves del éxito y están al alcance de todos quienes se lo propongan, no hay evidencia, después de tres generaciones, que los productos de tres generaciones, difieran de manera alguna de sus contemporáneos en peso, desarrollo, conformación o comportamiento en su actitud para la lidia, en particular en lo que se refiere a fuerza y valor, los atributos secundarios de la inseminación artificial, no son tan espectaculares como la obtención de productos de un padre lejano, no conocido muerto, pero son también muy importantes, facilita el uso racional de pasturas con rebaños concentrados, cuando se requiere un estricto conocimiento de la paternidad y no se puede manejar un número grande de lotes separados durante la estación de apareamiento, permite un control permanente la condición productiva de cada hembra del rebaño, de la calidad de semen  y la fertilidad de los machos, factor que con frecuencia produce sorpresas muy desagradables, facilita los apareamientos específicos o individuales o amplía las posibilidades para las pruebas de progenie de nuevos sementales, de los cuales depende el progreso genético del rebaño, hace ya mucho tiempo que el implante de embriones superó ya su etapa espectacular de experimento y se convirtió en una aplicación comercial difundida, especialmente en ganado lechero de alto rendimiento, no hay razones que impidan su aplicación en las razas de lidia, como no sea su elevado costo, en relación a los bajos rendimientos obtenidos hasta el momento, en este orden están disponibles y son del dominio público, los procedimientos de su obtención y la segmentación o clonación de embriones, el futuro inmediato impone la necesidad de la opción dentro de la cría del ganado de lidia, de experiencias exitosas en otras razas de ganado bovino, para aumentar el progreso genético entre generaciones, en este sentido es evidente la necesidad de mejorar los sistemas de evaluación individual, que fundamenten las pruebas de progenie, la extensa disponibilidad de los ordenadores, ha sido un factor instrumental de gran importancia para la evaluación genética de ganado de importancia comercial y seguramente lo serán para el ganado de lidia en un futuro inmediato, se realizan actualmente, diversos intentos de evaluación genética que de una u otra manera, se relacionan con métodos empleados con vacunos productores de leche y carne.

Estos principios deberían ser objeto de un fructífero intercambio de ideas entre los ganaderos de bravo interesados en el asunto, sin perjuicio de que se conserve incólume la individualidad de los criterios de aplicación en cada ganadería y por tanto, la diversidad de los productos de la raza, de los cual depende la personalidad de las ganaderías y la riqueza del azar, fundamento esencial de la fiesta de los toros, la inseminación artificial como instrumento de trabajo, responsable en gran medida del progreso genético, del salto al futuro de las razas bovinas, de carne y leche de ésta época, no tienen discusión, su difusión generalizada desde los años 50, fue condición previa al diseño de nuevos procedimientos para la evaluación de progenitores en cantidades cada vez mayores, pertenecientes aun mayor número de rebaños, bajo condiciones variables de manejo, que estadísticamente permitieron diferenciar a través de registros o vestidos de producción, los presumibles efectos ambientales y los genéticos, como aprovechar este potencial de progreso, tan rotundamente productivo en otras razas de vacunos, dentro de la estructura esencialmente individualista, tan variada hasta el capricho, que se basa en criterios de evaluación subjetivos, estadísticamente poco repetibles, en poblaciones pequeñas y hasta orgullosamente reducidas, de rebaños cerrados, donde el azar es valor inmanente, pensamos que no hay nada más que añadir al misterio supremo de la bravura ingénita del toro mítico de ayer, de hoy y siempre, de ese que habla don Victorino, y por eso esta es hoy la pregunta candente, la pregunta de Aguascalientes.

 

José Manuel Durán (médico veterinario de Las Ventas, Madrid), de España

 

Buenos días a todos, y en principio agradecer a la organización de Aguascalientes.

Al señor alcalde.

Gobernadores electos.

Señores Regidores

Autoridades

Amigos Congresistas

 

Agradezco amigo Chafic, esta invitación que me haces a de alguna manera, intentar explicar lo que un veterinario y digo un veterinario no en mi persona, sino en general, debe de buscar en la época que estamos viviendo, me avalan doce años y trece meses por no decir 13 años, por aquello de la superstición, en la Plaza de las Ventas, junto con otro compañero, podemos decir que somos los más antiguos y hemos conseguido y vamos consiguiendo muy lentamente, es cierto, pero en esta última década, que ese toro que nos tenían acostumbrados, que rea el toro que no tenía problemas, indudablemente un reconocimiento, porque eran los punteros en tamaño, de todas las ganaderías era lo que nos llegaba siempre a Madrid.

Eso tenía un problema, porque nunca era el toro importante para el toreo que tenía que llegar, era la forma en que entonces el ganadero se libraba de que el veterinario rechazara un toro.

¿Qué trapío debe de tener un toro para una Plaza de Toros como la de Madrid, que de alguna manera el resto de las plazas se rigen por ella?

El toro tiene que venir en tipo, con respecto al encaste de que procede, debe venir acompañado por todas las características morfológicas que debe tener y las exigencias que tanto se ha hablado del tamaño y peso del toro en la Plaza de Madrid, yo considero que un encaste tan, como es querido por mí como lo es Santa Coloma, que es un encaste que no tiene una talla de tamaño grande, nunca podrá alcanzar, si puede alcanzar porque se les ceba puede llegar a un peso que no es el que le debe de corresponder, pero yo he visto y he comprobado perfectamente que toros con este encaste con toros de 460 kilos raspados pueden perfectamente porque tienen trapío para Madrid y para cualquier plaza en que se presente ¿Qué quiero decir con todo esto?

Que indudablemente tenemos que vigilar mucho y tenemos que luchar porque el aficionado, fíjense ustedes que la afición por ejemplo en Madrid, 27 mil espectadores o 23 mil y pico que son en Madrid en un San Isidro, oyen la palabra de guerra que se escucha a quien defiende la autoridad y nueve veterinarios, somos tres equipos de tres veterinarios, esa es la palabra de guerra y se siguen metiendo y se siguen metiendo, pues el sector que no se a quién defiende, pero el verdadero aficionado y cada día más los medios de comunicación, Fernando Fernández Román, ganaderos como los que tenemos hoy aquí, que presentan y defienden a capa y espada como el señor Victorino nos acaba de decir, ese toro que transmite, que llega, que no es un mastodonte, como lo quiere la plaza, ese el toro de la Plaza de Toros de Madrid, entonces yo me niego rotundamente a él, entonces cada día en los reconocimientos, muchas veces cuando hemos rechazado incluso toros que venían con un tamaño descomunal, no correspondían en absoluto al encaste de que procedían, mi compañero Javier Morales les hará enseguida una explicación de cómo se verifica al plan de toros de Madrid y yo me traje unos datos, por si les pueden interesar, respecto a los encastes o ya diríamos líneas con respecto a encastes que se han lidiado en Madrid, diríamos que en España, en el año se lidiaron, cuando digo lidiar, son toros que salieron de las puertas de chiqueros y salieron con las mulillas, no toros que se rechazan, se lidiaron en España un total de cinco mil 414 toros, y en las ventas de ellos fueron 268, y dentro de los encastes, líneas o estirpes que ha habido, de Domecq, en España se lidiaron mil 756 toros, eso suponía un 32.4 por ciento de la totalidad, en Madrid concretamente se lidiaron 14 toros, lo que supone el 14.5 por ciento de la totalidad; del encaste Nuñez, se lidiaron en España 912 toros, que supusieron el 16.8 por ciento, en Madrid, 40 toros que suponía el 14.9; de Atanacio, que es por la talla, por el tamaño y por lo queridos que son por esos toreros que a lo mejor don Victorino se refería antes, se lidiaron 80 toros en Madrid, fue el encaste que más se lidió, con 29.8 por ciento; Santa Coloma tan solo lidió 13, pero 13 es un éxito ya que se lidien en Madrid, porque antes, hace 10, 12 años cuando yo comencé, Santa Coloma no podía venir a Madrid y en las ganaderías, por ejemplo que la podían representar, era complicado para poder venir, porque no pasaban por el tamaño y por el peso; Murube lidió cinco toros, nunca hablo de novillos, sólo de toros que fueron cinco toros de don Fermín Borque, esto supuso el 1.8 por ciento, Torrestrella presentó, pero no lidió porque los toros no fueron aprobados por el equipo veterinario, don Victorino Martín, el años pasado creo que fueron 19 toros lo lidió, supuso un siete por ciento, en el año 98 ya lo superó y espero que lo siga superando por años, que cada vez seamos más; Baltazar Ivan, que lo voy a diferenciar con Contreras, porque Baltazar están ya mezcaldos con Contreras, con Domecq, Baltazar Ivan, fueron 19 toros con un siete por ciento; Contreras se lidió solamente un toro; Miura no lidió; Pedrajas tampoco; Pablo Romero entonces, ya sabemos que don Pablo Romero vendió la ganadería y hoy es Partida de Resina, em honra mi compañero que está representando a dicha ganadería, y Saltillo seis toros, el 2.2 por ciento, Yurcola exactamente lo mismo, con estos datos de alguna manera vemos que efectivamente hay muchas líneas, muchos encastes, pero ese 88, esos 80 toros de Atanacio y luego ese encaste Domecq, que está metido, yo si lo digo directamente, porque me da mucha pena, que estemos viendo toros que se nos están derrumbando en la Plaza, porque estamos luchando y está demostrado que la falta de casta es la que nos lleva a derrumbar un toro, y yo quiero recordar a un toro, que este año, concretamente que fue de don Victorino, en la última corrida, un toro que gracia a dios se sujetó perfectamente en la presidencia, un toro que tenía poca fuerza, pero ese toro la casta le mantuvo en pie, y fue un toro brillante para un torero que también estuvo muy brillante con él, entonces quiero darle la felicitación a don Victorino recordando ese toro, y para ustedes nada, mi agradecimiento por estar aquí, por cualquier cosa que necesiten a su disposición para todos, muchas gracias.

 

   Pablo Carrillo, de México.

 

Señoras, señores.

 

Bueno pues, creo que como cuando va uno a un tentadero, y le dejan a una vaca que ya está muy toreada, haya muy pocos pases que darle, pero aveces son los que hay que hacer con más ganas, hemos tenido exposiciones muy interesantes el día de hoy, hemos aprendido especialmente de los maestros, de los que me siento muy orgulloso de estar en esta mesa con ellos.

Debo agradecer a la organización de este evento, el que a pesar de que existieran ciertas presiones para que yo no alternara con ciertas personas que afortunadamente hoy no han venido, pues hayan prevalecido y me haya apoyado para estar hoy aquí con ustedes.

Creo que el disentir de nuestra forma de apreciar la fiesta de los toros, no implica que no podamos conversar de la, y me llama la atención en un escenario como este a tantas personas tan interesadas por el devenir de la fiesta de los toros, en la empresa en la que yo laboro, hay un viejo maravilloso que es don Joaquín Vargas, que pues él de toros no entiende mucho, pero alcanza a concebir la importancia de esta tradición y de esta herencia cultural que hemos recibido en este país, como lo hemos recibido también el lenguaje o el idioma y en no pocas ocasiones, ese hombre que ha sido un hombre exitoso, que ha logrado ver con muchos años de antelación eventos que han sucedido en los medios de comunicación, me decía que al final del día no alcanzaba a entendernos a los taurinos y no nos entendía, porque el hombre ha llegado a la luna, existe el Internet, que “El Vito” lo ha comentado en diversas ocasiones, y que parece que la fiesta de los toros es totalmente anacrónica, pero algo debe tener la fiesta de los toros, me dice don Joaquín, que hay unos como tú, que están un poco locos con ella y la defienden a ultranza, yo pienso que la fiesta de los toros, no necesitamos defenderla, se ha defendido a través de los siglos, incluso de prohibiciones papales, la fiesta de los toros ha tenido una cualidad única de fortalecerse por sí misma y hoy podemos apreciar un espectáculo maravilloso, cuando los factores que deben reunirse, comentaba Victorino Martín hijo, en ese triángulo maravilloso de toro, torero y público, en ocasiones podemos emocionarnos, como pocas en una plaza, no puedo concebir a la fiesta de los toros en este mundo de Internet, de estandarización, de una juventud que parece voltear poco a sus raíces, de una juventud que hoy parece olvidar las herencias y las tradiciones culturales de una juventud que parece no interesarse, por lo menos hablo de la juventud de mi país, mucho en la fiesta de los toros, no olvidemos que más de la mitad de los habitantes de este país, son menores de 25 años, y que hay que provocar que esos jóvenes se interesen por sus raíces culturales, por sus raíces históricas, por sus tradiciones, recientemente acudí a una plática de estos futurólogos, que hoy están de moda, un hombre muy connotado que se llama Alvin Tofler, un hombre que ha sabido leer el devenir del mundo desde hace 30 años y no ha fallado, comenta que en este mundo que se hace cada vez más pequeño, en este mundo, donde cada vez nos parecemos más, en el vestir, en la música, en los gustos, algo va a tener que suceder, para evitar que los chinos, los europeos y los americanos seamos estandarizados en todo, él cree firmemente que voltearemos firmemente a lo que son nuestras raíces, tarde o temprano la juventud volteará a sus raíces, si es que estas prevalecen, yo invito a todos los que hoy nos damos cita en este Segundo Congreso Mundial, ha pensar en esta idea.

¿Acaso queremos dejarle una herencia cultural a las generaciones por venir en el nuevo milenio, de una tradición maravillosa, en la que aparentemente estamos haciendo poco, algunos, por hacerla prevalecer, de la manera más apegada a su verdad, a esa belleza intrínseca que mantiene la fiesta de los toros, que ha podido subsistir a lo largo de los siglos? Yo creo que con un juicio centrado, podremos hacer un esfuerzo, quienes tenemos esa bendición, de participar o trabajar en los medios de comunicación, por no quitar el dedo del renglón, la fiesta brava se nutre de su esencia, de sus tradiciones, de su verdad, de su credibilidad, hagamos lo posible por no promover una fiesta de oropel, que es algo en lo que se puede caer y se ha mencionado en esta mesa, hagamos lo posible porque la crítica taurina, si bien resalte lo que muchas veces es maravilloso, lo que muchas veces en una plaza, nos pone la carne de gallina y hace que de nuestros ojos surjan lágrimas, como a casi todos los que nos apasionamos con la fiesta, nos ha sucedido, también señalemos con dedo de fuego, aquello que sin darnos cuenta, poco a poco está carcomiendo por dentro a nuestra fiesta, cero que no hay que dar lugar a que el toro bravo ya no exista, el toro bravo debe existir, como ya se ha dicho, a que el toro sea íntegro y en edad, no debemos quitar el dedo del renglón, no debemos dar oportunidad a que todos aquellos que hoy se visten de verde con un fin político, no sólo en nuestro país, sino también en Europa, recientemente gana las elecciones Gergar Shueder, apoyado por una gran cantidad de personajes de la política alemana, que son los verdes, admiro a los políticos españoles, que han sabido defender sus tradiciones en la Comunidad Económica Europea, a capa y espada, así creo que cada uno, en nuestro pequeño nicho, en nuestra pequeña trinchera, debemos defender la fiesta de los toros.

Simplemente decir que la fiesta a todos nos imprimen un legado, en mi caso un legado familiar, yo recuerdo que mi padre se disgustaba en la Plaza de Toros, cuando sentía que la presencia del toro no era la adecuada, cuando sentía que los toreros hacían lo imposible por torear a mayor distancia y no ajustado, él buscaba en la fiesta de los toros, la esencia misma, el peligro, el arte la verdad, y creo que en la media en que yo tengo de estar frente a un micrófono, voy a defender esos preceptos que creo que darán a nuestra fiesta, muchos años de vida, aquí hay gran cantidad de gente que vive y duerme pensando en el toro, vive y duerme pensando en la fiesta del toro, creo que lo que en nuestra mano está y más aún quienes inciamos en esta carrera, en esta profesión, es seguir el ejemplo de los grandes maestros, pero también desde nuestra pequeña trinchera decirle a los jóvenes y en general al auditorio, que la fiesta de los toros es sólida por sí misma, sólida a pesar de que muchos intentes destruirla con un falso ç, con una falsa idea de apoyarla, creo que la fiesta, está muy claro lo que necesita, es seguir siendo lo que hasta nuestros días ha podido ser, una integridad, una belleza y sobre todo, pues la obligación, reitero, de pelar por los valores de esta maravillosa tradición cultural, que a Dios gracias llegó a esta nación en la que nosotros hemos vivido y que a Dios gracias, hemos podido entender en nuestra mayoría, yo hago un exhorto y una invitación a que desde nuestro punto de vista y nuestras trinchera, hagamos siempre lo posible, de darle a la fiesta por sí sola, una defensa contra todos aquellos embates que en el mundo existen y que no los perdamos de vista, la fiesta es capaz de defenderse por sí sola, reitero, siempre y cuando su esencia, su vigorosidad, su tradición, existan y pues ante la vaca con pocos pases, creo que lo más prudente es abreviar y agradecer esta oportunidad.  

 

Antonio de los Reyes Velazco, de México.

 

Señoras, señores.

Buenos días.

 

Agradezco mucho su presencia porque sabemos que los médicos no somos muy taquilleros, entre los taurinos, porque es el aspecto triste de la fiesta y a pesar de que somos los que nos esmeramos por presentar los trabajos un poquito menor por formación, comprendemos que en un auditorio no médico, puede impactar algo de lo que se presente.

Yo les decía que este trabajo que se presenta dentro del marco del Segundo Congreso Mundial de Ciudades Taurinas, es un compendio de algunos de los casos que hemos tenido a lo largo de 20 años, el cuerpo médico de las plazas de Aguascalientes, principalmente de las plazas de la capital del estado, cuando fui invitado por el doctor González Medina y el doctor Hernán Sánchez a formar parte del cuerpo médico, como cirujano general, que es mi especialidad, voy a dar lectura y por lo obvio del tiempo, voy a darle rapidez.

Hace aproximadamente un año que recibimos la noticia de que la ciudad de Aguascalientes había sido seleccionada sede para realizar este importantísimo evento que reúne a la crema y nata de todos los sectores que hacen posible que se realice la más hermosa y apasionante de todas las fiestas: “la fiesta brava”, compitiendo con otras dos más importantes y bellas ciudades de Europa y América; nos percatamos como aguascalentenses de la gran distinción pero a la vez de la gran responsabilidad que ello significaba. En principio consideré que este compromiso era demasiado grande, pudiendo haberse propuesto otras ciudades de nuestro país como la Ciudad de México, Guadalajara o Monterrey, por ser también taurinas por excelencia y tener mayor infraestructura; pero recapacité y consideré que era nuestra ciudad la más indicada por se la tierra más taurina y no solamente de México, sino también de toda América. Aguascalientes es pequeño en extensión pero estoy convencido, con todo respeto, que tenemos a la afición más conocedora y exigente; que su Feria Taurina de San Marcos es la más importante en cantidad y calidad del Continente Americano, y ha llegado a ser la segunda en número de corridas en todo el mundo, superada únicamente por la Feria de San Isidro en Madrid; y actualmente solamente nos superan Madrid y Sevilla. En ella participan las máximas figuras del toreo, tanto de España, Sudamérica y desde luego, nuestros diestros, dándoles siempre oportunidad a los toreros de a tierra que por cierto ha dado muchas decenas de matadores a la baraja taurina de México, ya que muchos de ellos han sido figuras del toreo.

En Aguascalientes constantemente se están dando corridas y novilladas en sus Plazas de Toros, tanto en la hermosa y centenaria San Marcos, como en la bella e imponente “Monumental”, en donde se llevan a cabo durante un año aproximadamente cuarenta festejos formales, incluyendo ambas plazas, más las de las ciudades conurbadas y que ya forman parte del área metropolitana.

Aguascalientes es cantera inagotable de toreros; brotan infinidad de chamacos que aspiran a ser algún día Matadores de alternativa, y se cuenta con una Escuela Taurina, la cual está perfectamente bien organizada y que tiene como sede la “Plaza de San Marcos”, siendo sus maestros los Matadores en retiro, don Fernando Brand “El Torero de Canela”, Armando Mora “El Trianero” y Fabián Ruiz, quien pasó a la historia del toreo mundial por haber matado al toro más grande lidiado en toda la historia del toreo en México y que se llamó “Candilejo”, con un peso de 754 kilogramos, de la bravísima ganadería de La Punta y a cual le cortó una oreja, después de una soberbia estocada que mató de manera fulminante al bravísimo burel. En esa tarde histórica, alternó con los diestros Joaquín Bernadó, actual director de la Escuela Taurina de Madrid, que tan bellos frutos ha dado, y con Chucho Solórzano II, quien también pasó a la inmortalidad por haber estructurado la Faena más bella y perfecta que se haya realizado en la Catedral del Toreo de América, La Plaza México, y esto lo puedo asegurar por haber yo estado presente. En aquel bello e inmortal momento, muchos de los presentes lloraban al presenciar aquella joya.

Pero si en Aguascalientes brotan toreros, lo cual es indudable por haber sido fundada por españoles y exclusivamente para españoles (como una villa de seguridad), punto de paso y descanso a las carretas cargadas de metales preciosos de las minas de Zacatecas y que eran llevadas a la Nueva Galicia (hoy Guadalajara) o rumbo a la capital, para de ahí salir por el puerto de Veracruz rumbo a España.

Ello desde lego fe factor fundamental para que como una consecuencia lógica, debido al mestizaje que unió dos sangres, dos razas entre las cuales nunca hubo separatismos ni odios, todo los contrario, es precisamente aquí en el centro del país donde apreciamos claramente los rasgos genéticos bien definidos y perfectamente equilibrados del español, principalmente andaluces y gallegos, con el autóctono. Quiero con ello decir que igualmente proliferó la crianza de Toros bravos en sus grandes haciendas, propiedad de señores my poderoso económicamente a quienes les gustaba “lancear” aquellos feroces animales realizándolo obviamente acorde a como les permitía aquellas descomunales fieras y de cuya evolución hemos escuchado con todo conocimiento de casa a los señores Ganaderos y Médicos Veterinarios especialistas en Genética, ahora estamos viendo avances asombrosos en el campo de la Ingeniería Genética, donde se juega literalmente con los cromosomas a criterio del investigador, hasta llegar a la “Clonación” de la que todo mundo habla, pero aquí solo la quise mencionar para resaltar su importancia en la crianza de toro bravío, pero que dejo en manos de expertos.

Es así como se explica que en Aguascalientes, siendo tan pequeño territorialmente, existen tantas ganaderías y otras realmente se encuentran dentro de los límites de los estados circunvecinos como Jalisco, Zacatecas y San Luis Potosí, pero pertenecen a ganaderos aguascalentenses que aquí radican y aquí manejan sus negocios. Hoy precisamente tendrán ustedes el privilegio de visitar a una de las Haciendas más hermosas de México, de gran solera y abolengo y me refiero a “La Punta”, donde los señores don Paco y don Pepe Madrazo fundaron la famosa ganadería del mismo nombre y una de las cuatro ganaderías madres de México; y aquí quiero hacer público un justo reconocimiento a don Pedro Vaca “El Güero”, destacado industrial que vino a residir hace apenas unos años, y al fin gran aficionado y además extraordinario torero, que bien pudo hacerlo profesionalmente y que se enmaró tanto de Aguascalientes que recientemente adquirió y “rescató”, junto con sus hermanos dicha hacienda, estoy seguro que dentro de my pocos años estaremos viendo lidiar a esos imponentes y bravísimos ejemplares de “La Punta”, a quienes solamente “le podían”  los toreros buenos. Yo tuve el privilegio de vivir de niño exactamente frente a la casa de don Paco Madrazo señor, por la calle del Centenario, hoy Juan de Montoro y sus descendientes, don Paco II y especialmente su hija Carmelita, quien me atravesaba la calle de la mano para que no me atropellaran, y me estaba en s casa, verdaderamente embelesado, viendo aquellas imponentes cabezas de toros inmortalizados por las máximas figuras de México y España. Desde ahí, pienso que acabé de inocularme el virus que me habían transmitido mi señor padre, quien fue gran conocedor y “aficionado práctico”. Sí, de ese virus que nunca se erradica y que causa la enfermedad crónica llamada “La Pasión por los Toros” y para otros en un estadío más avanzado, constituye “El mal de la Montera”.

Por último, permítanme dentro de este preámbulo, solamente mencionar que dentro de las decenas de toreros que ha dado Aguascalientes, todos ellos my buenos, algunos escalaron a grandes alturas, otros se mantuvieron siempre en un sitio my decoroso en el “escalafón”, pero considero my justo mencionar a las TRES GRANDES FIGURAS DEL TOREO que nacido en esta tierra, ellos son: DON ALFONSO RAMÍREZ “EL CALESERO”, para mí el más grande de la historia en todo el mundo con el capote; DON RAFAEL RODRÍGUEZ “EL VOLCÁN DE AGUASCALIENTES” Q.E.P.D., valiente y poderoso como el que más y triunfador en todo el mundo taurino, y MIGUEL ESPINOZA “ARMILLITA CHICO”, hijo menor del “Sabio de Saltillo”, don Fermín Espinoza “Armillita” y pilar de la dinastía torera más destacado de la historia del toreo en México. A Miguel lo considero el Matador que practica el toreo más pro, ortodoxo y artístico hoy en día, y ese es el toreo de todos los tiempos, no hay más.

Perdonen que el preámbulo de mi trabajo haya asido largo, inclusive más extenso que el aspecto propiamente médico, pero entremos en materia:

El tema que nos designaron, o título de este simposium que es “Avances en Traumatología Taurina”, es tan extenso que nos podría llevar lo que resta del día para agotarlo y poder responder a sus pregunta; pues sencillamente incluye todos los avances que existen en la Ciencia Médica aplicada a este tipo de lesiones.

Aquí podríamos incluir desde los maravillosos métodos de diagnóstico que existen en el campo de la Imagenología, como son el Ultrasonido, la Tomografía Computada, la Resonancia Magnética Nuclear, la Gamagrafía, la Endoscopía, etc., etc., pasando desde luego por los métodos de “operar” o de asomarnos con fines diagnósticos por video -cámaras que nos permiten observar en monitores de Alta Resolución, la imágenes perfectas y magnificadas hasta 15 veces-, que en el campo de la Ortopedia y la Traumatología permite hacer “Artroscopías” para resolverles problemas a los toreros practicando solamente pequeños orificios y por lo tanto reintegrarlos rápidamente al ejercicio de su profesión, sin largos periodos de rehabilitación, y por consiguiente sin pérdida de dinero y tratándose de las “Figuras”, se trata de pérdida de fortunas y en ocasiones vuelven prematuramente sin autorización médica, pero que suelen tener secuelas irreversibles que acaben con su carrera. Además ahora los toreros pueden andar más confiados, no digo que comentan locuras, pero afortunadamente existen tantos avances en el diagnóstico y tratamiento de las lesiones causadas por asta de toro, que en lo que respecta a las lesiones causadas por asta de toro que en lo que respecta a las lesiones osteo-musculares que son las más incapacitantes y tardadas en su recuperación.

Ahora, por lo que respecta a mi campo, que es la CIRUGÍA GENERAL y que abarca prácticamente el resto del organismo, nosotros estamos entrenados y capacitados para resolver las lesiones del cuello, del tórax, por supuesto de la cavidad abdominal y todas sus vísceras, y en un momento dado en ausencia de un Cirujano Vascular, podemos cohibir un sangrado e inclusive reparar una arteria o vena, inclusive aplicar aun injerto; aunque quiero dejar bien asentado que estas lesiones deben ser atendidas por un angiólogo, quien debe ser elemento obligado dentro de un Team de una Plaza de toros de primera categoría, pues ellos cuentan con su instrumental especializado, “injertos” de materiales sintéticos de diferentes calibres, etc., etc.

Los cirujanos generales desde luego utilizamos todos los modernos métodos de diagnóstico y tratamiento que ya mencioné. Por ejemplo, operamos por “Toracoscopía” y por “Laparoscopía”, según se trate de la cavidad torácica o abdominal.

Sin embargo, haciendo a un lado estos extraordinarios avances de la ciencia médica que además incluiría el descubrimiento a diario de nuevos antibióticos, analgésicos, sustitutos o “Expansores de Plasma” y que todos tienen como finalidad principal evitar el sufrimiento hasta donde sea posible y evitar compilaciones que a la vez acarrear secuelas y limitaciones y por tanto, a veces “pérdida del Sitio”, y de la confianza en sí mismo.

Yo considero que hoy en día un torero (cuya profesión es la más difícil del mundo y de altísimo riesgo), cualquiera que sea su “corte” o “Estilo” y siempre y cuando domine la técnica (como en cualquier actividad), hoy en día debe estar confiado en que en todo el mundo existe un buen cuerpo médico con probada experiencia y capacidad, y eso está a la vista de todo el mundo por la trayectoria, misma del médico y su “curriculum”, que este grupo deberá esta integrado por los siguientes especialistas indispensables: Traumatólogo, cirujano general, angiólogo, anestesiólogo, médicos de apoyo, que pueden ser médicos generales o especialistas de cualquier área, y que tendrán funciones múltiples como sería ayudar en una cirugía mayor o practicar una cirugía menor, como sutura de herida superficial, saber poner una férula, etc.; enfermeras, para auxiliar al médico en curaciones y ser especialista como instrumentista quirúrgica, y desde luego nuestros grandes auxiliares, cuya función todavía no es bien valorada y que son los paramédicos, y que en ocasiones de su actuación inicial al levantar a un traumatizado, puede depender su salvación o muerte, y al respecto estoy seguro que nos hablará ampliamente sobre ello Don Rafael Vázquez Bayod, jefe de los Servicios Médicos de la Plaza México.

Antes de finalizar, quiero mencionar un perfil que debe reunir el médico taurino:

a) Ante todo ser gran aficionado, querer apasionadamente a la fiesta y canalizar su afición sintiendo que es un protagonista de la misma, sobre el cual recae una grandísima responsabilidad, recordar que no va a ser un espectador, que además va a ir a “echar tipo” y dejarse ver para salir en la foto. Par el médico, el festejo se puede acabar desde el primer toro.

b) Ser muy disciplinado, lo cual no se improvisa y es producto de una formación a través de la vida.

c) Ante todo, ser muy capaz, tener una amplia experiencia en cirugía taurina, la cual considero una verdadera especialidad y debo confesar que hace 20 años me integré al H. Cuerpo Médico de Aguascalientes y ya tenía 10 años de especialista en la cirugía tanto electiva, como de urgencia.

Apenas me enseñé a operar cornadas agracias a la orientación de quienes me invitaron y que fueron los doctores don Enrique González Medina y el doctor Carlos Hernández Sánchez, actual Jefe de los Servicios Médicos, pues las lesiones causadas por asta de toro son de lo más imprevisible; que resultan en daños causados al penetrar el pitón el cuerpo del torero y los derrotes que tira ay que conlleva casi inevitablemente múltiples trayectorias que deben forzosamente descubrirse para abrir, lavar exhaustivamente, reparar cuidadosamente y dejar canalizaciones para evitar colecciones que puedan derivar en un absceso o un gangrena.

d) Hoy en día es indispensable que el cirujano taurino haya acreditado el curso llamado “A.T.L.S.”, que fue creado por el Comité del Trauma del Colegio Americano de Cirugía (máximo organismo de la cirugía en el mundo), que consiste básicamente en la metodología que debe llevarse en la atención del paciente politraumatizado, la cual ano deberá ser a criterio de cada médico por experto que sea, pues en ocasiones atendemos lo más aparatoso como sería un sangrado, pero descuidamos la permeabilidad de la vía aérea del paciente y en unos cuantos segundos puede morir asfixiado o por un estallamiento de pleura de un pulmón, etc., y tala vez el sangrado puede permanecer cohibido con un torniquete.

Al respecto estoy seguro que más ampliamente lo tratarán los colegas que me siguen.

Respecto a los toreros que han sido atendidos por el cuerpo médico que conformamos el grupo de Aguascalientes, se cuentan por decenas, incluyendo desde luego Monosabios, Torileros, Areneros, Subalternos de pie, de a caballo, Informadores, Apoderados, y todos aquellos que se encuentran cumpliendo alguna función en el callejón; pasando desde luego por los novilleros, que por razones obvias de arrojo y aún falta de dominio de la técnica, constituyen los elementos con mayor porcentaje de riesgo y por consiguiente resultan lesionados

con mayor frecuencia. Respecto a los matadores, lo mismo hemos tenido oportunidad de operar a jóvenes que todavía se les brinda pocas oportunidades y exponen hasta la temeridad, pues salen materialmente a agarrarse de un “clavo ardiente” para ano desaprovechar la oportunidad; hasta las grandes “figuras” de prestigio mundial y que a pesar de su gran experiencia y por ser verdaderamente “maestros”, han sido gravemente cornados, lo cual demuestra que habiendo un toro en la arena, siempre existe un gran peligro, pues en fracción de segundos, y ante el menor descuido, su majestad el toro no perdona y dígalo si no las lesiones que hemos atendido como el matador Eloy Cavazos “El torero más grande de América”, que sufrió la cornada más grave de su vida en la “monumental”, en un festival benéfico ente un novillo -toro y que estuvo apunto de causarle la muerte; al maestro Pedro Moya “El Capea”, cuya sapiencia hace casi imposible pensar que sufra un percance; infinidad de coletas mexicanos como los hidrocálidos, Ricardo y Luis Fernando Sánchez, la gran figura mexicana Jorge Gutiérrez que ha llenado toda una época junto con Miguel “Armillita” y siempre se han disputado las palmas cuantas veces se enfrentan en el ruedo.

Mención especial requieren las lesiones de tres toreros españoles, actualmente las tres máximas figuras de España y del mundo y que junto con Enrique Ponce forma el “Póker de Ases”, de la torería mundial y que todos los días se pelean por la supremacía de ser el número uno.

Me refiero a los matadores:

José Miguel Arroyo “Joselito”, el 29 de abril de 1989 (dos días entes de cumplir los 20 años de edad), sufrió una grave cornada en la región del Periné y que a su regreso a la Península ibérica se consolidó como la figura cumbre.

“José Tomás” que a la edad de 17 años llegó con siete novilladas formales a probar suerte en nuestro país y que pronto se convirtió en el ídolo de Aguascalientes, y aquí “nació” taurinamente. En el mes de mayo de 1992, sufre su baño de sangre en la Plaza San Marcos, habiendo sido operado por un servidor de una cornada grave en el muslo izquierdo, que contundió la arteria femoral, pero providencialmente no la perforó. A partir de entonces sigue una trayectoria meteórica y actualmente es la sensación de España y aparentemente el sucesor de Ponce para ocupar el centro de la torería mundial.

Pero rápidamente aparece en el firmamento taurino Julián López “El Juli”, ese fenómeno asombroso por su precocidad y que hace su presentación en México, nada menos que en la feria de San Marcos, con 15 años de edad, apenas el año pasado, y a partir de entonces se habla de él en todo el planeta, asombrando a propios y extraños y algunos pensamos desde que lo vimos, que quizá hay sido el torero más grande que haya nacido en toda la historia de la tauromaquia. “El Juli” también ha sufrido lesiones menores que lo han obligado a acudir a la enfermería de la Monumental de Aguascalientes, pues él manifiesta que siente tanta responsabilidad con esta gran afición que lo encumbró, que a pesar de su paciencia, aquí da todo, pues no puede defraudar.

Estimados aficionados, este fue un breve resumen de que hemos trabajado a través de tantos años de colaborar con nuestros granos de arena en el actual Cuerpo de Médicos Taurinos de Aguascalientes.

Muchas gracias a todos por su asistencia, muy especialmente a quienes vienen de lugares distantes de la geografía mundial y otros países y otros continentes.

Ojalá que su estancia en Aguascalientes sea inolvidable y ahora comprendan por qué razón fuimos designados sede para este Segundo Congreso Mundial de Ciudades Taurinas. Una vez más muchas gracias y hasta pronto.

 

Moderador: Muchas Gracias por este trabajo, aspectos históricos muy interesantes, a mí lo que aveces no me gusta cuando veo esas fotografías, es que sí han pasado los años y comienza uno a verse de diferente manera, pero bueno, así es esto, vamos a continuar y vamos a escuchar al doctor Hurgo de la Mora, él viene de León Guanajuato, es jefe de los servicios médicos ahí en la Plaza de toros “La Luz”.

 

Hurgo de la Mora, de México

 

Bueno el tema del simposium es, lo avances sobre la cirugía taurina, voy a presentar un caso donde se presentan, los avances tanto de la época, como de la medicina, me refiero a lo de la época, porque contar en una ciudad con todos los avances como es un centro hospitalario de tercer nivel, contar con radio comunicación como son teléfono celulares, como contar con una ambulancia equipada para un traslado y tener el contacto directo, desde la plaza con el hospital, hay que ver que anteriormente los toreros morían, porque los traslados a las ciudades donde podían darles atención, tardaba varias horas, inclusive hasta uno o dos días, el caso está, de “El Carnicerito”, de México, que murió en un camastro, cuando no había manera de transportarlo, cuando en esta época hubiera salvado la vida, voy a presentar la cornada que atendimos al matador de toros, Juan clemente, que consideramos ha sido una de las cornadas más graves en la historia de la cirugía taurina y en la tauromaquia en México, en este siglo.

Vamos a iniciar con un video, en el primer video son dos tomas, una de frente y una de atrás, aquí lo importante es ver que el toro, con un solo orificio puede provocar diferentes trayectos, esto porque el torero, al girar sobre el peso en el cuerno de su eje, y con el movimiento de la cabeza del toro, se producen varias cornadas, vamos a llegar a identificar, mínimo cuatro trayectorias, ahí está una con entrada penetrante de abdomen y tórax, si ustedes pueden ver, es un poco rápida, pero podemos apreciar en ese balanceo, aproximadamente cinco cornadas dentro de un solo orificio, estas cornadas entraron a abdomen y a tórax, ahí va el torero, lo llevan los Monosabios  la enfermería, donde se hace la valoración inicial, la cual es importante porque ahí debe decidirse, si es un caso de sangrado extremadamente grave, tiene que operarse ahí, si existe la posibilidad de trasladarlo a un centro hospitalario, donde tenemos todas las ventajas, hay que hacerlo, en ese momento cuando nosotros vimos al matador. La valoración inicial es importante porque de ellos depende el poder salvarle la vida al torero. Lo que llamó la atención es que cuando lo llevaban a la enfermería iba dejando un chorro de sangre.

Cuando el matador Juan Clemente llega a la enfermería, él traía salido parte del intestino y escurriendo sangre en cantidad importante (vamos a apreciar en las transparencias),  en ese momento nos dimos cuenta de que la cornada era grave, por la gran cantidad de sangre y sobre todo sobre el sitio anatómico, que pensábamos que estaba sobre el hígado, el hígado es uno de los órganos que más reserva sanguínea tienen, y que sangran con mucha facilidad y a parte tenía datos de insuficiencia respiratoria.

(Se presentan varias transparencias al auditorio, subrayando las cinco trayectorias y un solo orificio que afectó al torero)

En la primera trayectoria se afectó el espacio recto peritoneal, es decir, atrás del abdomen, y contundió el riñón, en su polo superior, fracturándolo y lacerándolo.

La segunda trayectoria, partió el hígado en el lóbulo inferior, prácticamente a la mitad, lo que nosotros llamamos un desgarró grado tres, de cuatro, desprendiendo parcialmente la vesícula biliar.

En la tercera trayectoria penetra  a través del abdomen hacia el diafragma y atraviesa el pulmón, rompe pulmón, lo desgarra.

En la cuarta trayectoria interna, casi el cuerno sale del otro lado, fracturando los noveno, décimo y décimo primero arcos costales.

Al llegar a la enfermería presentaba el pipló salido, parte del intestino, el riñón dañado, el hígado dañado, el diafragma dañado y el pulmón dañado.

Esta situación es sumamente grave, inmediatamente lo trasladamos en ambulancia, donde fue canalizado, y con el apoyo de policía y tránsito, en cinco minutos estaba en el hospital para eso, nosotros a través de los teléfonos celulares, nos habíamos comunicado con el sanatorio, donde Rayos X, Banco de Sangre y Quirófano listos, en menos de 20 minutos estábamos interviniendo al torero ante la gravedad de situación, cuando se abrió la cavidad abdominal, tenía aproximadamente litro y medio de sangre en cavidad, más la sangre que había perdido en el trayecto, estamos hablando de dos litros y medio, el volumen aproximado de una persona, son cinco litros de sangre, cuando se pierde el 20 por ciento de ese volumen, entra en un estado de shock, esto hace una situación sumamente grave, dentro de la cirugía, le fueron transfundidas al matador, 12 litros de sangre, estamos hablando de que prácticamente le transfundimos el doble del total del volumen Sanguíneo, más lo que llamamos suero, soluciones cristaloides.

La operación, lo que buscábamos era detener ese sangrado profuso, lo cual conseguimos a las cinco horas de estar en la intervención, también se detuvo el sangrado del riñón. Aquí lo más fácil hubiera sido ligar la arteria hepática y el sangrado cede, quitamos el riñón y se acaba el problema, pero tenemos que tener en cuenta, que se trata de un atleta, que su condición físico atlética ya no le permitiría seguir siendo torero, para quitar un riñón, no tiene caso, de los que se trataba era de resolver el problema, se salvó el riñón, se reparó el hígado, posteriormente el cirujano de tórax, reparó esta zona, y posteriormente de nueve horas de cirugía, el paciente fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos, aquí estamos viendo en conjunto, los avances de la medicina moderna y de la época.

Las complicaciones que esperábamos se presentaron, un poco graves, pero después de una semana en terapia intensiva y 15 días en hospitalización global, lo damos de alta, con varias cicatrices en su torso.

Los avances se puede manifestar brevemente, que uno de los enemigos de los toreros o de las heridas es la infección, esto gracias a los antibióticos de la época actual ha mejorado bastante, porque si tenemos que a principios de siglo, la mitad de las muertes se producían por procesos infecciosos, a finales de este siglo, se logró reducir el número al cinco por ciento, esto manejado con técnicas quirúrgicas diferentes, como reconocer trayectorias, reconocer planos anatómicos y hacer el menor daño como médico que hace el toro, y digamos que éstas cornadas en otra época, quizás no estuvieran vivos como Juan Clemente.

 

Moderador: Muchas gracias doctor Hurgo Mora, es un trabajo excelente, muy demostrativo, de cómo se producen las lesiones, cómo se producen las diferentes trayectorias que con alguna de ellas, estoy de acuerdo con la opinión del doctor Mora, de que este tipo de lesión, en otra época hubiera sido mortal, no hubieran sobrevivido, dadas las características de esta lesión. Enseguida vamos a escuchar al doctor Olague Rivapalacio, jefe de los servicios médicos, de la Plaza de la hermosa ciudad de Zacatecas.

 

Jesús Humberto Olague Rivapalacio, de México

 

Vamos a esperar la primera imagen, y qué bueno que estamos aquí, entre médicos, entre aficionados, entre periodistas, y pues este es un trabajo que hace prácticamente una revisión de la influencia de México en la cirugía taurina, ese fue el enfoque que yo pretendí darle. Bueno antes de que vengan las diapositivas, quiero dedicarle la exposición a la memoria de un gran amigo de un caballero, de un extraordinario médico, que tuvo un contacto muy importante con México y sus cirujanos taurinos y me estoy refiriendo al doctor Máximo Díaz de la Torre, Cirujano en jefe de la Plaza de Las Ventas de Madrid, a quien Dios tenga en su santa gloria y quien estoy seguro que si estuviera presente, algunos o varios de estos conceptos que voy a presentar, él los avalaría.

 

En primer término, quiero expresar mi agradecimiento al honorable Ayuntamiento de esta hermosísima ciudad, tan ligada a mi tierra que es Zacatecas, por la invitación para participar en este evento, ya el propio título del simposium, merece un comentario, ya que el calificativo de taurina, lleva implícito el reconocimiento de que esta cirugía sí existe, que no es una invención de quienes hemos dedicado una parte de nuestra vida profesional, a atender lesiones de la práctica del toreo.

En el capítulo mexicano y en la sociedad internacional, de cirugía taurina, jamás hemos dicho o afirmado que sea una especialidad, equiparable a la oftalmología, a la cardiología, a la pediatría y a tantas otras, puesto que en realidad no hay unidades hospitalarias en donde se puedan hacer estudios de posgrado, como sucede con las especialidades que he puesto de ejemplo y que tampoco existen centros universitarios y instituciones médicas que otorguen el grado de especialista en cirugía taurina, pero también es cierto que enmarcado dentro de la cirugía general y de la traumatología, tiene rasgos muy peculiares, incluso con repercusiones sociales, y que han sido claramente delineados, por Ramón Vila, Jiménez de Sevilla, al analizar al agente agresor y las lesiones que produce, al torero y al equipo quirúrgico de las enfermerías, a los conceptos actuales de la técnica quirúrgica y al siempre escabroso y traicionero punto del pronóstico, plasmado en el parque facultativo, indiscutiblemente que el advenimiento de los antibióticos y la mejoría de los fármacos anestésicos y los materiales de sutura, han jugado un papel importante en devolución asombrosa para la mayor parte de los aficionados que ocupan el graderío de las plazas de toros, de las cornadas sufridas por los lidiadores, que antes no era así, antes era otra cosa.

Veamos algunos ejemplos:

El 13 de enero de 1907, en el Distrito Federal, en una plaza que se llamaba México, como la actual, el diestro sevillano Antonio Montes Vico, fue lesionado gravemente en la región glútea izquierda al entrar a matar al burel Matahaca, de la ganadería de Tepeyehualco, ese día alternaba con los también españoles, Antonio Fuentes y Ricardo Torres Bombita, no conozco el parque facultativo exacto, pero sí que cuando se le llevó a la enfermería se le aplicaron las curaciones que en aquella época se acostumbraban, se debridó la herida, se determinó el trayecto y se le dejó un tubo como canalización, rígido como los de entonces, después fue trasladado a su hotel, era el hotel Edison, de la Ciudad de México, después hubo una reunión de médicos y se pudo apreciar de que la cornada era más grave de lo que se había observado en un primer momento, era penetrante a la cavidad pélvica, inclusive había provocado una lesión en el hueso sacro, se planeó una intervención quirúrgica, una laparotomía, pero como el estado general del torero, fue empeorando, no se llegó a hacer la operación y el diestro falleció el día 17 de enero.

En este equipo médico estaba el eminente médico potosino, don Carlos Cuesta Vaquero, quien firmaba sus escritos taurinos con el nombre de Roque Solares Tacubac, 39 años y siete meses después de la cornada de Montes, hubo un torero mexicano herido en España, Eduardo Liceaga Maciel, estaba en la víspera de recibir la alternativa y la tragedia ocurrió en el pueblo de San Roque de Algeciras, el 19 de agosto de 1946 y el novillo se llamó Jaranero y perteneció a la ganadería de Concha y Sierra, se dice que era una tarde con demasiado viento, el aire lo descubrió, calló a la arena y estando ahí el toro le introdujo el pitón completo, hasta la cepa, en la región perineal, un escritor español, catalán, Fernando Vinyes, dice que lo trasladarlo urgentemente a la enfermería, pero que era una enfermería sin condiciones para atender una cornada de esa gravedad, lo único que hicieron fue taponear la herida, inyectarle tónicos cardiacos, como entonces se estilaba y lo trasladaron al hospital militar de Algeciras, pero murió esa noche, el director del hospital reportó que la herida era penetrante en la pelvis, con grandes destrozos, gran hemorragia, que le ocasionó shock traumático, falleció a las 2:30 horas, sin que se lograra controlar el estado de shock y dice él, como consecuencia de las referidas lesiones.

22 años después de Montes, pero 17 antes de Liceaga, en un cuartucho húmedo y frío, dice el mismo escritor, Fernán Domínguez, utilizado como enfermería de la vieja plaza de toros de Puebla, de Morelia, oliendo a suciedad y al guadarnés de los caballos  (palabras textuales), Esteban García Barrera  agonizaba, la cornada fue el 2 de noviembre de 1929, durante el tradicional festejo nocturno que anualmente se celebra en esa plaza, el novillo se llamó Aleve, otros dicen que Gallo, hay discrepancias en cuanto al nombre, y parece que había un tercero, pero ciertamente era de la ganadería de Queréndaro, en la enfermería solo había un paquete de algodón y un frasco con Iodo, una curación rudimentaria y se le trasladó al sanatorio de la luz,  que todavía existe en la ciudad de Morelia, al día siguiente el cuadro se complicó con una neumonía, al otro con una peritonitis y Esteban falleció el día seis a las 9:23 horas.

Bueno pues terminemos en 1943, que es un años significativo en el progreso de la cirugía taurina como veremos después, ese año la sensación novilleríl de 1941, Félix Guzmán, que (era sobrino nieto del filósofo alemán Artur Schuppenhaguer), su nombre era Felische Belio Gudman Schuppenhaguer, partió plaza en el toreo de la colonia Condesa, alternando con Pepe Luis Vázquez, mexicano y con Arturo Fregoso, el cuarto novillo que se llamó reventón y era de la ganadería de Heriberto Rodríguez, le infirió una cornada en la región inclinar izquierda, sin embargo, él terminó la lidia de su novillo y por su propio pie, ingresó a la enfermería, el parte facultativo, relató una herida de cinco centímetros de extensión, con una trayectoria de 20, que llegó a la fosa ilíaca, esto fue el día 30, dos días después se presentó la gangrena gaseosa y Félix falleció el dos de junio a las 20:37 horas, se ha dicho que al practicarle la autopsia se le encontraron trozos de la taleguilla en el fondo de la herida.

El desenlace de estos cuatro casos fue fatal, pero aún las cornadas de tipo medio, no complicadas, constituían un verdadero calvario para los lidiadores, la debridación, consistía simplemente en un tijeretazo para allá, otro para acá, el lavado quirúrgico, se hacía con una solución antiséptica de las que estaban en boga por entonces  pero las heridas ni se reparaban anatómicamente, ni se suturaban, se taponaban con gasas iodotizadas, vacelinadas y las canalizaciones se hacían con tubos rígidos, evidentemente los toreros le temían más al dolor de las curaciones que al de la propia cornada, una vez que se había superado el riesgo de la infección se procedía a suturar la herida y esto alargaba la convalecencia por mucho tiempo.

En 1943, fue cuando el doctor Javier Campos Licastro, siendo aún pasante de medicina, operó a su primer torero, era un novillero que se llamaba Eugenio González y presentaba una herida en la cara anterior del muslo izquierdo, pero con una trayectoria penetrante de abdomen, su inquietud por mejorar la técnica quirúrgica, entonces utilizada para el tratamiento de las lesiones, le llevó a poner en práctica lo que desde tiempo atrás tenía en mente, o sea transformar la herida traumática, en una herida quirúrgica y suturarla y este hecho despertó una gran polémica entre los cirujanos del hospital Rubén Leñero, de la Ciudad de México, la evolución fue magnífica y el doctor continúa atendiendo al lesionado en el mismo hospital y después en el puesto de socorro número dos de la Cruz Verde y en su clínica particular que se llamaba, Centro de Traumatología.

Hay versiones de que antes de 1943, los médicos de la plaza de toros de Guadalajara, de Progreso, comandados por el doctor Jesús Ramírez J. Velazco (que fue maestro mío durante la licenciatura), y el doctor Antonio González Preslete, zacatecano de Nochistlán, habían tratado cornadas con la técnica parecida a la del doctor Campos Licastro, pero esto yo no he podido comprobarlo fehacientemente.

En 1944, por primera vez un torero mexicano, se benefició con un tratamiento antimicrobiano, fue Luis Briones, el tres de diciembre de ese año, alternando con “Cagancho” y Arruza, sufrió una herida en la región palpebral (párpado derecho), pero con fractura del piso anterior de la base del cráneo, el causante fue el toro Rondinero, de la Laguna, y la penicilina fue traía del vecino país del norte por órdenes expresas del general Maximino Avila Camacho, esto pues indudablemente sentó un precedente extraordinario en el manejo integral de las cornadas.

La labor del doctor campos Licastro, apoyando a los más desamaparados aspirantes a toreros, motivó que en 1963, el matador Fermín Riveira, que entonces era dirigente máximo de la torería nacional, lo invitara a formar parte del cuerpo médico de la Plaza México, en compañía de los doctores Javier Ibarra hijo, y de los hermanos Tirso y Pepe Cascajares, para sustituir al grupo que estaba encabezado por el doctor José Morales Ortiz, a partir de la intervención hecha al torero Mario de la Borgoña, casi seguramente de la cornada que le infirió Rosadito, de San Antonio de Triana, el 20 de octubre de 1963, sobre él recayó la responsabilidad de atender a los toreros heridos en la Plaza México y a los toreros que de la provincia llegaban a la capital, no operados o insuficientemente operados y a finales de 1973, por petición de matadores y subalternos, a través de Jaime Rangel, Joselito Huerta y Juan Escamilla, ya fue nombrado oficialmente jefe del servicio médico de la Plaza México y de las dos agrupaciones de toreros, por lo que aquí hemos expuesto, el avance o revolución de la cirugía taurina, se inició en nuestro país en la década de los 40, consolidándose paulatinamente en las siguientes dos y media décadas.

Pero en otras partes del mundo taurino, seguían usándose técnicas diferentes y era preciso difundir las técnicas mexicanas en el plano internacional, en 1971, del dos al 26 de marzo, se había impartido el primer curso de actualización de la traumatología taurina, auspiciado por la División de Estudios Superiores de la Facultad de Medicina de la UNAM, con asistencia de cirujanos taurinos mexicanos, pero la primera reunión con cirujanos taurinos extranjeros fue en el Primer Congreso Internacional de Cirugía Taurina, celebrado del 20 al 24 de noviembre de 1974, participando profesionistas mexicanos, españoles, colombianos, peruanos,  ecuatorianos y venezolanos, quienes oficialmente constituyeron la Sociedad Internacional de Cirugía Taurina.

Organismo que sin interrupción desde entonces, se reúne cada dos años, los pares, para intercambiar experiencias médicas en beneficio de los toreros, cuando se planeaba este evento, entre muchas voces de apoyo, se oyó la voz del doctor Francisco Alcocer Pozo de Querétaro, que dijo: “Es completamente necesario el poder actualizar lo que hacemos en México y constatar si estamos en lo correcto, también sería oportuno llevara a otras partes del mundo los progresos de la cirugía mexicana”.

Más no fue la realización del congreso, ni su peregrinar ininterrumpido durante 24 años, lo medularmente básico, sino la aceptación internacional de las normas que ya en México se participaban, someramente, vamos a repasar los puntos en que México insistía:

 

1.- Educar al cirujano taurino para incrementar su capacidad de observación.

a).- Observar y analizar la cinemática del trauma.

b).- Todos los objetos relacionados con el agente agresor y el sujeto agredido.

c).- La morfología del toro.

d).- Su fuerza y forma de cornar en las diferentes etapas de la lidia, sus querencias sus resabios, etc.

e).- Las características físicas, habilidades técnicas y hasta condiciones síquicas del torero.

f).- El instante de la cogida.

g).- La posición de su cuerpo en ese momento.

En fin, aún el mínimo detalle valioso para poder elaborar un diagnóstico presuntivo rápido de las lesiones y esperar al herido con un plan de acción preconcebido.

 

2.- Que sepa actuar con rapidez y serenidad, decisión y responsabilidad.

3.- Concientizar a las agrupaciones de toreros, empresarios, propietarios de plazas, autoridades gubernativas, de la imperiosa necesidad de contar con buenas enfermerías. Buenas, tanto en el aspecto físico como de equipamiento, a fin de intervenir quirúrgicamente a la brevedad, dado que mientras más pronta sea la intervención, más pronta será la recuperación y hasta la saciedad está demostrado que la inmensa mayoría de las cornadas no tienen indicaciones para diferir el acto quirúrgico.

4.- Pero ante todo, los detalles de la técnica quirúrgica, presente ya en la imaginación del cirujano, desde el momento mismo de haber presenciado la cornada y precedida de una pronta valoración clínica en cuanto a la gravedad de la lesión.

5.- Fundamental es la exploración digital cuidadosa para detectar las trayectorias.

6.- El abordaje quirúrgico, amplio y a conciencia, la emostacia y debridación de los tejidos policontundidos, perfecta.

7.- El lavado mecánico de todas las trayectorias, exhaustivo, sin olvidar que un líquido tan humilde como es el agua oxigenada, es nuestro mejor aliado contra las infecciones de gérmenes anaerobios.

8.- El drenaje de la herida por contrabertura, imprescindible.

9.- Y finalmente, la reconstrucción anatómica por planos.

10.- Claro que sin dejar de lado la protección antitetánica y una amplia cobertura antimicrobiana.

 

Todo esto que nos parece tan simple, no estaba estandarizado, no habría uniformidad de criterios y México logró la aceptación por consenso, tiempo más tarde, aquí se conseguiría otro avance plausible, al materializar el anhelo que el doctor Vil Arenas de Sevilla, durante el Segundo Congreso, o sea la necesidad de tener equipos móviles para prestar la atención en placitas pueblerinas, durante algo más de 10 años, el capítulo mexicano contó con dos unidades en las que numerosos toreros fueron atendidos con tratamientos provisionales o definitivos, a uno de ellos, a un novillero, ahí se le salvó la vida, con la operación vascular, conservó su miembro pélvico dañado, se hizo un matador de toros y aún está en activo, pero aprovecha cuanta oportunidad tiene, para desacreditar al cuerpo médico que lo atendió, culpándolo de las secuelas que esa gravísima cornada dejó, sin reflexionar que el verdadero causante fue el toro, pero ese se murió la misma tarde.

Actualmente y me da pena reconocerlo, pero así parece, la lucha por la instalación de enfermerías adecuadas y la reinstalación de quirófanos móviles, no parecen ser asuntos prioritarios, para las agrupaciones de toreros mexicanos, están son en mi modesta opinión, las aportaciones relevantes que hizo México a la comunidad médico-quirúrgica internacional, pero decir México, es pensar en la labor de un profesionista multifacético, a cuya vela se educaron, no pocos médicos jóvenes, y muchos ya experimentados, modificaron sus técnicas, convencidos de entrar así, en una época de mejoría, un amigo, en fin, cuyo nombre no hace falta repetir, y a quien en una ocasión, el prestigiado doctor español Mariano F. Sumel, escribió:

“Tú has hecho mucho y te lo agradecemos en favor de la cirugía taurina, de la que se han beneficiado y siguen beneficiándose muchos toreros heridos, que Dios te lo pague, porque a lo mejor al hombre se le olvida”.

 

Moderador: Muchas gracias, muchas gracias, doctor Olague, como que le faltó la vuelta al ruedo, porque como que sí merecía la vuelta al ruedo en este caso, fue un trabajo extraordinario con una gran presentación y para ser sincero quiero  reconocerle a su hijo Jesús, aquí presente quien le ayudó a preparar la parte tecnológica que le apoyó en esto. Bien, muchas gracias y continuamos con el profesor Rafael Vázquez Bayod, quien es actualmente, jefe de los servicios médicos de la Plaza México y de la Asociación Nacional de Matadores Novillos y Similares, comenzamos.

 

Rafael Vázquez Bayod, de México

 

Señoras, señores.

 

Antes que nada, quiero agradecer de manera muy atenta  la invitación para asistir al Segundo Congreso de Ciudades Taurinas, y exponer a ustedes en nuestro criterio, nuestra manera de trabajar actualmente, el servicio de la Plaza México a su ves pertenece a la asociación de matadores de toros, o sea, la asociación, conjunta actualmente a un conjunto de jóvenes médicos, todos con el criterio, de que como premisa número uno, la cirugía, en la ciencia médica es evolutiva, cada día es evolutiva y cada día debemos empezar de manera diferente, actualizándonos como debe de ser, reciban también un saludo de la Sociedad de Ortopedia, de la cual yo dirijo, desde hace unos años, la ortopedia y traumatología del deporte a nivel nacional, igualmente, en la actualidad soy jefe del Colegio de Médicos Militares, institución que por tradición científica en México, es la que quizás trabaja mejor el trauma en México, dado que en la actualidad estamos expuestos a esto y todos los médicos militares tenemos una educación especial en trauma.

También a demás de los conocimientos de la actualización en trauma, en todo lo que se refiere al aspecto quirúrgico, debemos, como todos ustedes los son, ser aficionados, todo esto no une, de tal manera que podemos ya conceptuar lo que es la  traumatología taurina, antes de abrir plaza, en esta plática, quiero mencionarles una reseña histórica de lo que es el manejo actual del trauma, creo que esta parte es muy interesante, es bonita y no quería pasar, que pasara desapercibida, apara que vayan conceptualizando el manejo de lo que es el trauma en México e internacional y lo que es su aplicación, dentro del medio taurino.

En México, lo que nuestro país y nuestra ciudad, se está expuesto a numerosos traumas, de tal manera que es lógico platicar con ustedes todo esto, les diré de manera muy especial lo siguiente y de aquí parte todo, trauma es la causa de mortalidad número uno.

Sí señor, en países como México, entre los 15 y los 45 años, es la causa de mortalidad número uno y es la causa de incapacidades también número uno, por consiguiente pueden ustedes darse cuenta de la importancia que esto implica, esto ha hecho que países como Estados Unidos y países que quizá tienen un nivel más avanzado en el aspecto científico-médico, hayan avanzado en el manejo del paciente traumatizado, de tal manera que un grupo importante de médicos militares, iniciamos nuestra preparación en el manejo de trauma.

Esto ya lo pudimos aplicar en el ’85, con el terremoto, el equipo de médicos militares y algunos civiles que estaban entrenados, pudimos aplicarlo con gran éxito, a diferencia de otras instituciones hospitalarias que no tenían ordenado aún el manejo de pacientes, esto hizo que la aplicación de este curso se llevara a nivel nacional.

El primer curso en Estados Unidos lo tomé yo, junto con dos médicos militares más y su trascendencia, que ha seguido a través de los tiempos en nuestro país, la asistencia como militar a diversos eventos de ésta índole, la asistencia como militar a diversos países, como Costa Rica, Hondura, Guatemala, Colombia, en el apoyo técnico del trauma, nos dio ya cierta experiencia en esto y vean ustedes cómo el curso de A.T.L.S., fue trascendiendo, de tal manera que ya contábamos con un número importante de alumnos y de instructores.

El manejo de trauma en general, ya se cuenta en  nuestro país, estandarizado, en los hospitales es indispensable para manejar trauma, que se cuente con estos cursos, yo así lo creo, no podemos pensar en hacer cirugía de manera profunda, si ni siquiera podemos controlar a un paciente en la etapa inicial, por  consiguiente, en la mayoría de los hospitales de nuestro país, en los de importancias, en las instituciones como el Seguro Social, el ISSSTE, en instituciones de urgencias de la Ciudad de México, ya es obligatorio contar con estos cursos, en los hospitales privados también es vital en el curriculum, para una aceptación, que se cuente con estos cursos.

De tal forma que nuestros toreros no contaban con una estandarización, en el manejo de la fase inicial, no hablo de cirugía, la cirugía es otro aspecto que se debe contar con actualización, son fases que se van llevando en el manejo de un traumatizado.

Desde luego que hablar de toreros, hablamos de todos aquellos que están con los toros en los forcados, la frase clásica que decimos los médicos, es que donde estén los forcados hay que estar preparados, es muy cierta, rejoneadores que presentan ciertas lesiones, ya lo vimos el año pasado con un deceso, en fin, en el campo ven por ejemplo ustedes esta pequeña “vaquita”, imagínense ustedes la lesión que pueden inferir estos animales, al igual que un toro, son lesiones muy graves.

Siempre nuestros toreros han sido levantados del ruedo y muchas veces manejada la fase inicial por personas que actúan de muy buena voluntad, pero realmente sin tener las bases técnicas para hacerlo, a diferencia de otros deportes, ustedes han visto cómo se levantan los jugadores de americanos, cómo se levantan los jugadores de soccer, yo digo ¿Qué, nuestros toreros no tienen el derecho de ser atendidos técnicamente de manera apropiada, desde el momento mismo que se levantan de la arena?

Claro que sí, y por eso estamos luchando, da pena ver en la televisión cómo se levanta un jugador de americano y da pena muchas veces ver cómo se levanta un torero, vean ustedes ¿Qué tal si hay una lesión cervical? ¿Qué tal si está sangrando, en fin, todo esto debe de efectuarse ya, debemos aplicar todos estos conocimientos.

Nunca olvidar el toro lógicamente, a este herido lo aventaron y salieron corriendo, y fue cornado nuevamente, esto nos hace pensar de manera muy importante en el toro y cómo levantar a nuestros toreros cuando está presente esta fiera, sin embargo hay tecnología para poder hacerlo, técnicamente, en la misma guerra, los heridos son atendidos por sus compañeros, de tal manera que entre las balas sean atendidos de manera adecuada y técnicamente adecuada, entonces esto se puede aplicar definitivamente dentro de un ruedo.

El mismo término de Cirugía Taurina, que es donde se conceptúa toda la atención médica de los toreros, debe ser lógicamente ampliado, debemos iniciar conceptuando términos, para que nos entendamos desde un principio.

Las lesiones son múltiples, muy serias generalmente, implican atención inmediata, aplican un tratamiento quirúrgico muy especializado como en estos casos, de tal forma que hablar de manera general del aspecto médico taurino, es hablar de trauma taurino.

Como se conoce actualmente en todos los países, y hablar de trauma taurino en general, es hablar de capítulos amplísimos, como son los diferentes tipos de lesiones, el más común por astado de toro y otras que no dejan de ser importantes, como son caídas, aplastamientos, contusiones, heridas cortantes por otra índole, no precisamente por el asta de toro, en fin, diferentes aspectos importantes que debemos ir conociendo.

El manejo inicial de muchas lesiones, consiste desde una simple compresión que es muy útil, pero que nos hace llegar a tener una cirugía de los más apropiada, estudios también de trauma taurino, implican la cinemática, que es la manera en cómo se producen las lesiones, la patomecánica, la fisiopatología, en fin, son capítulos muy interesantes dentro del trauma taurino.

En fin, el manejo taurino en general no es tan solo cirugía, es también profilaxis, es tratamiento en sí, y la rehabilitación, son los tres capítulos importantes en  el trauma taurino.

Profilaxis, como en el caso de Julio Sánchez, quien como profilaxis, usa una faja ancha de cuero, que usan los cargadores, ahí el toro le pegó tremendo cornadón, que si hubiera estado amparado, hubiera sido atravesado.

El trauma taurino en el manejo inicial, un capítulo muy importante en el cual, se conceptúa de esta  manera y de tal manera que es muy importante que todos los médicos tengan una unificación de criterios, una conducta bien determinada, bien establecida, para que de manera unánime se manejen estos lesionados, mientras cada quien tenga un criterio diferente, está demostrado, no se pude llevar a cabo un manejo adecuado.

El tratamiento en sí de un lesionado taurino, implica en sí, desde el manejo prehospitalario, repito, ya que es el tema de mi plática, es todo un capítulo importantísimo en la actualidad en la cual se gana muchísimo si se practica de manera adecuada.

La atención hospitalaria, muy importante lo que es en sí el manejo quirúrgico, el manejo postquirúrgico, también muy interesante y la rehabilitación, otro capítulo fundamental, para que los toreros vuelvan a sus actividades normales.

Verán ustedes, he puesto mucha gráfica, casos muy bonitos para que sea esta plática lo más amena posible. La atención del trauma en el sitio del accidente es importante efectuar ahí los cuidados definitivos, en la actualidad se ha demostrado que es imposible en el sitio del accidente, hacer el tratamiento definitivo, siempre hay que contar con todos los medios para controlar y estabilizar a nuestro paciente; número uno y número dos, para llevar a cabo una cirugía adecuada, llevar a cabo una cirugía adecuada implica tener un equipo de especialistas, que es un equipo multidisciplinario que trabajando en forma coordinada, en forma rápida, en forma eficaz, obtendremos de esta manera, los mejores resultados.

En el trauma inicial se considera como la hora dorada, la cual se debe iniciar el tratamiento oportuno de los heridos, pacientes que sobreviven a esta hora y no son atendidos, se habla de que tuvieron un tratamiento inicial inadecuado, por consiguiente, ustedes pueden repasar rápidamente, qué toreros murieron después de una hora de haber sido lesionados, en éstos quizá en la actualidad se tiene que estudiar a fondo y determinar la causa de la muerte, generalmente hubo un problema, alguna conducta inadecuada en el manejo inicial, eso está demostrado, y por eso se traduce como la hora dorada.

Esos son procedimientos quirúrgicos sencillos que se efectúan también en una enfermería o dentro del capítulo del manejo inicial.

El manejo inicial es muy interesante, hablar del primer contacto y del manejo médico inicial, hablar del primer contacto, es el que yo mencionaba, que pueden hacerlo personas que no son precisamente médicos ¿Quién efectúa el manejo del primer contacto?

Lo efectúan generalmente los Monosabios, los mozos de espada, los subalternos, compañeros, amigos y otros toreros en sí, esto es un capítulo importante en el cual debemos estar entrenados, el manejo médico inicial lo efectúan los paramédicos que son entrenados también profesionalmente para realizar este manejo.

El manejo inicial, es la aplicación del A, B, C; el ABC quiero explicarles a ustedes que es muy importante que el paciente tenga primeramente una vía respiratoria libre, esto es conocido como el A, el B, es precisamente que ventile, los pacientes traumatizados mueren la mayoría por problemas en la respiración y C, que tiene mucha aplicación en los toreros, es circulación, hemorragia, controlarlo en ese momento, de tal manera que si un paciente es levantado muchas veces como un bulto, y tiene una fractura femoral, en lo que llega a la enfermería puede perder dos litros de sangre aproximadamente, lo que pone en peligro su vida, si es controlada esta hemorragia en el ruedo, en el callejón, esta hemorragia será mucho menor; lesiones por ejemplo cervicales, que son levantado de manera inadecuada, pueden producir, paraplegia, o la muerte del mismo paciente, la evacuación, la estabilización, el transporte y la coordinación, capítulos importantísimos en el manejo inicial.

Esto implica para iniciar un control de estos para empezar, con un plan de manejo médico de un traumatizado por ejemplo en una Plaza de Toros.

Veremos el plan que tenemos en la Plaza México, dentro de la Plaza, debe de conocerse dónde están los sitios de evacuación, la enfermería, qué personal va a levantar al herido, los monosabios tienen ya dividida la plaza, yo tengo mi contrapalco médico, las fases son: el abordaje y evacuación urgente del ruedo, la atención primaria y traslado en el callejón, la atención y estabilización del paciente en la enfermería, el transporte y la coordinación.

En ocasiones puntazos que origina cornadas cerradas, pequeñas o moderadas, que mediante crioterapia, evitamos una cirugía, evitamos grandes hematomas, esto lo llevamos a cabo en el callejón, esto es atención de callejón por nuestro paramédico de callejón.

Esto nos ha llevado a dar diferentes cursos, que los hemos determinado para toreros, subalternos, mozos de espada, y personal afín, dado que ellos están en primer contacto con los lesionados, no queda otra señores que en el medio taurino que es la guerra, yo soy militar y estar en este tipo de situaciones es la guerra, todos hay que estar preparados, los que estamos en contacto con los toreros, habrá aquí apoderados, que en muchas ocasiones está en contacto con su torero, a quien debe apoyarlo de alguna manera, porque luego no hay quién lo apoye en el campo o en plazas de toros que no tienen el personal adecuado y cuando los tienen, yo he visto casos por ejemplo, de mozos de espadas que fueron entrenados, tienen más conocimiento que un mismo médico que puede estar en una enfermería, por eso es que dirigimos esos cursos para todo este tipo de gente que está en relación directa, con el personal del toro.

(presentó varias transparencias sobre el levantamiento, traslado, cursos y atención que paramédicos, monosabios, etc. Prestan a los toreros en el ruedo, el callejón, a la enfermería y en el traslado al hospital).

En conclusión señores, la ciencia médica es evolutiva y requiere que los conocimientos que se aplican en nuestras áreas, donde se ve muchísimo trauma, como en una ciudad como la nuestra, como es en otros países, como es en instituciones de guerra, que es donde evoluciona el manejo de trauma, debe ser aplicado en nuestro medio para bien de nuestros toreros.

Crean ustedes que el manejo inicial es nuevo, que hay renuencia  a entenderlo, pero definitivamente el aspecto médico va evolucionando y tiene que llegar y llegará, y esto que yo insisto ahorita, al rato se van a reír ¿Cómo es posible que hace 10 o 15 años, el doctor Vázquez insistía en una cosa que es tan obvia, bueno así será y si no estamos perdidos, así es en otras ciencias, ojalá que pronto veamos estos manejos, una camilla totalmente moderna, de espátula con la cual se levanta a un herido, sin lesionarlos para nada, controlar sus signos vitales, si hubiera hemorragia se puede tolerar una pérdida sanguínea del 40, 50 por ciento con estos procedimientos, para poderse operar hasta en dos horas, en fin, son tecnologías muy interesantes y olé señores a todos aquellos que apoyan a la ciencia médica moderna, al servicio médico para que estemos en contacto con ustedes para que nos entiendan, para que con el tiempo, nuestros toreros sientan en su mozo de espadas, en su apoderado, en los monosabios, en el equipo médico que está en la enfermería, en los hospitales, sientan un apoyo científico y moderno, con esto señores muchas gracias.

 

Moderador: Muchas gracias doctor, Rafael Vázquez Bayold, vamos a continuar y vamos a escuchar al médico Eduardo Villanueva Sáenz, cirujano en colon y recto y es miembro del equipo, también de la Plaza México.

 

Eduardo Villanueva Sáenz, de México

 

 

Buenas tardes, antes que nada quisiera agradecer a las autoridades de Aguascalientes, por la invitación que nos hicieron a participar en este evento, así como al doctor Hernández que nos tomó en cuenta para participar en él, voy a tratar de ser un poco breve, ya vamos un poquito colgados, vamos a hacer los conceptos en cirugía que estamos haciendo en la Plaza México, no son conceptos que hayamos inventado nosotros o que hayamos inventado nosotros, son conceptos que están bien descritos, que se deben de aplicar y que tienen ya algunos años de que se inovaron, hay que recordar que quien no evoluciona se extingue en la medicina, y sobre todo en la cirugía, la evolución debe ser constante, debemos estar abiertos al cambio y a aceptar este cambio.

A continuación vamos a hacer una revisión rápida de los que es el manejo que le estamos dando a las heridas por asta de toro.

Esta es una imagen importante en la Plaza México en la cual vemos al “Negro” Montaño dando un muletazo, en cuestiones de segundos, esta muleta la desprende del torero y prácticamente la desbarata, quedando jirones de esta muleta en el pitón del toro, es importante saber el mecanismo de las lesiones que se ha mencionado y la agresión y fuerza que puede tener este tipo de contactos con la carne y la piel de los toreros.

Todo este manejo integral, todo este conocimiento de la condición pre, post y durante el percance, es la que nos va a regir y nos va a dar el manejo inicial, es importante, ya no voy a reiterar en el manejo del A.T.L.S., lo importante es tener un paciente en las mejores condiciones para operar, si no tenemos un paciente, no vamos a operar, los mejores resultados que vamos a obtener son un paciente, obviamente en mejores condiciones, dentro del A.T.L.S., se manejan principalmente una evaluación primaria, que ya la comentó ampliamente el doctor Vázquez Bayot; la evaluación secundaria que se realiza en el mismo lugar donde se produjo el accidente o en este caso en la enfermería, y el traslado en un centro hospitalario, preferentemente de tercer nivel, que es aquel centro que va a contar con todos los recursos tecnológicos, que nos van asegurar en mayor porcentaje, el éxito de nuestro procedimiento.

Desde el momento en que el paciente viene a la enfermería, podemos dar una evaluación, podemos dar las condiciones en cómo ingresa este enfermo, en este momento ya se realizó una evaluación primera del paciente, el cual tiene una mascarilla de oxígeno, está canalizado aunque no hay un dato de hemorragia importante, así se debe de ver, si en un momento inicial nos enfocamos a la lesión aparente o más aparatosa del muslo y nos olvidamos que el paciente tiene que ventilar, tiene que entrarle aire, y no revisamos primero una vía aérea, ha habido muchos casos de que los enfermos mueren en los primeros minutos porque dejan de respirar y no por la lesión primaria, una ves que este paciente está estabilizado, se procede a su traslado a un centro hospitalario, previamente convenido y se realiza la operación quirúrgica, en este momento ya hicimos una debridación amplia de los tejidos necrosados, se procede a colocar un drenaje.

Al finalizar la cirugía, tenemos los borde cruentos, estamos viendo heridas más pequeñas, y lo importante es un drenaje cerrado a succión, esta es una de las nuevas modalidades que se deben de hacer, el paciente a los ocho días de operado, sin ningún rastro de infección, perfectamente recuperado para iniciar su rehabilitación.

El cuidado de la piel al momento que llega es muy importante, ya lo tenemos en un quirófano, hay que hacer un debridamiento de los bordes, al momento que entra el asta de toro, produce necrosis, y una fricción importante, lo que nos va a producir una muerte de ese tejido, hay que evitar la tensión al momento de afrontar la piel y valorar el daño intenso en la realización de “colgajos”, estos colgajos pueden ser libres o pediculados, es decir, rotar una parte de la piel realmente afectada a fin de evitar un defecto cruento importante.

Esta es una herida del “Niño de San Juan”, en la cual observamos una herida por asta de toro en la parte anterior del muslo, con una destrucción muy importante de la piel por machacamiento y arrancamiento, al momento que el toro derrota, aquí se está haciendo una evaluación con el paciente anestesiado en quirófano, para valorar las trayectorias, se procede a hacer cuidado específico de la piel, aquí vemos la piel, con todos los bordes reavivados, posterior a un lavado quirúgico extenso, para su posterior cierre, valorando la manera adecuada a fin de evitar tensión de heridas, se ve de esta manera la forma en que queda cerrada la herida, vemos que no hay tensión, los bordes son viables de la piel y nuevamente este tipo de drenajes que estamos utilizando ahora, el Drenovac no son equipos que hemos inventado nosotros, son equipos que tienen mucho tiempo utilizando, pero que a penas se están utilizando en esto de las heridas por asta de toro, dentro del lavado quirúrgico es importantes, dentro del arrastre mecánico es lo que nos va a dar mejores resultados en la evacuación de nuestras heridas, no se deben utilizar ya actualmente sustancias irritantes como el agua oxigenada de primera intención, el agua oxigenada es muy irritante y mata a los tejidos, ustedes pueden colocar una pequeña porción de hígado en una pequeña cantidad de agua oxigenada, prácticamente se desbarata, lo mismo pasa con los tejidos vivos, en la actualidad, y esto no lo decimos nosotros, está perfectamente bien estandarizado, no se deben utilizar en las heridas, soluciones que no tolere la conjuntiva de nuestro ojo, esto habla de la delicadeza y del trato que se debe dar a estos tejidos.

El agua oxigenada nosotros sí la hemos utilizado, pero en casos de asepcia severa, en heridas como el que tuvo el novillero “Cúchares”, ahí son casos muy precisos, debemos hacer una debridación del tejido desvitalizado, esto es lo que nos va a evitar en mayor grado la infección, aunado al arrastre mecánico importantes, y definitivamente hay que hacer una revisión exhaustiva de todas las trayectorias, se menciona entre nuestro grupo que al momento en que crees que ya terminaste de revisar es que vas a empezar a revisar, revisión exhaustiva de todas las trayectorias y en la actualidad nosotros no estamos incidiendo toda la trayectoria, es importante detectar la trayectoria, ver las características de esta trayectoria, ver qué órganos tiene además involucrados, pero no es necesario incidirla por completo.

Aquí estamos viendo un percance de Cirilo Bernal, en la cual vemos el primer derrote del toro, como lo tiene el pitón que sale por contrabertura, posteriormente el toro derrota, el novillero gira sobre el cuerno del toro y es una de las cornadas más impresionantes en longitud y trayectoria que hemos tenido.

Aquí tenemos el abordaje que estamos haciendo, vemos el gran destrozo de masas musculares que tenemos con contusión de tejidos, hemorragia escasa, la trayectoria continúa, aquí se está haciendo una debridación importante del tejido desvitalizado, es importante recalcar el uso del electrocauterio, utilizar al menos lo menos posible el material de sutura, actualmente el electrocauterio nos permite cortar y al mismo tiempo hace hemostacia, es decir evita el sangrado, al momento de haber una mayor cantidad de sustancias extrañas en los tejidos lesionados, nos va provocar una mayor reacción con menor riesgo de infección, esta es una porción de músculo desvitalizado que estamos retirando, así se realiza en toda la trayectoria, para posteriormente hacer el cierre por planos.

Una de las afecciones más temidas dentro de la medicina taurina es la infección, actualmente no se ha visto con tanta frecuencia, por el desarrollo tan importante que han tenido los antibióticos, pero esto no quiere decir que nuestros toreros no se puedan infectar, al momento que tenemos datos de infección ¿Qué es lo primero que vamos a hacer?

Tomar biometrías hemáticas seriadas, para ver cómo está el comportamiento de los glóbulos blancos, valorar si el paciente ha tenido fiebre o no, si la tiene constante todo el día o es en picos, el paciente que está sometido a infección, generalmente tiene taquicardia, es decir, su corazón late más aprisa, puede o no haber secreción por la herida, puede o no haber acidosis, es una descompensación del metabolismo y puede haber o no crepitación, al momento que hay crepitación, sobre todo al momento que hacemos el lavado mecánico a presión, el mismo lavado puede hacer que haya infiltración de aire hacia los tejidos musculares y subdérmicos, entonces esto puede ser una causa de que esté crepitando, entonces lo que nosotros hacemos es marcar el sitio de la crepitación y valorar en cuestión de horas si este aumento en la crepitación ha rebasado ese marcaje que hicimos o no, posteriormente, ante la duda de infección, utilizar triple esquema de antibiótico, cultivo de secreción, es decir tomar una muestra de la secreción que está saliendo por la herida y mandarla al laboratorio para que ahí nos digan qué tipo de germen está creciendo, valorar nuevamente la crepitación, que nos siempre quiere decir que el paciente esté infectado, con los resultados del antibiograma,y del cultivo, valorar el cambio de antibiótico al que sea más sensible el microorganismo al cual nos estamos enfrentando.

Hay que valorar la intervención quirúrgica con alta tecnología, los pacientes que tenemos con cualquier tipo de infección, la cámara hipervárica, está indicada como fue en el caso del novillero “Cuchares”.

En el momento que hay infecciones en la región inglinal, se producen gangrenas muy severas, conocidas como Grangrena de Furnier, que ponen en peligro la vida en cuestión de horas.

Este es el caso de una de las infecciones más temidas que se pueden presentar en el mundo taurino, en la cual tenemos una herida por asta de toro en la región, lumbar, la cual no fue adecuadamente debridada, vemos todo el tejido necrótico que está formándose, Otra de las cosas importantes es iniciar la rehabilitación temprana de nuestros novilleros y toreros, para que pueden reincorporarse nuevamente a su actividad.

Gracias por su atención.

 

Moderador: Muchas gracias, vamos a continuar, le hemos dado el sito final al doctor Máximo García Padrós, lamentablemente se nos ha venido el tiempo encima, así que lo escucharemos el tiempo que se nos permita.

 

Máximo García Padrós, de España

 

Buenos días, en primer lugar, como diríamos el capítulo de agradecimientos al Ayuntamiento de Aguascalientes por la invitación que me ha hecho al venir a participar en este Segundo Congreso Mundial de Ciudades Taurinas, y como no, al doctor Carlos Hernández Sánchez, que ha demostrado que la amistad que nos tenemos desde que nos hemos conocido desde hace tres o cuatro años, pues ha ido en aumento y en fin, pues que estoy muy agradecido, a todos ustedes igual, darles las gracias por su asistencia y vamos a ver porque esto de hablar en último, ya te deja un poco complicado todo el tema, porque todos pues más o menos han venido a decir pues una seria de conceptos, los cuales en unos estamos más de acuerdo que en otros, pero estamos de acuerdo en la mayoría, yo quería hacer les una pequeña reflexión de cómo ha ido avanzando, cómo se ha ido metiendo la cirugía en el mundo de los toros.

Si nosotros por ejemplo, al desaparecer el uro salvaje en Europa, va quedando relegado a una parte del sur de Francia y España, entonces ahí vemos que en el mundo neolítico empiezan a aparecer una serie de figuras que demuestran que el toro es un animal de gran poder que lo usa el hombre  para alimento y para usar su piel, y que le hace las diferentes trampas que él intuye en esos momentos para acabar con su vida.

En el Siglo XI, año 1100, empiezan a haber figuras que son los “matatoros”, matatoros son personas que por dinero se dedican en las fiestas con toros, a matarlos a acabar con ellos, son fiestas de un salvajismo tremendo y en algunas ocasiones terminan con la muerte del toro, pero también, con muchas de las personas que participan, ahí no haya médicos no hay sanidad ninguna, cómo son las muertes del toro, pues por desjarret, por cortar los tendones de las patas de atrás y entonces apuntillarlo a lanzasos espadas, etc.

Pero el toro se defiende y va causando un número de víctimas, si vamos avanzado, la primera corrida que se da en España en un recinto cerrado es en el años 1040, en el cual por motivos importantes como eran, de visitas del rey o del vicepresidente del pueblo, soltaban toros, pero la primera corrida en recinto cerrado es en el año 1040, por motivo de unas bodas de Sancha Urraca, con Leonardo de Castilla, entonces vamos viendo que hay ya una afición importante.

En el año de 1575, el 26 de mayo, se producen en la Plaza mayor de toros de Madrid, en una suelta de toros, 25 fallecidos, más de 70 heridos, aparte, de los que dicen las crónicas quedan liciados, hay un médico, el doctor Vélez de Liceaga, que pide al rey Felipe Segundo, que mande una serie de normativas, que mande cirujanos y barberos, cirujanos no son los de ahora, por su puesto, cirujanos son los sangradores, entonces imagínense en una cornada o una herida por hasta de toro, lo que te tenía que hacer, encima una sangría, o sea que soltara los malos humores.

Llegamos por ejemplo ya al año 1756, donde fallece el primer profesional del toreo, se trata de José Cándido "Expósito", en la plaza del Puerto de Santa María, no hay médicos, llaman  a los médicos que Cádiz, a unos 35 kilómetros, que acudan al domicilio del herido en el puerto de Santa María, cuando llegan ya no hay nada qué hacer.

Tenemos ya el punto donde podemos decir que empieza la cirugía taurina, es con el fallecimiento de Joselillo, que es Pepe Illo, que escribe una tauromaquia para que te relate todos los pases y todas las cosas que hay que hacer, para que no te coja el toro, y miren ustedes que con todos esos conceptos que él sabía, muere a consecuencia de una herida abdominal, a lo largo de 1800 a 1900, van a pareciendo un largo de partes médicos, quiere decir que ya hay médicos que están en las enfermerías que se hacen en esas plazas, son cuartos habilitados en los cuales se atienden a los posibles lesionados, en 1920, aparecen tímidamente en algunas revistas españolas, en las cuales se habla de este tipo de lesiones, pero las cuales se les considera como diríamos, del mundo de la farándula, o sea lesiones que no tienen importancia, pero hay una serie de fallecimientos importantes, entre ellas la de Joselito, el 20 de mayo de 1920.

Hay una serie de gente que se va dedicando al mundo de la cirugía de las enfermerías de las plazas de toros, y es curioso por ejemplo que en la Plaza de Toros de Madrid, era como un castigo, el cirujano que se hacía cargo de la plaza de toros esa semana, era como un castigo porque no hubiera actuado bien en el hospital, la plaza dependía de la diputación provincial, era pues un medio que tenían y entonces cubrían esas puertas, en el años 33 antes de la guerra civil que hubo en España, se hace cargo de la enfermería de la plaza de toros que había entonces en la calle Alcalá, no la actual, sino otra que había más arriba, donde hoy hay un célebre establecimiento comercial, se hace cargo un célebre médico que también tuvo mucho que ver aquí en México, se trataba del profesor Jacinto Segovia, el profesor Jacinto Segovia, empezó a hacer una serie de estudios, sobre cómo eran ese tipo de lesiones, cómo se iban actuando sobre ellas, él era íntimo amigo del doctor Trueta, quien hizo el método crucivo en la primera guerra  mundial, vio que con el método crusivo pues esas heridas pues mejoraban es decir heridas de guerra, pero él vio el doctor Segovia, se dio cuanta que las heridas por asta de toro eran un desastre, entonces él empezó a dejar las heridas abiertas y empezó a hacer unos grandes lavados que tenían que hacer, por eso se llamaba una “cornada con mucho hule”, ese mucho hule quería decir que debajo del torero se ponía un hule y se le empezaba a echar líquidos, había una solución que se llama de Fouller, entonces esta solución iba cayendo poquito a poco limpiando la herida, y hasta que podía llegar a cicatrizar ¿Qué pasaba?

Que con una cornada en un torero en el año 25, 30, 35, podía durar dos tres meses, lo cual le apartaba del toreo y le retiraba muchas veces a muchos toreros.

Posteriormente el profesor de Segovia, tuvo que exiliarse aquí a México y aquí lo sabemos, que hizo una buena labor en cuanto a los médicos que en esos momentos estaban aquí, en México y entonces el hombre hizo una gran labor y el hombre murió aquí en México.

Se hizo cargo el doctor Jiménez Guinea, un hombre de un carácter muy fuerte, en los cirujanos era muy frecuente, entonces tener unos caracteres que los hacía insoportables, pero se cogió de ayudante al hombre que fue mi padre, doctor García de la Torre, que rea totalmente distinto, entonces pues, fueron poco a poco viendo cómo se trataban estas heridas, tenían una experiencia terrible, entrando el año 42, que ya estaba fundado el sanatorio de toreros por Ricardo Torres “Bombita”.

Y entonces vieron que las heridas que se dejaban abiertas con esos sueros, que no  que se podían llegar a suturar, dejando siempre unan serie de drenajes, al principio esos drenajes, como se hacía entonces, eran drenajes duros, eran drenaje de lo que llamamos tubo de goma de gas, o sea eran materiales pues que hacía más daño muchas veces que lo que querían hacer, pero fueron viendo que todo esto iba mejorando, que pasaba, pues que venían a Madrid de todos los pueblos de España, de todas las capitales, y entonces había cirujanos que cada uno tenía sus técnicas, tenía sus formas de actuar, en el año 72, Javier Campos Licastro se dirigió a mi padre con la intención de intercambiar impresiones y se dieron cuenta de que coincidían en una serie de temas, como lo es la aparición en el año 43, 44 de la penicilina, por Alejandro Fleming, marca un hito, tan así que los toreros que no sueles ser muy agradecidos, le han hecho un monumento en Madrid, a don Alexander Fleming, con motivo de la invención de la Penicilina.

Pero no se dan cuenta que yo creo que más importante que todo eso, es la aparición de la anestesia, endotraqueal, o sea, que la partición de un anestesista en una plaza de toros, que lo consideramos hoy día una cosa normal, pero que en aquella época no se concebía, cuando hay una anestesia endotraqueal, se pueden hacer otro tipo de cirugías, no era el cloroformo, o todas las  anestesias con éter, sino que ya maneja un grupo de cirugía mucho más importantes y entonces vamos viendo cómo, a partir de eso se marca un hito, entonces a partir de eso, podemos decir que la cirugía taurina se va adecuando de todos los medios que van apareciendo continuamente, la cirugía va evolucionando como ha dicho el doctor Vázquez Bayod, aunque muchas veces, pues personas que tenemos más edad, pues nos cuesta más trabajo, es como por ejemplo, a nosotros muchas veces, esta maravilla que ha presentado Humberto Olague, del ordenador, a mí no es que se me pasa ni por la cabeza, como no lo hagan mis hijos, desde luego yo, me parece imposible que aprenda ciertas cosas.

Vamos viendo con la unión, con la aparición de esta  amistad entre Javier Campos Licastro y mi padre, pues vamos viendo que se van creando una serie de conceptos, pero que van participando una serie de personas que tienen sus propios criterios, y aquí en España, por ejemplo, pues parece el cirujano de la Plaza de Bilbao, que era Bolblio; el de la Plaza de Zaragoza, Baljarrerés;  el de la Plaza de Sevilla, Jiménez; el de Valencia, Felipe de Luz; mi padre, otra serie de médicos pues que intenta decir que cómo es posible que no nos pongamos todos de acuerdo, entonces Javier Campos Licastro, organiza el Congreso Internacional de Cirugía Taurina, en 1974, viene un pequeño grupo de españoles y se quedan asombrados de que cada una de las experiencias que tienen, van uniéndose, van poniéndose pues en una forma qué digamos común ¿Esto qué hace?

Pues que se crea esa sociedad con diferentes capítulos, Venezuela, Ecuador, Colombia, Perú, México; por el capítulo americano y España y Francia.

El capítulo francés tiene una gran importancia, tienen un peso específico, por la gran afición que se ha creado en el sur de Francia, desde Bayona, Biarri, Monazan, Nimes, Arles, en fin una serie de ciudades eminentemente taurinas y que los están haciendo fenomenal, entonces ahí hay una situación médica completamente distinta a la que tenemos en España, y muy parecida a la que el doctor Vázquez Bayod, propugna, en Francia no hay equipos médicos en la enfermería, hay un médico por su puesto, pero medios de transporte fabulosos a sitios con una dotación médica, hospitales, sanatorios pues muy importantes y entonces hacen esa atención.

Esa atención se ha visto en los casos de Dimeño, de Julio Robles, que han sido heridas muy graves, más que heridas han sido lesiones vertebrales muy graves, que han acabado en diferentes problemas, pero muchas cornadas que la verdad, han sido tratadas con los medios necesarios.

Entonces hemos visto en todos estos congresos que hemos tenido, en España llevamos 17 Congresos Nacionales, se presentan cada vez más temas, más diríamos, mucho más avance médico, se está intentado, pues que toda la gente presente sus experiencias, experiencias que como hemos visto en todo esto que se ha visto aquí, pues son experiencias que te hacen pensar muchas veces en temas que a lo mejor tienen olvidados, se han hecho tesis doctorales sobre cirugía taurina, la del hijo de Campos Licastro, la Campos Baljarrerés, la de mi hermano y otras, estoy dirigiendo ahora dos tesis sobre heridas de asta de toro, muy interesantes.

Entonces nosotros lo que pretendemos es que haya una unificación de criterios con las diferencias de que cada uno debe atarse a lo que sabe, por supuesto, saber con qué medios cuenta en todo, medios en la plaza, en

dónde trasladar al enfermo y hay dos cosas que yo considero importantes en la cirugía taurina, primero es, la existencia de un reglamento taurino, en la cual da las exigencias mínimas que deben tener las enfermerías, transporte, cuadro médico, medios que debes de tener, y luego otro tema que también es importante tener, podríamos estar bastante sobre toros, es el temas de las escuelas taurinas, las escuelas taurinas, no es que unos chiquitos vayan a torear a algún sitio, no vana a prender y les dan lecciones profesores que han sido maestros del toreo, eso tiene una gran importancia, en que nos encontramos de que no era como antes, un indocumentado, el que se presentaba frente a un toro y aprendía a base golpes, los toreros tienen que recibir cornadas, pero no cornadas que pudiéramos decir tontas, o por no saber estar delante de un toro, creo que eso sería un tema, pues también para hablar y luego otro de los temas es la elaboración del parte médico, que debíamos unificar y saber qué lesiones se han tratado prácticamente en la cirugía taurina en todo el mundo, englobar todo eso, saber qué se ha hecho a lo largo de los años, a través de ver qué lesiones, qué complicaciones, como hemos podido ver en esa magnífica exposición que hizo el doctor Vázquez, cómo podemos el aprender más cada día, porque tenemos que ver que no sabemos todo, aquí no sabemos más que lo que tenemos entre las manos muchas veces y queremos que la vida del torero sea lo mejor posible para que puedan regresar a los ruedos, ya como me han sacado el pañuelo rojo, pues les dejo y muchas gracias.


Versión estenográfica del simposium: “Análisis Comparativo de la Reglamentación Taurina  Mundial. Unificación de Criterios Básicos”, el cual se llevó a cabo a las 10:00 horas en el hotel Andrea Alameda.

 

Moderador: Julio Moctezuma, regidor del H. Ayuntamiento de Puebla, México.

 

Julio Moctezuma, de México.

 

Señoras, señores.

 

Quiero presentar a los personajes que participarán en este simposium llamado Análisis Comparativo de la Reglamentación Taurina  Mundial. Unificación de Criterios Básicos.

Pido un aplauso para la señorita Jocelyne Pezet-Romieux, que es la representante oficial del Alcalde de Nimes, Francia, bienvenida; posteriormente la regidora del Ayuntamiento de Aguascalientes, Edna Lorena Pacheco, en representación del Alcalde de Aguascalientes, nuestro buen amigo Alfredo; la señorita Victoria estará en representación del embajador de Francia, excelentísimo señor Bruno Delaye; don Ramón Gandarias, cónsul General de España, también nos acompaña esta mañana; y con un tema muy interesante sobre las escuelas de tauromaquia, tenemos al representante personal del Alcalde de Madrid, que además es el director de la Escuela de Tauromaquia de Madrid y además presidente de la Federación Internacional de Tauromaquia, Felipe Díaz Murillo, están entre nosotros importantes personalidades de ciudades taurinas, y quiero presentarles al alcalde de San Luis Potosí, ciudad taurina por excelencia y tradición en México, Alejandro Zapata Perogordo, Alejandro, bienvenido.

Tijuana, una de las ciudades que empezó teniendo una tauromaquia para los turistas, gringos principalmente, pero que ha adquirido una importancia y que cada vez más, ha llegado a entender que la tauromaquia no es solamente un espectáculo turístico, sino que tiene también una tradición y nos complace mucho que esté aquí, el representante del Alcalde, el regidor Cesar Sánchez, bienvenido Cesar.

Y como representante del Alcalde de la ciudad de Guadalajara, también una ciudad taurina por excelencia y que además es Presidente de la Comisión Taurina, lo cual le da una autoridad para hablar ampliamente, que también recibe los jitomatazos, Francisco Baruqui. Muy bien, pues sin más preámbulo le pido a Victoria que inicie con su exposición.

 

Victoria, de Francia.

 

Buenos días, quisiera empezar por agradecer a los organizadores de este Segundo Congreso Mundial de Ciudades Taurinas, así como a la ciudad de Aguascalientes que nos recibe hoy, quisiera pedirles su indulgencia por mi español y excusar mis torpezas y errores en su lengua.

Represento en esta ocasión a la embajada de Francia, y claro al embajador que les agradece mucho por la invitación, ustedes bien saben que como le hubiera gustado estar con nosotros hoy, saben que a su manera es irremplazable, pero he venido para representarlo y porque ha querido demostrarles su amistad y asegurarles su profundo interés en los debates que tienen lugar aquí.

No hablaré mucho, porque será mucho más interesante oír a los profesionales en este tema de la reglamentación taurina, pero quisiera por lo menos hacer una presentación general, más bien el punto de vista de los aficionados franceses y dejar tiempo después para hablar y dejar tiempo para un debate.

En el planeta de los toros, Francia tienen un lugar muy particular, es un país de tradición antigua, pero no se puede decir que la fiesta de los toros es una tradición nacional, más bien son tradiciones locales, en el viejo continente, en los alrededores del mediterráneo, existe una frontera del Olivo, que limita por cuestión de clima, los terruños donde crece este árbol, de la misma manera, existe por razones más bien históricas, una frontera para la tradición de la fiesta brava y esa frontera pasa ahora por el sur de Francia, no es inmutable esa frontera y ha cambiando mucho, desde hace dos siglos, se conoce que hubo dos plazas de toros en París, hubo una plaza en Toulose, pero hay que reconcer que hoy en día no ha subido más allá de una línea en el sur, con las ciudades de Burdeos y Valence, si menciono eso, es que este hecho histórico creó una situación muy especial de Francia, una situación de frontera y demanda una exigencia más fuerte todavía, una exigencia que les pedimos a las municipalidades y de todos lo que quieren promover los toros en Francia.

En realidad de hecho, como aquí, no es el la ley del estado que define la reglamentación en Francia, pero las municipalidades, ellas tienen la autoridad sobre la organización de la fiesta brava, por eso las ciudades son la última autoridad y tienen una responsabilidad muy importante, pero no solamente ellas, pues se ha visto en los debates de ayer y hoy, que todos los profesionales tienen una responsabilidad y que cada uno de nosotros dependemos de cada uno de nosotros, es decir, es que profesionales del toros, prensa, aficionados, no se puede trabajar sin unos o sin otros.

Además si existen tradiciones nacionales como se ha comentado aquí, no olvidemos que venimos de países distintos y creo que la desaparición de una plaza en cualquier lugar del mundo, tiene que afectar al aficionado de cualquier lugar del mundo.

Para terminar, quisiera añadir que no hay que defender esa frontera, de manera violenta o ponerse a la defensiva, más bien hay que convencer, porque la frontera está también y se ve mucho en Francia, en la mente de la gente, por eso tienen mucha responsabilidad los periodistas, artistas, escritores, pedagogos, que hablan de los toros para formar una nueva afición y para transmitir a los jóvenes unos valores de la tauromaquia, como la belleza, la honradez, el sentido del peligro, un peligro que tiene sentido. Muchas gracias.

 

Moderador: Muchas gracias Victoria, sin duda, los toros no tienen frontera, pero las reglamentaciones sí, y por eso estamos hoy acá, para ver si es posible unificarlas y si es posible o no, unificarlas, mucha gracias Victoria, quisiera yo pedirle a Jocelyne que por favor tomara la palabra.

 

Jocelyne Pezet, de Francia.

Buenos días, soy Jorge Humberto de Loera, voy a traducir la intervención de la señorita Jocelyne Pezet.

 

Señoras, señores.

 

Mi intervención sobre el reglamento taurino, no tiene la pretensión de ser muy exhaustivo, más bien un análisis de las disposiciones reglamentarias que controlan la tauromaquia, dentro de cada uno de nuestros países, por lo cual yo  les pido o le propongo una reflexión bien fundamentada.

Para empezar, yo noto que ya desde un Congreso Internacional a Lisboa, en 1974, el tema de un reglamento universal de las corridas, ya había sido abordado, tal parece que para hacer frente a las críticas de las cuales la fiesta es objeto departe de nuestro amigos anglosajones, tiene un cuerpo de doctrina, y un reglamento en común, esto podría ser la primera defensa a poner a las agresiones llegadas.

En Europa el proceso de unificación económica y política en curso, se revela cargado de amenazas para los particularismos locales, la corrida es periódicamente atacada por lo tecnócratas de la Comisión Europea.

En todos los sitios del mundo, la globalización está en marcha, se impone a los individuos  y a las sociedades, como lo dijo el señor ingeniero Alfredo Reyes Velázquez, presidente municipal de Aguascalientes, de que los toros son una vacuna en contra de la globalización de la protección animal.

Los toros son de nuestras raíces y están siendo atacados por el virus de las sociedades protectoras, de las que se hablaba anteriormente, las ciudades taurinas tienen que erguir o construir unas defensas o un código común, es decir un reglamento internacional.

Este preámbulo, siendo establecido, vuelvo a mi proposición inicial ¿De dónde viene la regla o las reglas? De la necesidad de organizar el desorden primordial que era en aquel entonces las lidias de toros, nosotros recordaremos que esto se desarrollaba en su origen dentro de la más grande confusión, las lidias a caballo eran las menos tumultuosas, en principio intervenían los aristócratas a caballo y de este hecho reinaba una apariencia de organización, cuando los aristócratas se retiraron y los toros fueron matados a pie o de pie, como lo hacen actualmente los jóvenes de los pueblos, en este momento el desorden se instalaba, tales eran la fiestas de los pueblos, como una desorganización total, los animales eran masacrados sin una regla, dentro de un desbarajuste indescriptible.

Los mismos que intervenían, son los primeros en resentir la necesidad de organizar las lidias, de tal suerte que sus propias exhibiciones no fueran ahogadas dentro del magma de la exuberancia popular, fue necesario esperar hasta finales del siglo XVII, para que el gran Pepe Illo, fuera el primero en lanzar las bases para una legislación.

Las peripecias de la lidia eran por fin controladas, pero el verdadero redactor del primer reglamento taurino sería hecho por otra figura del toreo, llamado Francisco Montes “Paquiro”.

En 1886, él publica su tauromaquia completa, este texto consagra a Montes como el gran legislador de la fiesta, no solamente porque es el que observó las normas de la lida de toros, sino también porque nos dice la manera de conducir el espectáculo.

La misión de los peones, picadores y matadores, haciendo transparente la lectura de las reglas para el buen torear propio de cada categoría, la clasificación de los diversos tipos de toros, permite eliminar esos que eran impropios para la lidia, las funciones y atributos del menor actor, son perfectamente definidas, además, como si no fuera suficiente  Montes añade un capítulo, llamado reforma del espectáculos, el cual se verá reescrito en todos los reglamentos posteriores, se puede afirmar que la tauromaquia de Montes, es el documento fundador de todos los reglamentos taurinos del mundo entero, sus principales consideraciones quedan sin sufrir modificación, a tal punto que en caso de problema para la interpretación de tal o cual artículo actual, se puede aclarar yendo al recurso de la jurisprudencia del supremo y gran torero Montes.

Esto nos lleva que por tanto, por una falta de respeto por la obra de los ilustres legisladores como el inconturnable Michelle Ordoñez, que había firmado el primer reglamento taurino provincial cuando era gobernador civil en Madrid, también ya lo había antes cuando fue instigador del primer reglamento municipal, cuando estuvo en Málaga, después de ser él parte de varios jefes políticos, que se habían compenetrado sobre el tema de la corrida, porque la autoridad gubernamental había sido la única capaz de coordinar los imperativos del orden público y de las consideraciones relativas al aspecto artístico de la fiesta.

Los otros países taurinos de la galaxia, son hoy  en día, todavía desprovistos de documentos nacionales, cada país, cada ciudad, cada provincia, donde los ruedos intentan desesperadamente cada uno por su parte de hacer aplicar un reglamento de carácter local, esta disolución de principio de autoridad, tiene un inconveniente, el de someter a los toreros a imperativos diversos, según los países donde tienen que torear y es bien evidente que será mucho más fácil obedecer si las reglas no cambiaran en cada frontera.

Esto es todavía obedecer a una dificultad en la cual la reglamentación taurina no debe caer, lo toreros han sido los primeros defensores del orden porque sin orden su arte no podría progresar, pero por esencia toda regla restringe el espacio dejado a la libertad.

En nuestros días, el arsenal legislativo del cual disponen ciertas autoridades se revelan, o aparece desproporcionado entre las manos inexpertas que hacen rápidamente justicia de su nocividad, porque una ley que aniquila o anula totalmente la libertad del justiciado no es una buena ley, es conveniente evitar todo exceso porque demasiada ley, mata a la ley, el problema no es reservado a la tauromaquia, el tema del espíritu y de la regla, es más viejo que la misma retórica, el equilibrio siempre es más difícil a encontrar, cada uno lo intenta a su manera, en Francia donde todo está lejos de ser perfecto, se intenta aportar o dar modestamente su piedra al edificio, para construir nosotros nos oponemos a aquellos que intentan destruir, le hecho de que los pueblos o ciudades, sean organizados a un número del 80 por ciento, en el cual en este caso se favorece este gran esfuerzo común.

Esto es materializado por un diálogo permanente de profesionales encargados de las programaciones de espectáculos y de club, donde los representantes de la afición, encargados de ejercer un derecho de control.

Un sistema que tiene por resultado principal el de ver casi la totalidad de eso que es comprado en el campo para ser lidiado y matado en las arenas, una práctica que nosotros reencontramos también, dentro de las numerosas arenas españolas, como Bilbao, Pamplona, Albacete, donde las autoridades se desplazan a las propiedades de los ganaderos, para aceptar o rechazar los toros reservados, se evitan así numerosos problemas, susceptibles de destruir en los últimos instantes un cartel particularmente prometedor.

Para evitar los abusos o reducir en gran parte el error humano a su más pequeña dimensión, la ley, la regla es muy necesaria, pero nosotros ciudades taurinas que tenemos el poder de ser constructivos, no olvidemos jamás que la tauromaquia es un arte, donde se dice que debe haber creación, imaginación sin límite, algunas veces se deben de poner las  normas, pero sobre todos los casos siempre está la libertad absoluta, sepamos dar a nuestros toreros, a estos que nosotros les debemos estas bellas emociones, la autonomía necesaria para que hagan una práctica responsable de su trabajo.

El margen de la maniobra es demasiado estrecho, porque como nos recordaba Antonio Ordoñez, el toreo es la única actividad artística donde el creador no tiene la oportunidad de escoger su material ni la hora de su expresión, al momento de legislar, no debemos olvidar que dentro de cada profesión la verdad va del lado de los practicantes, porque nunca encontramos por ejemplo una crítica de un galerista de arte, donde él quiera imponer a Picasso los colores.

No hay que perder de vista a Francisco Montes, no hay que ahogar su propósito genial dentro de las consideraciones contingentes, no se puede encontrar más que la ruina intelectual, así es que esta ruina se doblaría irremediablemente, dentro de una disolución del  principio de autoridad contrario al objetivo buscado.

En materia de unificación de criterios básicos, la reglamentación taurina dentro de una perspectiva internacional, es necesario regresar entonces pues a Montes, que con su principio esencial, donde las reglas de la tauromaquia, posee las reglas ciertísimas para burlar la fiereza de los toros, que siendo naturalmente sencillos, se van con el engaño que el hombre les presenta, asegurando de este modo su vida y proporcionando una hermosa diversión.

La tauromaquia se encuentra toda entera, concentrada dentro de esta frase:

Es dentro de su luz que se inscribe todo trabajo pertinente sobre la reglamentación de las corridas.

Muchas gracias por su atención.

 

Moderador: Muchas gracias Jocelyne, sin duda conceptos muy interesantes y reflexiones que también lo son, de dónde vienen esta reglas, analizar nuevamente los orígenes de estas reglas, el principio de autoridad y el principio de simplicidad, el no fronteras para que los actuantes no tengan problemas en las diferentes plazas y el conocimiento sea más sencillo. La regla es necesaria, pero hay que evitar los abusos, límites, los espacios. Jocelyne nos ha dejado grandes reflexiones que después analizaremos.

Muy bien quisiera pedirle a Edna Lorena Pacheco que nos presente su exposición.

 

Edna Lorena Pacheco, de México

 

Compañeros de la mesa.

Damas y caballeros.

Amigos todos.

 

La primera misión de los que hoy es conocido como la Feria Nacional de San Marcos, tiene su origen en 1828, entre los días cinco y 20 de noviembre, una feria de la cosecha y que se desarrollaba en el Parián, posteriormente cambia a los meses de abril y mayo, se traslada al Jardín de San Marcos, siendo este el santo patrono de las festividades.

Desde sus inicios, la fiesta brava fue uno de los principales atractivos y dio origen al primer serial taurino de mayor tradición e importancia en el interior del país.

Partiendo de la teoría Jus naturalista, que el derecho es un conjunto de normas de carácter obligatorio, que regulan la relación de los individuos en la sociedad y si bien es cierto que la facultad reguladora que tienen los Municipios, es a través de sus cabildo y hablaré concretamente de Aguascalientes, se deriva del artículo 115, fracción segunda del a Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 69 de la Constitución Política del Estado de Aguascalientes 1º, 2º, 3º y 58, fracción primera de la ley orgánica municipal, del Estado de Aguascalientes, los cuales otorgan al H. Ayuntamiento de Aguascalientes, la facultad de expedir, de acuerdo con las bases normativas que establezca el Congreso del Estado, las bases normativas de observancia general dentro del Municipio de Aguascalientes, aquí, como en el resto de República Mexicana, tenemos un ejemplo, un patrón a seguir, el reglamento taurino del Distrito Federal.

El reglamento taurino de Aguascalientes, forma parte del Código Municipal, aprobado el pasado de 22 de octubre, y se llama: “Libro octavo de los espectáculos taurinos y deportivos”, la reglamentación taurina es de orden e interés público y tienen por objetivo, determinar reglas claras y mecanismos que fomenten la celebración de espectáculos taurinos y que permitan garantizar que con motivo de su desarrollo, no se altere la seguridad u orden públicos, ni se ponga en riesgo innecesario la integridad de los participantes y los asistentes.

Ya en el año de 1990, hubo un intento de revisar este reglamento taurino, el cual data de hace 20 años, diría yo, no se llegó a ninguna conclusión, en 1995, este reglamento es insertado en un bando de reglamentos, sin sufrir revisión alguna, es transcrito únicamente, hace tres años, desde los inicios de la administración Municipal, encabezada por el ingeniero Alfredo Reyes, 1996, se inició el trabajo de revisar una a una,  las diversas disposiciones municipales, a fin de lograr una mejor actuación de la autoridad, a fin de establecer de manera precisa el marco legal de su actuación y otorgar seguridad jurídica a los particulares.

Para lograr esto en materia taurina, se tuvieron reuniones con los representantes de las agrupaciones que conforman la AMAT, y la autoridad municipal, donde se comprometieron las partes a cumplir una serie de acuerdos, que se plasmarían posteriormente en el Código Municipal, durante los años de 1996, y 1997, se convocó a la ciudadanía en general a presentar propuestas en lo que se refiere a la reglamentación municipal, que incluye por su puesto la taurina, en el pasado mes de marzo, se presentó el proyecto de Código Municipal y tras 22 exhaustivas reuniones de trabajo realizadas entre los meses de julio y septiembre, a las que asistieron los miembros del honorable Ayuntamiento, y el personal de las diversas áreas administrativas municipales, el pasado 22 fue aprobado el Código Municipal, con 100 artículos del 1261, al 1360, que representan nuestro reglamento taurino, en este se da un orden lógico del cual antes carecía, siguiendo un criterio difundido en el ámbito jurídico taurino nacional, se inicia cualquier disposición legal con un glosario de los términos utilizados más frecuentemente, de carácter práctico no especializado, nuestro reglamento tiene siete definiciones, como es la de ganadero, matador, novillero, rejoneador, forcados cabos, subalternos, monosabios, torilero, cuadra, avíos, redondel o ruedo, torilero o chiqueros, cajón de curas, astas, trapío, cabestros, reserva, indulto, se ubica la autoridad al inicio del libro, dentro de las disposiciones generales y no al final como una parte complementaria, el tamaño del ruedo marcado es un mínimo de 35 metros en las plazas de primera y 30 metros en las de segunda, no marcando un máximo, se aumenta el tamaño de los espacios en el numerado, a 50 centímetros, el cual ya de alguna manera, anteriormente era de 40 y tenía marcado 45 centímetros ya en la plaza, es obligación el cajón de curas en las plazas de primera al igual que un área dedicada a destazar las reses caídas en la lidia, el servicio médico al igual que los veterinarios, son nombrados por la autoridad municipal, se reconocen derechos a los espectadores y no solamente obligaciones, dentro de las reses de lidia, en el artículo 1296, se establece el peso mínimo de 435 kilogramos, cuatro años de edad y se limitan a que el ganado provengan exclusivamente de las ganaderías pertenecientes a  la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia, se establecen la novilladas sin picadores que no estaban reguladas, se limitan las dobles revisiones en las pullas, haciéndose exclusivamente 35 minutos antes de las corridas, y se incluye la posibilidad de que las banderillas cuenten con un mecanismo de desprendimiento parcial del arpón y el palo, el peto de los caballos es de 35 kilogramos, está prohibida dentro de los trofeos otorgados a los matadores, novilleros, otorgar apéndices simbólicos,.

Nuestro reglamento desde mi punto de vista, carece de varios puntos, el cual es y creo que es un pendiente para las siguientes administraciones, el establecer una reglamentación clara de lo que es la escuela taurina, aunque existe en Aguascalientes, no están reguladas, un registro de reses, no creo que deba ser a nivel local, sino a nivel nacional, al igual que un registro de profesiones, tal como se tiene en España, hay que darle el nivel y la importancia que tiene que los actuantes en la fiesta sean profesionales y revisar a fondo la posibilidad o lo que resulte necesario de una comisión taurina, en Aguascalientes no existe y esto es debido, principalmente a que los que intervienen en la fiesta, como los aficionados, desean la existencia de una comisión taurina, eso es un punto a platicarlo en posteriores ocasiones, con los que intervenimos directa e indirectamente en la fiesta o los aficionados.

Dicen que quien no tiene nada más que hablar, es mejor  que deje el micrófono y hago la entrega a Julio.

 

Moderador: Muchas gracias, Edna, sin duda una exposición de cómo tiene que luchar un municipio para lograr algunos cambios dentro de su reglamentación, quisiera pasar en este momento a la exposición de don Ramón Gandarias, cónsul General de España.

 

Ramón Gandarias, de España.

 

Señoras, señores.

Buenas tardes.

 

Muchas gracias al Ayuntamiento por habernos invitado a este fantástico coloquio y bueno voy a ser muy breve, porque yo creo que lo interesante son sus preguntas. Yo realmente tengo que decir es que es un contrasentido que esté aquí porque, al revés, lo que soy, es contrario a los reglamentos.

Creo que el reglamento taurino tuvo su origen en regular el orden público, regular el que no se produjeran alteraciones por parte de los espectadores, que no se produjeran alteraciones por parte de los toreros, pero poco a poco, esa reglamentación que en España es por su puesto antigua, del siglo XVII, y aquí me parece que el primer reglamento taurino es del Virrey Calleja, en la Nueva España, en 1815, poco a poco el reglamento va queriendo regular más y más y más y claro yo creo que esto es un gravísimo error, porque yo creo que la fiesta de los toros es ante todo, un arte y un arte es lo más lejano a reglas, limitaciones y conducciones.

Por supuesto la reglamentación es algo muy nuestra, comentaba aquí que tal vez es una tradición española, novohispana, de intentar reglamentar para que de esa forma conseguir lo que uno quiere, yo creo que es más bien lo contrario, no por reglamentar, no por poner leyes, si no pones las condiciones vas a conseguirlo, esto en España, hubo varios reglamentos, por su puesto, creo que ya finalmente fue en el año 1924 y finalmente en el 1928, cuando ya se establece un reglamento único, ese reglamento único tuvo diversas variaciones y ya finalmente, después del de 1962, ya tenemos el del ‘92, que es el que se aplica.

Me decían aquí, que la gran ventaja de España es que hay un solo reglamento taurino para todo el territorio del reino de España, sin embargo, como ustedes saben en el año 1978, se aprobó nuestra constitución y ahora tenemos un estado de las autonomías, 17 autonomías y cada una de estas autonomías puede regular en el tema taurino, de momento la ha regulado alguna de ellas, pero en un sentido muy menor, muy menor en el sentido solamente de protección de los animales y de otra fiestas secundarias, y yo creo que eso no va a ser el problema, vamos el problema no va a ser que va a haber distintos y plurales reglamentos, pero en fin, mi idea era un poco también comparar el reglamento taurino con el de México, yo realmente tengo que reconocer que el que conozco un poquito mejor es reglamento de la Ciudad de México y la realidad es que habría que ver la diferencias con los de las diferentes ciudades de México.

Ahora, sobre el aspecto de los toros, esto va cambiando en cada país, por lo tanto no podemos intentar que el mismo animal se exactamente igual, por lo tanto es comprensible que el toro de México es distinto al español, pero no por eso con menos bravura y con menos posibilidad de dar el gran espectáculo que en México se da.

Hay quizás, no voy a leer el reglamento aquí, pues hay que ser más breve, yo diría que hay dos cosas que en reglamento taurino de México, que con todo respeto no me gusta, uno es el trato a los toreros extranjeros, yo creo  que es un afán, también de reglamentar, de decir que poner un número, yo lo que creo es que hay que favorecer la fiesta, si en ese momento hay más toreros mexicanos en España, qé bueno, o si hay más toreros españoles en México, pues también y luego por otro lado otra cosa que a mí me sorprende, es el tema del toro de regalo, el toro de regalo creo que se produce también con bastante abuso y con falta de lealtad, para la mística y correcta competencia entre los matadores, pero en fin, de esto y muchísimas otras cosas se puede hablar, y yo creo que quizás mi conclusión sería que habría que tener mayor confianza en los hombres, que participan en la fiesta del toro, porque ellos de verdad son los máximos responsables de que la fiesta tenga el mayor esplendor y la mayor integridad y todo lo que sea desconfianza, nada más que perjudica a la fiesta, nada más.

 

Moderador: Muy bien, una breve exposición pero muy sustanciosa, uno de los principales mensajes es que se puede convivir con un reglamento que abarque diferentes municipalidades y pueda tener el mismo contexto, el tema de confianza es un tema muy importante ¿Qué tanta confianza puede haber en las autoridades, en las empresas, en los ganaderos, en los veterinarios?

Sin duda una reflexión también, bastante interesante, muy bien pues pasaremos con el quinto de la tarde, nuestro director de escuelas de Madrid y de la Federación Internacional de Escuelas, así como representante del Alcalde de Madrid, Felipe Díaz, con un tema que sin duda será muy interesante también.

 

Felipe Díaz Murillo, de España.

 

Bueno días a todos. Lo primero que quiero hacer muy brevemente es, transmitirles a todos ustedes y muy especialmente al alcalde de esta ciudad de Aguascalientes, un cariñoso saludo del alcalde de Madrid, que no ha venido, como hubiese sido su deseo, porque ha coincidido este evento con otro, que ha sido el lanzamiento al espacio de un astronauta madrileño, y precisamente nuestro alcalde, el alcalde de Madir ha sido nombrado padrino de la ceremonia, con lo cual se encuentra en Orlando y no ha podido estar aquí y me ha mandado aquí, que para que sepan ustedes quién soy; pues soy su mozo de espadas, ahora es la terminología más adecuada que se puede emplear.

Y en este mismo sentido, no solamente compartimos las responsabilidades de la administración municipal, que nos corresponde, sino también el tema taurino, puesto que el alcalde de Madrid es un gran aficionado taurino, es presidente de la Escuela de Tauromaquia, de la cual yo soy el director gerente y también por extensión el presidente de la Federación Internacional de Escuelas de Tauromaquia y agradecer por último la amable invitación que se nos ha hecho y felicitar al comité organizador, por todas las atenciones que estamos teniendo y por el éxito que yo ya doy por seguro, que va a tener este Congreso.

Y dicho esto voy a ser muy breve, yo iba a presentar una ponencia que es bastante extensa, sobre un tema que nosotros nos interesa mucho, que son las escuelas de tauromaquia, yo por su puesto a quí no la voy a leer entera, voy a hacer una exposición somera, justificativa de por qué entendemos que es muy importante tocar el tema de las escuelas de tauromaquia.

Yo con mi querido amigo, compañero y cónsul aquí en México, ramón Gandarias, comparto algo que ha dicho y perdonarme este paréntesis, en el sentido de que la fiesta de toros, en lo que se refiere al desarrollo, al desarrollo de la corrida de toros, no debe ser objeto de reglamentación exhaustiva, porque hay un aforismo clásico en derecho, que es, que lo que no se puede regular es el arte y por consiguiente lo que no puedes es poner corsés o limitaciones al artista, para desarrollar su tarea, entonces en ese sentido estoy plenamente de acuerdo.

Pero es que la corrida de toros es un fenómeno que parece mentira que todavía exista, tiene una serie de trámites anteriores, unas cuestiones preliminares, como es la propia crianza del toro de lidia, como son todas las operaciones de traslado de las reses, como son los reconocimientos previos, en fin una serie de características interjurídico administrativo, que yo entiendo que sí, que deben ser objeto de regulación reglamentaria, no muy exhaustiva tampoco, no muy casuística, pero sí con una serie de principios generales, que eviten fraudes, corruptelas, abusos, etc., etc.

Por tanto sí en parte de acuerdo con mi cónsul, no de acuerdo en todo, porque creo que sí es necesario regular determinados aspectos de nuestra fiesta brava.

Y dicho esto, uno de los aspectos que yo entiendo que sí, que debe ser regulado, es el tema de las escuelas de tauromaquia, porque, mis queridos migos, las escuelas de tauromaquia, no solamente son fábricas de toreros, ojalá pudieran fabricarse igual que cualquier otro material de la construcción o de cualquier otro tipo, las escuelas de tauromaquia, deben ser centros de formación y de formación, no solamente de toreros, sino de personas, porque normalmente el muchacho que empieza o que quiere ser torero, se encuentra en una edad que debe recibir las enseñanzas propias de esa edad que tiene, las enseñanzas de cualesquier otro muchacho que no quiere ser torero.

Y por tanto al ser centros  deformación, tienen que regularse, el reconocerse primero por las administraciones públicas, a mí me ha chocado muchísimo en el estudio que he hecho sobre la legislación comparada que salvo el reglamento para la celebración de espectáculos taurinos del Distrito Federal de Caracas, de 1964, ningún otro que no sea los de España que ya trataremos, regula las escuelas de tauromaquia, pero irá a regularlas, es que ni siquiera las reconocen, noi siquiera las citan.

Y esto a mí, verdaderamente es un tema que me choca de forma extraordinaria, y esta citación que hace el reglamento de Caracas, es una citación de reenvío a la legislación española, viene a transcribir íntegramente los artículos que en el años de 1962, en el reglamento el años ‘62 a citado Ramón, figuraba relación a las escuelas, pero luego después ya no lo vuelve a hacer, bueno reconoce su existencia, bueno algo es algo pero no desarrolla lo mismo, por tanto la primera conclusión que habría que ser prácticos y sacar, es que es absolutamente forzoso y necesario, el reconocimiento de las escuelas de tauromaquia, los reglamentos taurinos, y este yo creo que es un principio que cualquiera que sea el órganos competente, bien sea un estado unitario, o bien sea los estados federales, o bien sea cada uno de los distritos, en fin, a mí eso me da igual pero debe de haber un reconocimiento expreso de las escuelas de tauromaquia, segunda conclusión que hay que extraer, las escuelas de tauromaquia, deben citarse en su doble función, luego yo leeré aquí los artículos del reglamento español, par que sirvan de un poco de orientación.

Del doble sentido que he dicho, las escuelas de tauromaquia, centros de formación integral de la persona, como alumno de enseñanza normal cada una la que tenga en su país, con respecto a la que tenga en sus edades y por otro lado como centro de apoyo al que sea aspirante a torero.

Es muy importante, precisamente también por lo que ha dicho la representante francesa, incluso yo se que sucede en México y en otros lados, los ataques que podemos recibir los aficionados a los toros de los no taurinos, se cae por su base, si nosotros hablamos de la educación integral del aspirante a torero, porque lo que no se pueden negar aunque sean contrarios a la fiesta de los toros es que hay que educar a los muchacho, y por cierto una educación que yo considero extraordinaria, porque suele ser, aparte de la normal que tengan los alumnos, una educación complementaria al aire libre con unos sacrificios enormes que se les impone, lejos de las discotecas, la droga, etc.

Por lo cual yo creo que hay argumentos muy sólidos para que oficialmente, oficialmente, seamos todas las administraciones públicas, capaces de reconocer la importancia educativa de las escuelas de tauromaquia, si no partimos de este principio, todo lo que regulemos después no va a tener ninguna eficacia.

Ese reconocimiento ¿Qué conllevará? Pues conllevará el evitar la proliferación de escuelas privadas, unas con mejor intención, otras con peor intención y cuando me refiero a peor intención es con el ánimo del lucro, mas que sacar toreros, es hacer negocio y a mí eso se me hace absolutamente incompatible con una concepción moderna de lo que es una escuela de tauromaquia.

El reconocimiento oficial, más la subvención, ayuda, protección que posteriormente esa administración que la ha reconocido, va a dar a las escuelas de tauromaquia, creo que es el primer eslabón fundamental para que esas escuelas de tauromaquia funcionen. Cuando yo he hablado con algunos muchachos de aquí, padres de alumnos de escuelas de tauromaquia y me entero que sólo son escuelas privadas a las que hay que abonar una cantidad de dinero, no solamente por la enseñanza, sino en algún caso incluso por la lidia de la vaca y tal, pues a mí me parece que no es correcto en modo alguno y que esto, las administraciones y esto es un reto que os digo a todos los representantes de las administraciones que están aquí, para que se hagan extensivo a los demás, y dicho estos principios de carácter general, yo simplemente para que conozcan un poco la legislación española y haber si esto nos inspira algo, me voy a olvidar de los antecedentes históricos, me voy a olvidar del reglamento del ‘62, que la reconoció por primera vez y que dio lugar a que en el año del ‘68, se creara la escuela de Madrid y me voy a ir a la legislación vigente, la legislación vigente, como también ha dicho Ramón, es el real decreto 1792, del 18 de febrero, que es el actual reglamento de espectáculos taurinos de España, y ahí solamente le dedica un artículo, el artículo 92, pero este artículo 92, es desarrollo del artículo 3º, de la ley del año ‘91, en el que se establece una declaración que a mí me parece importantísima que tomaran en cuenta todas las administraciones, dice:

“Dentro de las medidas de fomento (fíjense de fomento de la fiesta de los toros), se regularán las condiciones para el funcionamiento de las escuelas dedicadas a la formación de nuevos profesionales taurinos y el apoyo a su actividad”.

 Reconocimiento por un lado y apoyo por el otro ¿Por qué? Porque se considera que la administración tiene la obligación de fomentar la fiesta de los toros a través de las escuelas, es un principio yo creo, a tener en cuenta y que debería recogerse, como digo en toda legislación positiva.

En la exposición de motivos del reglamento se dice que en todas las escuelas taurinas se consideran como el medio normal de formación de nuevos profesionales, la temprana edad de los aspirantes no puede dejar a un lado su formación integral (está haciendo referencia a los que me refería al principio, que hay que educar en las dos facetas, en la humana y en la taurina al aspirante a torero), y por ello se pone especial énfasis de que las enseñanzas taurinas no pueden ir en detrimento de los estudios primarios o secundarios que, por su edad, los alumnos deben cursar.

Esta declaración es importantísima, es importantísima, por primera vez se recoge en este reglamento, la compatibilidad docente con la enseñanza taurina, en el año ‘62 no se decía, en el año ‘92 ya se dice, no nos olvidemos de las dos educaciones, perdonadme la insistencia pero cero que es importante.

El artículo seis establece que: “... para inscribirse los alumnos de una escuela taurina en el reglamento de profesionales, bastará acreditar al menos un año de permanencia en la misma, para poder actuar en becerradas, con novilladas sin picadores”, se está haciendo también un reconocimiento a la labor docente de las escuelas y a aquellos que se les certifique por esas escuelas legalmente reconocidas, que se les certifique que han estado en alguna escuela ya se inscriben automáticamente como profesionales para las novilladas sin picadores o becerrales.

El artículo 32 establece una serie de condiciones en relación a lo que tiene que tener una escuela de tauromaquia y aquí hay que tener pues aparte de un ruedo no inferior a 30 metros, tiene que tener burladeros, en fin esto es una cosa que podrá cada uno regular como quiera y no creo que sea muy importante su examen, pero vamos establece la necesidad de que exista un local adecuado, porque antes se hacía cualquier local, se hacía, no se, en una cuadra de caballos, no, no, aquí se necesita una escuela que tenga los requisitos mínimos necesarios como es un ruedo, como es sus barreras, y lo de más, los chiqueros para meter las reses, etc., etc.

En cuanto a la enfermería también se tengan y lo dice el artículo 62, y dice que tendrá que haber por lo menos una ambulancia y un médico, pues para atender los posibles percances.

Y el resto del artículo 92, se regulan los requisitos mínimos para inscribirse como escuela y está diciendo, se necesitará una memoria justificativa de la labor que va a realizar la escuela con un plan docente, tampoco podemos crear una escuela si queremos que  tenga seriedad, sin que antes se haya autorizado por una autoridad competente en base a una memoria explicativa de lo que piensa a hacer y de cómo se van a desarrollar, y en qué horarios, etc. Y sobre todo su compatibilidad con la enseñanza normal que tanto insistimos.

También deben figurar los presupuestos es muy fácil en España, proliferaron un montón de escuelas que lo que eran, eran centros turísticos, un restorán muy maravilloso, entonces ahí hacían capeas, lo que hacían era titularse como escuelas de tauromaquia y lo que realmente ahí funcionaba era el negocio taurino de hostería.

Los muchachos que estaban ahí, toreaban unas vacas que ya habían sido toreadas unas cuatro, cinco veces y no valía y no tenía realmente función de escuela, eso se evita ahora por que se está estableciendo la obligatoriedad de un presupuesto, de una financiación, que no puede ser la colateral de un restaurante, de la hostelería, y además establece que tienes que presentar un programa de compatibilidad de la enseñanza normal, con la enseñanza taurina.

Mire usted que las clases van a ser de tal a tal hora, que es a la salida de los centros docentes normales, en fin, hay que establecer el plan de compatibilidad y luego ya, con todo esto se crea un registro de escuelas, para que se sepa exactamente qué número de escuelas existe, porque si no, cualquiera podría crear una escuela.

Todo esto es muy importante, ves esta normatividad mi querido Ramón, porque a estas son a las que se tienen que ayudar, a las que cumplen todos estos requisitos. Esto es muy importante para las escuelas, a las escuelas se les permite lidiar como clases prácticas, que es un concepto que no aparece en ninguna reglamentación, y que por primera vez figura en el reglamento del ‘92, el concepto de clases prácticas, una escuela de tauromaquia no tiene porqué organizar becerradas o novilladas, lo que tiene que organizar son clases prácticas ¿Qué diferencia hay entre una clase práctica y una becerrada o una novillada sin picadores? A mi juicio es muy clara, una becerrada se hace en el recinto de la escuela, debidamente autorizada, se hace con las reses también adecuadas, vacas o añojos, no se puede, o herales en su caso, pero que tengan una determinada limitación, no actúan profesionales, nada más que el director artístico de la escuela o el claustro de profesores, eso ¿Qué permite? Pues ahorrar una serie de costos en el funcionamiento de la escuela, porque no hay profesionales a los que haya que pagar como en una becerrada, en una cuadrilla, la seguridad social, etc.

Solamente el director artístico de la escuela con sus alumnos, y eso además tiene una gran ventaja y es que no hay que someterse al reglamento de espectáculos taurinos, concreto y determinado en cuanto a la lidia, de manera que es posible torear de capa cuando se quiera, y no solamente el que va a matar la res, sino que además lo pueden hacer los demás alumnos.

Muchos más alumnos se pueden poner delante de la cara de un novillo, que no en una becerrada o en una novillada formal que está regulada en uno de los reglamentos que tenemos ahí, no es un espectáculo, es simplemente una demostración, cara al público, de la lección de toreo, igual que hay las teóricas en las aulas, estas prácticas.

Esto permite a su vez, también el que no haya que poner taquilla, es decir, las clases prácticas son gratuitas, la gente puede ir a verlas si quiere y así lo decide el claustro de maestros o el director de la escuela, pero no se le paga una localidad.

Me dan el primer aviso, lo voy a cumplir mi querido moderador, antes de que me deis el segundo o el tercero. Bueno, en definitiva, lo que yo quiero decir simplemente y para contaros un poco cómo funciona la escuela de Madrid en estos dos minutos de tiempo, quiero deciros que en primer lugar, hay un claustro de profesores, las clases son absolutamente gratuitas ¿Quién las financia? El Ayuntamiento y la comunidad, después de su reconocimiento oficial, las clases prácticas, totalmente gratuitas, con la participación de los alumnos y sin participación de profesionales que cobra por eso, no hay más costos por consiguiente que el del ganado.

Tenemos una propuesta ahora en marcha que yo querría que figurase también en las conclusiones, y es el de que las reses que se lidien en las clases prácticas, se consideren material docente, esto ¿Qué quiere decir? Que si es material docente, no tiene por qué pagar impuestos directos o indirectos, en el momento de su adquisición, con lo cual el precio del ganado va a disminuir considerablemente, y finalmente, nosotros organizamos becerradas y novilladas, pero esas ya van con el sistema normal, para los alumnos más aventajados, los alumnos deben clasificarse por el grupo de aprendizaje, ahí tenemos el A, el B, y el C; el que acaba de llegar, el que está más avanzado o el que ya está en disponibilidad de torear en la novilladas sin picadores.

Y también puedo decirles y con eso termino, que las edades de los alumnos que pueden ingresar, pues los tenemos desde los 12 años, hasta los 18 y con una permanencia máxima de cuatro años, porque entendemos que el que no haya evolucionado lo suficiente, hay que darle y por eso la formación integral, una vía por un camino distinto al de los toros, para qué tener engañado al que no tiene las condiciones necesarias para ello.

Este mismo sistema que estoy diciendo que existe en la escuela de Madrid, lo estamos tratando de hacer las nueve escuelas españolas que están integradas, dentro de la federación Internacional, la francesa de Nimes y lógicamente, la única americana que tenemos en este momento, hasta que en México os decidais a instituir una oficial y os integréis a la federación, pues está la de Cali, en Colombia, y nada más, luego yo en el coloquio, me someteré a cualquier pregunta que me quieran hacer. Muchas gracias.

 

Moderador: Gracias Felipe, creo que es un punto de reflexión muy importante, los semilleros, para los nuevos toreros, muy bien, vamos en bastante buen tiempo, ya llegaron las preguntas, se ve que vamos a tener un coloquio bastante interesante, entonces le toca el turno ahora a nuestro alcalde de San Luis Potosí, Alejandro Zapata.

 

Alejandro Zapata, de México.

 

Muchas gracias.

Compañeros ponentes en la mesa.

Señoras y señores.

 

Desde le punto de vista del municipio ¿Cómo vemos esta situación? Miren, en principio debemos reconocer que es una tradición que existe, que se hace, que hay una infraestructura para su realización y nosotros como munícipes, estamos obligados a promover y fomentar las tradiciones que nos identifican en cada lugar, y una de ellas es indiscutiblemente, hoy por hoy, ha estado muy arraigado, la cuestión taurina.

Y no me refiero solamente al espectáculo taurino, que es lo que se reglamente, sino que observamos otras manifestaciones alrededor del espectáculo taurino, como es desde el baile, la escultura, la pintura, etc.

Entonces bien, no podemos cerrar los ojos si tenemos que promover y alentar, obviamente los que decía Ramón Gandarias hace rato, que cuando empiezan los reglamentos taurino, eran solamente para orientar el orden público, bueno yo comparto la opinión que hace Tomás Ramón Fernández, catedrático de derechos administrativo en Madrid, donde menciona en sus comentarios al reglamento taurino de Madrid, que al hacerse la reglamentación del ‘92 allá, se da un paso importantísimo, porque reconoce como una manifestación cultural y como una tradición ya consolidada, el espectáculo taurino.

Pero el objetivo fundamental del reglamento taurino, es la protección y la defensa de los intereses de los espectadores, los aficionados, el público asistente, obviamente trae algunas otras cuestiones como es el orden público, la seguridad ciudadana, pero siendo un espectáculo, es obvio que quien los disfruta es la propia ciudadanía, los propios habitantes, y eso es lo que se tiene que proteger, desde el punto de vista de la seriedad y respetabilidad de esta celebración.

Finalmente podemos concluir que esto va a encaminado a la pureza del espectáculo, sin nos adentramos a las cuestiones de la reglamentación, sí nos podemos encontrar, probablemente, una serie de detalles que son esenciales, pero que en cada comunidad se pueden ver de manera diferente, porque desde los toros, los toreros, las autoridades, los espectadores, el foro, la empresa, la infraestructura, la lidia, e inclusive, ya podemos hablar ahora, hasta de las cuestiones publicitarias, y la forma de transmitir esos espectáculos taurinos, y no se trata tampoco de poner muchos puntos y comas, porque tienen que existir cuestiones sencillas, pero hemos observado cómo en muchas comunidades, la infraestructura que existe, probablemente no sea comparada con otra de primera categoría, pero para esa comunidad es el parámetro para decir una plaza de primera categoría, es esta plaza que tenemos aquí.

O los aforos, de manera regular, los aforos son de 40 metros de diámetro, cuando hay plazas en algunas comunidades pequeñas, donde no llegan a esa cantidad, pero hay un primer criterio que creo que es necesario comentarlo, porque hay reglamentos aquí en México, nos vamos a plazas de primera y segunda categoría, dependiendo de los servicios y del aforo de la misma plaza, pero qué sucede y es una diferencia que existía y que comentaba el otro día, con una persona conocedores de origen hispano, donde señala que allá una plaza de primera categoría no solamente es por la infraestructura, sino también por el número de espectáculos taurinos que dan.

Bueno yo creo que en ese sentido tiene razón, nosotros como autoridad, tenemos que estar promoviendo para conservar esa primera categoría, un criterio general, que pude ser, el que se estén celebrando espectáculos taurinos.

Por otra parte, también se han tocado puntos esenciales y es cuando se enfrenta el matador al toro, empieza un peligro, no puedes cerrar los ojos ante esta circunstancial autoridad, entonces la autoridad tiene que exigir, ciertos servicios básicos por una parte y por otro la preparación de esa persona que se va a enfrentar al peligro inminente que implica el animal.

Y esta es la tendencia que se tiene que ir dando y ahí coincido don Felipe Díaz, en cuanto a la profesionalización, si bien se han establecido reglas y criterios mínimos sobre este particular, aquí no cualquier persona puede permitir la autoridad se baje al ruedo, sin que haya unos requisitos previos que puedan demostrar su pericia, o pueda tener un aval sobre sus conocimientos en aquello que va ha hacer.

Finalmente también, para no alargarme mucho sobre esto, hablamos de que es una tradición dentro de la comunidad, pero también hablamos que esa tradición de las ciudades se extiende y se convierte en una tradición nacional, y que vemos como es una tradición internacional, donde hay otros países que la tienen.

Si esta tradición, vamos a llamarle internacional de países que ahora nos unen, en este congreso, pues lo menos que podemos hacer es fijar para que esas tradiciones puedan conservarse, criterios mínimos de cómo llevar el espectáculo taurino a través de normas, de compromisos, de tal forma que no se pierda por la una parte, los elementos especiales de un espectáculo taurino, pero que también en concordancia, pueda haber la flexibilidad de criterios, en aquellos puntos donde no sean esenciales, para que no se pierda la identidad de la propia comunidad al presentar su espectáculo taurino.

No es fácil, porque es algo que es muy apasionante y controvertido es todo lo relativo a la tradición taurina, el que nosotros como munícipes estamos inmersos en que este proceso de globalización, no nos vaya a comer dentro de nuestra propia identidad, que tenemos, de nuestro arraigo, de nuestras costumbres.

Y por lo tanto estamos cada vez más obligados a que esto nos una como sociedad, en consecuencia, creo que son dos cosas que no están reñidas, pero que tenemos que debatirlas.

Y finalmente si estamos también obligados a que estas tradiciones se den, pues estamos obligados por su puesto, a buscar la manera de que haya recursos  para la profesionalización de aquellos artistas que tienen  cualidades, pero que finalmente los vemos relegados por falta de oportunidades, por falta de cuestión económica, por falta de capacitación, fundamentalmente y a los que nos gusta el espectáculo taurino, la realidad es que no vemos solamente a un matador, sino que, ya para terminar, observamos el valor, observamos la técnica, observamos la fiesta, la nobleza del toro, pero que finalmente nos transmite el pintor viviente, su más bello sentimiento, muchas gracias.

 

Moderador: Muchas gracias Alejandro, bueno pues nos hacen falta dos ponente, ellos también miembros y regidores de Ayuntamientos y presidente de la Comisión Taurina, respectivamente, para los cuales vamos más o menos en tiempo, vamos a tratar de cerrar en ocho minutos, si están de acuerdo, aunque les recorte dos minutos a cada uno. Gracias Alfredo por venir, estamos en un tema muy importante que obviamente le pega a todos los alcaldes, que es obviamente la reglamentación taurina y aquí hay unas preguntas interesantes, que aunque no estás en el panel, a lo mejor te las pasamos a ti.

Muy bien, pues Cesar, si eres tan amable.

 

César Sánchez, de México.

 

Muchas gracias, buenos días tengan todos ustedes.

Señor alcalde.

 

Gracias por las atenciones que ah tenido todo el comité organizador, excelente organización, seguramente esto será no sólo una experiencia taurina, sino una experiencia que enriquece los valores humanos de los que participamos y a todos los panelistas, también felicidades y sin más detalles quiero presentarme como representante del alcalde de la ciudad de Tijuana, licenciado José Guadalupe Osuna Milán, de quien mes es grato comunicarles un afectuoso y cordial saludo.

El ambicioso tema de la unificación de criterios, que ya se han escuchado algunos puntos de vista escépticos en lograrlo, creo que es importante antes que nada, debatirlos y ponerlos en consideración y cada uno pusiéramos nuestra circunstancia a que ellos puntos que consideremos pudiéramos participar en ella.

En lo particular, quiero comentarles que la ciudad de Tijuana es una ciudad muy joven, acaba de cumplir 109 años de haber sido reconocida como Ayuntamiento oficial, y tiene un crecimiento de los más grandes a nivel mundial, 50 mil personas asientan su residencia, año con año en nuestra ciudad, lo que quiere decir, que año con año, produjimos para nuestro estado, que es Baja California, una nueva ciudad y también que es la ciudad del país más alejada del centro de la República, tiene una distancia cercana a  los tres mil kilómetros aproximadamente, es también la frontera más aleja de nuestro país, es la frontera norte, vecina del estado de California, de los Estados Unidos de Norteamérica y su vocación principal, ha sido desde su origen, 100 por ciento turística, es importante hacer referencia a estos puntos para posteriormente hablar de lo que ha sido la experiencia de la fiesta brava en nuestra ciudad de Tijuana, en la cual, por esta vocación turística que les decía, en los inicios de la presentación de la fiestas bravas allá, se daba un choque de idiosincrasia, entre la cultura sajona y la latina, que enfrentaba sentimientos orgánicos de origen, educación, de costumbre y criterios muy opuestos en el momento de lidiar un toro hasta matarlo.

Esto representa ciertamente una dificultad para aquellos que vemos en la fiesta brava una manifestación de arte y cultura, ha sido una lucha permanente hacer comprensible la aplicación del reglamento vigente, principalmente en lo referente a los castigos sometidos a los toros en los tres tercios, y un afán de mentalizar al público, para que acepte el adecuado castigo con el desarrollo de la lidia y a la fecha se ha conseguido que no haya protesta aclaratorias, como ha sucedido en las primeras corridas de que se tenga noticia en la ciudad.

Este esfuerzo continuo se vio ampliamente fortalecido en las últimas administraciones municipales, en las cuales se ha hecho hincapié en hacer respetar por sobre todo, la reglamentación que permita a los asistentes de la plaza, presenciar un espectáculo digno y a los turistas a irse compenetrando poco a poco en el conocimiento no solo de una fiesta y un arte como lo es la fiesta de toros, sino también del sentimiento latino y de las características propias de nuestros pueblos, sensibles espontáneos, entregados al arte, valiente sobre todo y a fiesta de los toros como su principal manifestación.

EN la actualidad, a efecto de este gran esfuerzo por dignificar la fiesta, hemos logrado darle la garantía al público, que cualquier festejo que se realice, no seré engañando por presenciar un espectáculo por el que pagó, por diversión, afición o gusto, se dice lo anterior que no tenemos problemas en aplicar con conocimiento de causa, la reglamentación taurina y quiero detenerme un poco para hacer referencia a algunos de los puntos que se han tratado aquí, en algunos de las cuales coincido.

Y como ejemplo de ello, se mencionó que en la ciudad de Aguascalientes no tenemos, no se tiene una comisión taurina, yo les quiero decir que en la ciudad de Tijuana, las dos últimas administraciones, hemos tomados la decisión de no formar una comisión taurina, sino directamente del alcalde hacerse directamente responsable de esta, y nombra directamente al juez de plaza y contra lo que pudiera pensarse, lejos de provocar problemas ha resuelto otros muchos, como representó en un principio, designar al presidente y a los miembros de la comisión taurina y eso es algo, una coincidencia que encontramos con la ciudad de Aguascalientes, por la circunstancia que se comentaba y la otra que comentaba el señor Gandarías, que él no es muy afecto a los reglamentos y esto es cierto, el arte no puede ser reglamentado a tal forma que deje de serlo como una manifestación del ser humano, sin embargo, el contar nosotros con una documentación adecuada, nos ha permitido también, el defender la fiesta de los toros con todas las características que conlleva.

Siendo el gobierno un mediado entre público empresa y toreros, tiene que vigilar que el espectáculo garantice la calidad por la que se ha cobrado por presenciarlo, sin embargo, quiero señalar, para el cumplimiento de lo anterior un solo punto de unificación de criterios, para ganadero y empresarios, que se exija que las reses que han de ser lidiadas en una corrida formal, sean llevadas de sus dehesas a las plazas con el cuidado requerido para conservar su trapío y con los días suficientes de antelación, cuando menos diez, como lo establece nuestro reglamento, para su recuperación al momento de que se realice el festejo, entendemos que por las características territoriales antes mencionadas, este hecho es particularmente difícil, también de llevarse a cabo, debido a que las reses en su traslado tardan, entre 48 y 72 horas en llegar desde su lugar de origen hasta nuestra ciudad, sin embargo, es fundamental establecer el esfuerzo para lograrlo, ya que solo así daremos cabal cumplimiento al propósito de la fiesta brava.

Seguiremos insistiendo en que todos los responsables, autoridades, ganaderos y toreros busquemos dignificar la fiesta de los toros, con el cumplimiento estricto de los reglamentos para darle la estricta solemnidad que debe tener en beneficio de un público que paga para recibir y presenciar un espectáculo digno que no difiera con festejos que fueran presenciados en cualquier plaza del mundo, garantizando dentro de nuestras posibilidades, la integridad física de los toreros, facilitando en lo posible a los empresarios y ganaderos, que también ellos hacen posible la fiesta, y buscando cada vez más, el reconocimiento de la misma como la principal manifestación de nuestros pueblos, estamos seguros que hoy, con nuestra participación en este simposium, estamos dando el primer paso para lograrlo. Muchas gracias.

 

Moderador: Muchas gracias, y finalmente para cerrar esta ronda de pláticas, le toca el turno a Francisco Barqui, quien es presidente de la Comisión Taurina de la ciudad de Guadalajara y viene en representación del alcalde de Guadalajara, el señor Francisco Ramírez Acuña, vale la pena mencionar que Guadalajara es una de las ciudades que en últimas fechas ha demostrado que se puede aplicar la reglamentación y que ha llevado correcciones muy importantes en las festividades taurinas que se llevaron allá; el ex-alcalde de Guadalajara, el señor Cesar Coll está presente y fue presidente de la Comisión Taurina de allá y le tocó llevar a acabo la aplicación de muchos de estos conceptos, adelante Francisco.

 

Francisco Ramírez Acuña, de México.

 

Buenas tardes.

 

Se ha hablado del tema árido de la reglamentación en el cual yo comparto muchos puntos, con el buen amigo Ramón Gandarias, creo que la reglamentación es única y exclusivamente un margen de disciplina, de control y de orden, hacer enunciados sobre los artículos que la componen, les puedo asegurar a ustedes que habrá una gran similitud, en muchos contextos que la integran en muchas partes del mundo taurino, en donde se da la fiesta de toros, se ha hablado del arte, se ha hablado de los toreros, se ha hablado del articulado, y me toca hablar a mí de quien creo que es el eje y la víctima, y que no es otro más que el toro.

Sí el toro, ese que da importancia, que da rango que da ajuste o que da en demérito, da vergüenza y que da pena y tristeza cuando no se presenta, como presentarse se debe.

En cantidad de puntos, la reglamentación obedece también a un trámite burocrático, que puede tener su aplicación o no, de acuerdo a la capacidad, a la intención y a las aptitudes que el cuerpo de autoridades pudieran tener ¿Por qué? Porque la ley se hace, por una parte para observarse y por otra, que es la grave, para saltarla, y precisamente da pena ver en muchas de las ocasione, primordialmente en nuestro país, en donde en la inmensa mayoría de las plazas de toros, no se presenta el artículo de primera categoría que es el toro mismo, en un espectáculo que lamentablemente no reviste la autenticidad, ni la categoría que debería de tener, todo porqué, porque precisamente se va por parte de los mismos pseudoprofesionales, que son los que miden, son los que medran, son los que lucran con el espectáculo taurino, en contra de quien les da de comer, que es el toro de lidia.

Yo estoy de acuerdo en que todos los reglamentos, por completos que pudieran ser, son perfectibles, se podrán ajustar, se podrán afinar, se podrán limar algunos artículos, pero precisamente en algo en lo que creo que definitivamente se debe de transigir, ni mucho menos condescender con la tolerancia exagerada que se ha venido haciendo, es en el renglón del toro de lidia, habiendo el toro, hay la importancia, habiendo el toro, hay la verdad, habiendo el toro, hay la trascendencia y con reglamentos más o reglamentos menos, que podrán definir las características de una plaza, de unas corraletas, de leyes que vayan de acuerdo al comportamiento del público, de las empresas y de los profesionales, siempre hemos visto los aficionados y los profesionales, por lo que en mi parte toca a la crítica taurina, que es el toro y nadie más el que pone a cada quien en su lugar.

Yo sí conminaría mucho a que precisamente siendo los reglamentos y por la reglamentación misma que comienza un orden en los festejos taurinos que para nosotros es una herencia cultural plenamente manifiesta y demostrada, que recibimos de España a la misma forma que recibimos, también encontramos los vicios, las triquiñuelas, que dan contrastes grave, de cuando se presenta la fiesta de toros, la más bella de todas, con toda su realeza, con toda su verdad, en esas plazas consideradas de primera, a la que concurre públicos, aficionados, capaces, exigentes, y orgullosos de su plaza y su afición, plenamente salvaguardados sus intereses por parte de la acción de las autoridades, es al toro al que se tiene que respetar.

Para que respetando al toro, se respete la esencia y el fondo de la fiesta, y le aseguro a todos ustedes que con el respeto del toro, se respetará a la afición, pero algo que debo de señalar también, se podrá tener el mejor reglamento taurino existente, el más completo, el mejor definido, el óptimamente idóneo, pero no quiero caer en minucias, quiero irme al fondo de los que es el interés en el toreo, que al margen de la expresión artística, que indiscutiblemente refiere el que la instrumenta, el que la logra, sin la existencia del  toro, les aseguro a ustedes, que podría haber otro espectáculo como el de las sacerdotisas, en Creta o en los circos Romanos o el toreo bufo, que lamentablemente a veces trasciende, no aquellos que vestidos de payasos, salen a divertir a la gente, sino que creyéndose que se toman en serio, se enfundan irresponsablemente en los ternos de luces para tomarle el pelo al público, si no es esto, definitivamente sobran artículos, sobran conceptos, sobran criterios, hay mucha paja en los reglamentos, yo si enfatizaría que se tratara como se ha tratado y como desearía que se tratara también en todas las partes en donde se da la fiesta de toros, la más bella de todas, no la mistificada, que se le de la importancia la trascendencia, el rango y el fuste que el toro de lidia debe tener, lidiándose con su integridad, originalmente comentaba con un gran amigo mío, el concepto del toro se definía que en su nacimiento era del nacimiento al año, era “el choto”, del año era “el añojo”, cumpliendo los dos años, es “el heral”, cumpliéndose los tres años es “el otrero”, cumpliéndose los cuatro años, reglamentarios, originalmente era “el novillo” toro, y el toro precisamente a plenitud, era cuando se lidiaba con los cinco años y sin pero y queda todavía por ahí, un estribillo que decía: Toro de cinco, para torero de 25  ¿Qué cimentaba esto? Simple y llanamente, que tanto el animal, la bestia, el toro, su majestad a los cinco años, estaba a plenitud y  sobra decir que un hombre a los 25, tendrá la experiencia, tendrá las facultades y las condiciones para estar en una forma óptima, yo insisto y alabo toda reforma que puedan tener los artículos de los reglamentos taurinos, no desearía, y si de mí dependiera como ha dependido, cuando he tenido intervención en alguna reglamentación taurina, que se anulara o que se le diera poca importancia al renglón de toro, porque repito lo que dije al principio de esta palabras, es y no es otra cosa que el eje y la víctima y a nadie, les aseguro que a nadie le ponen una pistola para que se enfunde en el terno de luces, y que salga a la plaza, que se dignifique un espectáculo que se ha mistificado, que de tener la realeza, se ha convertido en parodia, y que han sido los mismos profesionales, los que faltando a un sentido de responsabilidad y en aras de la comodidad y de la preferencia han caído en esa mixtificación, todos los reglamentos que vayan han causados a presentar un espectáculo digno, auténtico de verdad, serán dignos del mayor de los aplausos.

Y eso en fondo y en forma, es lo que sería interesante que consideráramos, proteger al margen de los intereses del público y de los mismo profesionales, que bien que se los protegen ellos, y que a la postre son los que lucran con el espectáculo, que se protegiera al toro y nunca dejo de recordar un estribillo que siempre viene a mi mente muy en vigencia cuando el tema que trato es este:

 

Primero se dice toro,

luego se nombran toreros,

nunca estos los primeros,

pues no son materia prima,

del toro coger la cima,

con muleta grana y oro,

más si se pierde el decoro,

que pongan en los letreros,

gran corrida de toreros,

con aprendices de toro.

 

Moderador: Pues no pudo haber mejor cierre que el de Francisco hablando de lo más importante, el toro como el eje en la fiesta brava, muchas gracias Francisco.


 

Versión estenográfica del simposio: “El espectáculo taurino a través de los Empresarios”, que se llevó a cabo a las 12:15 horas, en el hotel Andrea Alameda

 

Moderador: Alfonso Pérez Romo, de Aguascalientes.

 

Alfonso Pérez Romo, de México.

 

Señoras, señores

 

Buenas tardes, yo quiero empezar comentando que, son muchos los factores que rodean a la fiesta de toros, dentro ella tenemos al artista principal, al artista al torero, en todas las jerarquías que tiene el ejercicio de la torería, los matadores, los subalternos, los novilleros, los de a pie, de a caballo, etc., está también otro factor interesante que es el público, el público que se compone de grupos conocedores, aficionados, verdaderos amantes de la fiesta y también de espectadores puramente, de gente que va presenciar el espectáculo y también está el grupo de los que enseñan, de los que comentan de los que critican, de los que promueven y publicitan la fiesta de los toros, y por último está el grupo de las gentes que  organizan el espectáculo, el empresario, el hombre que hace posible que se conjunten esos factores y se conviertan ya en acto, en acción, en acción taurina, tenemos el honor de contar este medio día, con nosotros algunos distinguidísimos empresarios de toros de México y el mundo, nos acompañan aquí en la mesa, de izquierda a derecha se los voy a presentar: Olivier Baracharth, empresario de Bayona, Francia; José Martínez Vértiz, de Promotora Alfaga, empresario de la Plaza México; Camilo Llinas, empresario de Bogotá, Colombia y Enrique Clemente Sánchez, empresario de la Monumental de Aguascalientes.

Perdón, es David Clemente Sánchez, Enrique es el malo y David es el bueno, muy bien, los temas que han sido propuestos para discutirse en esta mesa, son tres, primero la derrama económica que genera el espectáculo, en segundo término, la planeación y programación anticipada de las ferias y por último, los apoyos gubernamentales a la fiesta taurina, voy a pedirles primero a mis compañeros de la mesa, que con toda libertad opinen sobre estos tres puntos, de la manera que piensen sea más conveniente, voy a pedirle entonces a Olivier Baracharth, de Bayona, que sea el primero en empezar su exposición.

Antes de iniciar quisiera decirles, que al final de todas las exposiciones que van a ustedes a escuchar, recibiremos preguntas que la mesa habrá de comentar, les queremos decir que deben de venir por escrito.

 

Olivier Baracharth, de Francia.

 

Buenas tardes señoras y señores.

 

Quiero ante todo dar las gracias al Municipio de Aguascalientes y a la organización de este precioso Segundo Congreso Mundial de Ciudades Taurinas, aquí estoy de substituto, o mejor dicho en términos taurinos, un poco como un sobresaliente del amigo Simón Casas que no pudo acudir, difícil tarea la de sustituirlo, pero pensándolo yo también igual que él, quise ser torero y más adelante le explicaré la importancia que han tenido los toreros franceses para el desarrollo de la fiesta en nuestro país, así que antes de abarcar los tres puntos que interesan esta presentación, es menester volver un poco a la historia empresarial francesa.

En los años ‘60, surge el fenómeno de los toreros franceses, nacionales, que encabezaban Simón Casas y Alán Moququiol, Nimeño I y con ello empieza una larga toma de conciencia de los taurino nacional, en una Francia colonizada en ese entonces por cuatro o cinco empresarios españoles, que consideraban el país como un nuevo El Dorado, gracias al movimiento casi revolucionario de los franceses, nacen nuevas ganaderías, se unen en asociaciones cada vez más potentes los aficionados, aparecen críticos taurinos en todos los medios de comunicación, etc., etc.

Se pone en marcha nuestra fiesta, al final, poquito a poco, pasan unos 20 años y hacia los ’80, se llega a una mayoría de edad, los primeros toreros franceses se hacen empresarios y se quedan con la mayoría de las plazas, los españoles siguen considerando Francia como la nueva América, pero esta vez se trata de apoderados, toreros y ganaderos que saben de la importancia del mercado francés y lo útil de cuidar su imagen al pasar los Pirineos, definitivamente Francia toma las propias riendas de su tauromaquia, ya para entrar en lo que nos interesa, recordaré lo que ayer dijo Victorino Martín, dijo que a Francia daba gusto ir, que casi todo lo hacíamos mejor, no habrá dicho esto porque los pagamos mejor.

Esto lo vienen cantando también la mayoría de los críticos españoles ¿Por qué? Quizá tengamos algún secreto, no lo creo, pero lo cierto es que planeamos todo con mucha anticipación, sin prisas, madurando mucho con las comisiones taurinas municipales, para ir al campo y tratar de elegir las cabeceras de las ganaderías, variando los encastes, y hay que reconocerlo, pagando para llevarnos lo mejor ¿Cómo se consigue?

Pues hay que matizar un poco, en Francia el 85 por ciento de las plazas son Municipales y con gestión Municipal, con directores de plaza que suelen ser extoreros o aficionados, estos con sueldo fijo asegurado a fin de mes, no tratan de abaratar costos, de buscar la ganadería barata y los toreros ponedores, no el Ayuntamiento que apoya la fiesta, solo trata de contentar a su público y de cuidar su imagen, el Ayuntamiento obviamente intenta no perder dinero público, pero su meta no está tampoco en ganarlo, así siempre pensando en el respeto del aficionado, nos reunimos para que no se choquen fechas en las plazas cercanas, y siempre empezamos por la elección de la materia prima, el toro, se busca para no aburrir y ser originales, la variedad de encastes, un toro bien proporcionado, no pasado de kilos, que tenga líneas serias, pero que permita juego y que tenga movilidad.

Eso sí íntegro y lo saben los ganaderos españoles, que por esta seriedad nos tratan muy bien, en un país donde por tradición, solamente en el sur toleran que se den toros, no puede haber apoyo gubernamental y menos hoy, con la construcción europea, y la ola, verde y antitaurina que nos preparan ingleses, alemanes y demás países nórdicos, el único apoyo es municipal o a veces regional en caso de escuelas taurinas, una cosa importante también, es la promoción de la fiesta, para esto se organizan muchas novilladas con y sin caballos, estas últimas en concreto, muchas veces con entrada gratis para la juventud, permite educar al público joven que llenará las plazas del futuro, también esas novilladas permiten abrir campo internacional, descubrir otros toreros, hacer otros cambios.

En este campo quiero dar las gracias en especial a mi embajador en México, el señor Bruno Delaye, como al doctor Rafael Herrerías, que me permitió iniciar hace ya tres años, unas relaciones de intercambios entre Francia y México, primero para novilleros y luego para matadores, ahí está este magnífico caso del “Cuate” Espinosa, que acaba de doctorarse en Europa, esto lo siguió el año pasado y con gran éxito, el Certamen Mundial de Novilleros, que por cierto promovieron unos amigos de aquí de México.

Se asiste así a una globalización de la fiesta, que permite también a los Ayuntamientos, exportar su imagen cada vez mejor y lejos, quizás este punto dentro de las consecuencias, que secreta el espectáculo, será hoy el demás futuro, sobre todo con el mundo de Internet, que abre nuevas e infinitas vías de proyección y de  comunicación.

Esta imagen de la ciudad hace que crezca cada año la cantidad de visitantes que vienen a gastar en nuestras ferias taurinas, hay que, por su puesto, seguir trabajando para mejorar la fiesta taurina, pero hoy, esto se realizará en un Francia taurinamente madura. Muchas gracias.

 

Moderador: Muchas gracias Olivier, enseguida vamos a pedir a intervención de Camilo Llinas, empresario de la plaza Santa María de Bogotá, Colombia.

 

Camilo Llinas, de Colombia.

 

Bueno, muchas gracias a los organizadores, por esta oportunidad de intercambiar opiniones con los colegas empresarios tanto de México, como de Bayona.

Colombia es un país de 40 millones de habitantes, y en 1998, vamos a celebrar más o menos 1870 festejos taurinos, entre corridas de toros, novilladas, festivales, rejones, espectáculos mixtos y festejos taurinos musicales, anteriormente se celebraban más de 250 festejos taurinos en Colombia, hagamos un repaso de las plazas más importantes del país.

En Colombia hay cinco plazas de primera, Bogotá, Cali, Malizales, Medellín y Cartagena, existe un número importante de plazas de segunda y tercera categoría y existe también un número importante de plazas portátiles donde se desarrollan una gran cantidad de festejos taurinos.

Miremos las capacidades de las plazas, Cali, 17 mil espectadores; Manizales, 17 mil espectadores; Bogotá, 14 mil espectadores; Cartagena, 14 mil espectadores y Medellín, 10 mil espectadores, las plazas de segunda y tercer categoría, tienen una capacidad de entre cuatro mil y nueve mil espectadores y las plazas portátiles, entre mil 500 y cuatro mil espectadores.

La propiedad de las plazas, la plaza de Bogotá es del Municipio; la plaza de Cali, es una propiedad compartida entre ganaderos, Municipio y Gobernación; la plaza de Manizales, es propiedad del Hospital de la Cruz Roja; la plaza de Medellín es propiedad del hospital, San Vicente de Pau; la plaza de Cartagena, es propiedad del Municipio, todas las plazas de segunda y de tercera, son propiedad de los municipios y las plazas portátiles son propiedad de empresarios privados.

Empresas actuales en Colombia, en Bogotá es una corporación sin ánimo de lucro; en Cali es una sociedad entre ganaderos, Municipio y Gobernación; Medellín, una cooperación sin ánimo de lucro; Manizales, una corporación sin ánimo de lucro y Cartagena, son empresarios privados; en las plazas de segunda y tercera, aunque son de propiedad de los Municipios, los festejos los desarrollan empresarios privados y en las plazas portátiles, que son propiedad de empresarios privados, los festejos también los desarrollan empresarios privados.

Ganaderías, en Colombia hay más de 70 ganaderías registradas, el promedio de cada ganadería es más o menos de 300 hectáreas, el total de las hectáreas de las ganaderías colombianas es de 21 mil hectáreas, cada ganadería en promedio tiene entre siete y 10 trabajadores, el total de los trabajadores de las fincas ganaderas, está entre 700 y 900 personas.

En Colombia existen cuatro asociaciones de ganaderos de reses bravas, en Colombia se factura por la venta de toros más o menos tres mil 500 millones de pesos al año, las personas que quieran hacer los cálculos en dólares, el tipo de cambio está a mil 500 pesos por dólar.

Los precios por una corrida de toros, para plaza de primera está entre 30 y 60 millones de pesos colombianos, los precios de una corrida para plazas de segunda y tercera están entre 12 y 20 millones de pesos colombianos, el 70 por ciento de la facturación por los toros vendidos en Colombia, corresponden a las plazas de primera.

Toreros, hay más de 100 toreros colombianos que ha tomado la alternativa desde principios de siglo en Colombia o en los países taurinos, algunos ya fallecidos, otros retirados, otros inactivos y los demás actuando de las distintas ferias.

Por concepto de honorarios a toreros colombianos y extranjeros que actúan en nuestro país se cancela en más o menos seis mil millones de pesos al año, de esos seis mil millones de pesos al año, el 70 por ciento corresponden a plazas de primera.

Algo que vale la pena tener bien en cuenta es la parte de impuestos, que tenemos nosotros los empresarios en Colombia, una corrida de toros en plazas de primera, tiene que cancelar los siguientes impuestos, 10 por ciento, de impuesto de Con deportes, Con deportes es 10 por ciento de la facturación de la taquilla, es un impuesto nacional, por regulación del Congreso y que va las arcas de la entidad que lleva los destinos del deporte en Colombia, de ese 10 por ciento no revierte nada a la fiesta brava.

Un 10 por ciento municipal, prácticamente en todas las ciudades es un impuesto del consejo y que en todas las plazas de primera también existe, 16 por ciento del IVA, con respecto de la compra de toros, de 35 por ciento de impuesto del valor de los honorarios de los toreros extranjeros que actúan en las plazas de primera categoría y 16 por ciento adicional a ese 35 por concepto de IVA sobre los honorarios de los toreros extranjeros que actúan en las plazas de primera.

Pero en Bogotá, además de estos impuestos hay un impuesto adicional que se llama impuesto a los pobres, que fue creado en el año más o menos de 1930 y que equivale también a un 10 por ciento de la taquilla de cada corrida.

En Colombia por concepto de impuestos se genera alrededor de tres mil 500 millones de pesos colombianos al año.

Beneficios, Solo la plaza de Cali en Colombia, es una plaza rentable, las demás plazas de primera y todas las plazas de segunda y tercera son deficitarias, la figura de corporación sin ánimo de lucro, como empresario de las plazas de toros de Bogotá, de Medellín, de Manizales, es que sean exoneradas del 10 por ciento del impuesto Municipal.

Cali, la única plaza rentable de Colombia, se debe a que vende la totalidad de sus abonos en abril, cuando saca a la venta sus abonos para una temporada que se realiza a partir del 25 de diciembre y termina el seis de enero, es caso prácticamente aparte de todo lo que se ve en el mundo taurino, de ahí que se convierte más en una plaza de negocio financiero, que de negocio taurino.

En todas las plazas de segunda y tercera, son necesarias las subvenciones, para poder efectuar los festejos taurinos, en los municipios donde no puedan existir subvenciones, necesariamente tienen que exonerarlo de los impuestos para poder realizar los festejos taurinos.

Las utilidades, que se reportan a final de año, en Bogotá se revierten en obras sociales de los estratos uno, dos y tres, o sea, en los barrios más pobres de la ciudad, obras que se escogen con el municipio las desarrolla la corporación y los estratos uno, dos y tres son los estratos más pobres de la población.

Cali también sus beneficios van a obras de servicio social a los barrios más pobres.

Todas las utilidades de la empresa de Manizales van a la Cruz Roja, las utilidades de Medellín, van al Hospital  San Vicente de Paula, en Cartagena, es una plaza que desafortunadamente ha ido generando pérdidas en los últimos años y ha sido cedida a partir del próximo año, durante 10 años a unos nuevos empresarios, con el fin de ver la posibilidad de recuperar esa plaza hay las plazas de segunda y tercer o portátiles, prácticamente no hay utilidades y en muchos casos se corre el riesgo de perder plata.

Veamos ahora el segundo punto, en Colombia no existe un reglamento único nacional taurino, en cada ciudad existe un reglamento taurino distinto, con condiciones distintas de compromiso y obligaciones para los empresarios, inclusive lo es reglamentos taurinos de las plazas de primera, son distintos entre sí.

En Colombia en cada festejo, debe actuar por lo menos un torero colombiano, hay otros acuerdos para que durante la temporada distinta a la feria o a la temporada se nivelen los cupos de toreros colombianos, iguales a los de toreros extranjeros que participan en las ferias o en las temporadas.

En plazas de segunda y tercera, deben actuar por lo menos dos toreros colombianos, la situación económica y las dificultades por las que atraviesa por momentos Colombia, hace que muchos presupuestos de las ferias y de las temporadas tengan variaciones importantes durante el transcurso en la venta de abonos y mientras se celebra el festejo, lo cual en países con unas devaluaciones permanentes, hace que la seguridad de los empresarios sea mucho más difícil.

Para 1999, Bogotá abrió los abonos cuando el dólar estaba a mil pesos colombianos por dólar, esperamos que en enero y febrero del año entrante, esté alrededor de mil 700 pesos por dólar, de tal manera que nosotros sin haber hecho al distinto que abrir los abonos, tengamos una pérdida en lo que vamos a recibir por taquilla, y a los abonados no les podemos nosotros trasladar esta devaluación y esto se debió a un año político de especial, la terminación de un gobierno y el inicio de otro y ya es una realidad, es irreversible, y la empresa tiene, pues dificultades para una temporada que por lo menos no vayamos a tener pérdida.

En Colombia la empresa privada no participa en los espectáculos taurinos, es muy poca la participación en publicidad, en avisos, la televisión prácticamente no existe en el mundo taurino, solamente hay un programa de televisión, cada ocho los domingos, de media hora. Lo que sí existe en Colombia, es una presencia de la radio en forma masiva, en las negociaciones de las corridas, por eso la temporada y las ferias tienen que realizarse con mucha anticipación, primero para darles facilidades a los abonados de que puedan pagar sus abonos durante meses anteriores a la temporada en cómodas cuotas o quincenales o mensuales.

En Colombia, distinto a Cali, no hay cultura de abonos, prácticamente, la mayoría de los asistentes a las corridas es público y público que no compra su boleta, sino cuando ve anunciados los carteles, y a pesar de todo en Bogotá, por el clima, mucha gente espera hasta el último día para comprar su boleta esperando tener un buen día y no correr el riesgo de una corrida lluviosa, en la plaza de toros de Santa María.

Hay que escoger las ganaderías con tiempo en las distintas plazas, con el fin de que los ganaderos puedan presentarla como lo exige el reglamento taurino, como lo exige la afición en las plazas de primera, y también la empresa tiene que planear, como tenemos compromisos para cumplir cupos con los toreros colombianos y efectuar algunas novilladas durante la mitad del año, tenemos que organizar con anticipación las temporadas, las ferias y las temporadas que hemos denominado nosotros, temporadas de “mitaca”.

Bogotá es temporada, o sea, cada ocho días, es mucho más difícil organizar una temporada que una feria, en una feria, los toros están enmarcados dentro de muchos eventos en la misma ciudad, festividades patronales, con una cantidad de participación de muchas más organizaciones distintas al mundo taurino, en Bogotá cada ocho días las corridas están solas, de ahí que sea mucho más difícil publicitar las temporadas que las ferias, pero además de eso, la temporada de Bogotá, especialmente la de Bogotá, por ser en enero y febrero, tenemos que coordinar con Venezuela y con México, los toreros, para facilitarle a los toreros el desplazamiento, por algún número de corridas que les sea interesante estar en Bogotá, en Santa Fe, en México o en Mérida y en Medellín, cosa distinta a las ferias, donde todo el paquete de toreros está en una semana o en días, y quiera Dios, pero cualquier sustitución es fácil, en una feria que en una temporada, porque en una feria, todos los toreros están prácticamente a disposición en ese periodo de feria, para el empresario, muchas veces la empresa de Bogotá ha tenido que transportar toreros adicionales en aviones pequeños desde la Ciudad de México, de Mérida o de San Cristóbal, para poder hacer una sustitución en un cartel de Bogotá, porque según el reglamento la sustituciones e tiene que hacer con un torero de igual o mejor categoría al anunciado anteriormente, entonces son riesgos adicionales, que para cumplirle a los aficionados tenemos que estar sometidos los empresarios, por ser temporada y no ser feria.

De ahí que necesariamente las temporadas deban prepararse con tiempo suficiente para evitar cualquier eventualidad de riesgo a las empresas.

El tercer punto, si la ayuda gubernamental, si la ayuda gubernamental es necesaria, viendo que todas las plazas la mayoría son del Municipio, viendo esa escalera de impuestos, esos reglamentos taurinos distintos, en Colombia la participación gubernamental no es necesaria, tiene que ser definitiva y tenemos que mirar si definitivamente la fiesta brava le interesa al sector oficial o van a dejar seguir que podamos, ir disminuyendo el número de festejos como ha sucedido en Colombia.

Pero además de eso, en Colombia se han cerrado plazas, estoy seguro que en Venezuela también, en Perú también, y espectador que deja de ir, espectador que debilita la empresa, espectador que hace falta para un nuevo festejo, para contratar a un torero, para vender un toro, de ahí que los estamentos de la fiesta taurina, si no nos unimos y los que estén, como España y México, mucho más avanzados que Sudamérica, necesitamos Colombia, Venezuela y Ecuador, de la ayuda de todos los estamentos que están metidos en la fiesta brava, muchas gracias.

 

 

Moderador: Les recordamos atentamente a todos ustedes que si se les va ocurriendo hacer una pregunta, la vayan pensando para pasarla por escrito a la mesa cuando terminen las exposiciones, vamos a pedirle a hora a David Clemente, empresario de Aguascalientes, el uso de la palabra.

 

David Clemente, de México.

 

Muy buenas tardes, a todos señores y señoras congresistas, ante todo, nuestro reconocimiento a las autoridades del Ayuntamiento de esta ciudad de Aguascalientes, así como también al  comité que hizo posible con su trabajo, su esfuerzo, con su gran colaboración para que se hiciera efectivo y se pudiera llevar a cabo este segundo Congreso de ciudades Taurinas, que siento yo, en cada ocasión va tomando más fuerza, va sentando precedentes y creo que en la medida que el tiempo pase y así se den las cosas, va a tomar mayor importancia y encontrará nuevos Ayuntamientos, nuevas ciudades que se quieran adherir a estos congresos, a estas reuniones en donde el objetivo básico es la promoción de la fiesta de toros, utilizándola también el Ayuntamientos, las utilidades las localidades para incrementar, para fomentar turismo, para buscar nuevos apoyos, nuevos horizontes y además de todo, convivir en fraternidad, nuestra querida fiesta de toros.

El tema que vamos a desarrollar, es el tema que aparece precisamente en el folleto que nos fue entregado y que se refiere al espectáculo taurino a través de los empresarios, con antecedentes en donde se toca primero la derrama económica que genera el espectáculo, segundo la conveniencia de la planeación y programación anticipada de las faenas o temporadas y tercer punto, los apoyos gubernamentales a la fiesta taurina.

Si en la antigüedad y hasta un pasado más o menos reciente, al empresario le bastaban solamente algunos ayudantes para la organización de una corrida, en la actualidad sería imposible armar una temporada o una feria, sin la participación de un equipo cada vez más numeroso  de auténticos profesionales en las diversas especialidades.

Es esa una de las claves imprescindibles para el futuro óptimo de la fiesta de los toros, su profesionalización, porque la calidad exige especialistas y para armar un buen equipo, las empresas taurinas se han visto obligadas a ampliar su infraestructura, siempre con el claro propósito de brindar al público, la mejor calidad en la presentación del espectáculo, es así como cada día, son más las ramas profesionales que se ven beneficiadas con la diversa y creciente bolsa de trabajo que ofrece la fiesta.

Hasta hace algunos años, el empresario, personalmente, visitaba ganaderías, seleccionaba los encierros a visitar, bastando una visita a la ganadería, la cual aprovechaba también, para negociar el precio de la corrida, encargándose a sí mismo de diseñar, mandarla imprimir y negociar en la localidad, los patrocinadores, publicitarios, desde luego, contratar matadores y subalternos, supervisar fijación de publicidad, obtener permisos de las autoridades municipales y estatales, para luego atender el festejo con sus actividades inherentes, y después proceder a liquidaciones de taquilla, de actuantes, impuestos, banda de música, diversos servicios relativos al espectáculo, venta de carnes y esquilmos, etc.

Hoy la empresa actualizada requiere de un sinnúmero de especialistas, para llevar a cabo la realización del espectáculo digno que el público desea y exige presenciar, ya que con los medios modernos de comunicación, como la televisión, el espectador está enterado oportunamente de los acontecimientos taurinos en las diferentes plazas del mundo, conociendo también el corte y estilo de cada torero, así como el comportamiento y presencia del ganado lidiado, situación que obliga a la empresa a una superación continua, respaldada por el equipo de trabajo que la compone, en donde participan seleccionadores, sabedores de toros en el campo, que se encargan de vigilar continuamente los encierros, para controlar el desarrollo del ganado en el campo, transportistas especializados, sobre todo en nuestro país, que por su extensión geográfica, hay plazas que están ubicadas a distancias de más de tres mil kilómetros de la zona ganadera, lo que representa un gran problema, si se toma en cuenta que durante el viaje, el toro de lidia está sujeto a estrés, lo que motiva que el toro casi no coma, ni beba, ocasionando una gran perdida de peso durante este trayecto, que dura aproximadamente, tres días en el caso de esta plazas.

Esto ejemplifica, la necesidad de especialistas en cada rama, participando también en el equipo, corraleros, publicistas, publirrelacionistas, promotores, contadores, médicos veterinarios, ingenieros en mantenimiento, equipos médicos con diferentes especialistas, y por supuesto, toreros y ganaderos que giran en torno a ellos, a demás, lo colaboradores de índole eventual que prestan su servicio a través de sindicatos, como son: taquilleros, porteros, monosabios, mulilleros, torileros, cubeteros, cojineros y demás empleados que participan en los servicios de plaza, sin embargo, el primero que tiene la obligación de actuar con profesionalismo, es naturalmente el empresario, porque si el éxito de una corrida depende básicamente de toreros y ganadero, el empresario es responsable de coordinar toda una temporada o una feria, con atractivo para el público, debiendo conciliar los intereses distintos y a menudo antagónicos que privan al organizar una corrida, al ganadero le interesa que sus toros luzcan a manos del torero más apto y al torero le interesa, que se le programe con los toros más favorables con su manera de practicar el toreo, pero por otro lado, desde luego, están los intereses del público, que es el que económicamente da vida a la fiesta y que quiere ver triunfos con buenos toros y buenos toreros.

Aquí podemos ampliar un poquito más la derrama que tiene la fiesta de toros, puesto que en un caso como el que actualmente estamos viviendo en esta ciudad de Aguascalientes, pues nos hemos dado cuenta, que ha sido el centro de atracción, el centro de reunión de un mundo taurino, no solo de nuestro país, sino que agradablemente hemos observado que nos visitan personas y aficionados de diferentes países, esto como todo el mundo lo entenderá, pues trae beneficios a una localidad a la localidad que pretende lógicamente, allegarse de apoyos económicos, por un lado, puesto que esta derrama es extensiva a hoteles, restaurantes a prestadores de servicios y a un sinnúmero de comerciantes y a personas que se ven beneficiadas, precisamente con la fiesta de toros.

Señores, quiero hacer énfasis en que definitivamente ha sido muy atinado, por parte de los ayuntamientos que se están sumando cada día más y que se están sumando cada día más, creo yo a estos encuentros, a estos congresos, en donde también el objetivo muy importante para los Municipios, para los Ayuntamientos es precisamente, en una forma sana, encontrar cierta competencia entre sus ciudades, tratando de jalar el mayor número de afición taurina, de público de espectadores, y desde luego jalar también la derrama económica.

Continuando con lo que tenemos aquí preparado, es conocido por la afición que las ferias y temporadas no se organizan a última hora, es decir, un empresario con profesionalismo y a cargo de una plaza importante, debe haber comprado los toros con bastante anticipación y si tiene por ejemplo programadas, por ejemplo, 12 corridas, hay que tener por lo menos 15 o 16 reseñadas y compradas, que las que no se usen, podrán ser lidiadas en otras plazas, previa negociación correspondiente.

Para seleccionar esas corridas, habrá que empezar visitando casi todas las ganaderías que tengan mayor garantía de triunfo y así de más a menos, en orden de importancia, buscando el ganado de mejor calidad y al haberlo seleccionado, mantener un registro minucioso de aquellos toros reseñados, es preciso tratar de escoger con buen ojo, aquellos ejemplares de la camada que igualen en forma homogénea, el encierro para que resulte parejo, por eso es necesario reseñar con bastante anticipación ocho o nueve toros, para conformar una corrida de seis, pues suele suceder que algunos no evolucionan al mismo ritmo que los otros y no se ponen y en otras ocasiones, en alguna pela se dañan y llegan a matarse, por lo que se arriesga a desacompletar un encierro o a presentarlo muy disparejo, en hechuras y trapío, por lo tanto el proceso de vigilancia deberá ser continuo en las ganaderías, visitando por lo menos tres veces la corrida antes de ser lidiada, solo así se puede cumplir con las exigencias de trapío y calidad, como debe saber el empresario, son diferentes en cada plaza, pues las ciudades tienen aficiones con distinto perfil y distintos gustos en toros y toreros.

No menos importante es tener la absoluta certeza de contar con los toros, incluyendo hasta el último sobrero necesario, y ya reseñados para una temporada en una plaza de primera, además de hacer la contratación de los matadores con la mayor anticipación posible, el empresario debe interpretar con agudeza y sensibilidad, que tiene su público y por lo tanto, tiene que conocer perfectamente a todos los toreros, pero no solamente a las figuras, sino hasta el más modesto novillero, asesorándose de hombres de su total confianza y capacitados para esa tarea que le informen, cuáles son los toreros que le están funcionando, siendo también muy valioso el reporte que llega de toreros de otros países.

Es vital tener en cuenta que la plaza de toros no es simplemente un local donde se celebra nada más un espectáculo en cierta época del año, la fiesta de toros es una tradición que debe alimentarse continuamente y esa es una de las responsabilidades en la que el empresario juega también, un papel decisivo, ayudando también a la creación de escuelas taurinas, siendo muy útil, además que cada plaza pudiera ser sede de una escuela.

Habrá que hacer sentir a la afición que el coso es su casa, puesto que el mejor empresario es aquel que mejor sabe interpretar los deseos de su público, sosteniendo con aquél un permanente y sano diálogo, reconociendo sus preferencias y sus censuras, que bien encaminadas son consejos para un empresario diligente.

Sin embargo, darle a la afición un espectáculo tan identificado, con sus raíces no es únicamente labor de la empresa, para ello es fundamental contar con los respectivos apoyos gubernamentales, hay que recordar que el toreo nació en España, como una manifestación de la gente en la plaza pública, para lo cual fue imprescindible la intervención de las autoridades locales, que imponían el orden, desde entonces los ayuntamientos de las grandes ciudades o los pequeñísimos pueblos, han estado vinculados con la fiesta, por lo que siempre han considerado a honra, tener buenas corrida de toros.

Se da el caso que en gran número de plazas que no son rentables, los ayuntamientos subvenciones a la empresa, para garantizar al público que habrá buenas corridas, presentándose también el fenómeno de la excepción de impuestos, que aunado al subsidio, tienen vigencia en España y otros países y que en México, desafortunadamente no se ha aplicado o se aplica en un grado mínimo.

Pasando por alto que es un factor sumamente benéfico para el impulso de la fiesta e incluso para promover la competencia entre las ciudades por la calidad de sus ferias taurinas. Abundando en el mismo renglón, todos sabemos que el lucro obtenido, tanto por empresa, como por personas, debe causar pago de impuestos, lo incomprensibles es que deban pagar impuestos las novilladas, que sabido es, no son rentables en ningún país, así como los novilleros, que son el futuro de una actividad parte de nuestra cultura, a la que hay que apoyar y fomentar, así pues, cualquier desgrabación fiscal para todo aquello relacionando con la promoción de nuevos valores, como es el caso de las novilladas, los honorarios pagados a novilleros y la venta de novillos, debe considerarse una inversión en la formación de un torero, como cuando la sociedad impulsa financieramente a los deportistas por medio de las distintas federaciones.

Es imprescindible que todos vigilemos el apoyo de los valores artísticos, culturales y tradicionales, como es sin lugar a dudas, la fiesta de los toros, identificada profundamente con las costumbres raciales que comparten nuestros pueblos taurinos de Hispanoamérica.

Todo lo anterior deberá estar relacionado, dentro de los lineamientos establecidos en un reglamento taurino, cuyo reglamento deberá estar conformado con regulaciones lógicas y sensatas, basadas en conocimientos taurinos para que permitan agilizar y facilitar el desenvolvimiento del espectáculo sin el menoscabo del respeto a las tradiciones taurinas, a las autoridades municipales y a la afición y público en general, en nuestro país recientemente, se ha desatado una gran polémica acerca de la intervención de las comisiones taurinas, en virtud de que éstas se les han conferido participaciones ejecutivas que no les corresponden dentro  de la fiesta, cabe mencionar pues que el origen y la intención de las Comisiones Taurinas, es el de fungir como órganos de consulta y asesoramiento para los H. Ayuntamientos de los cuales depende.

Desde hace aproximadamente tres años en México, se conformó la AMAT (Asociación Mexicana de Agrupaciones Taurinas), que está integrada con la participación de las cuatro agrupaciones de profesionales que conforman la fiesta taurina en México, y que son los matadores, los subalternos, los ganaderos y los empresarios.

Esta agrupación contribuye y tiene apertura para participar y resolver cualquier problema que afecte a la fiesta brava y estando en la mejor disposición de colaborar, con los Ayuntamientos en la elaboración, modificación y actualización de los reglamentos, con la seguridad de que con su participación se logrará una reglamentación actualizada, ágil  y que no deteriore la seriedad y costumbres de la fiesta.

Aquí pues señores, un breve esbozo de algunos puntos que deben ser considerados por una empresa taurina que tiene el interés y cariño por preservar de la mejor manera la herencia cultural que hemos recibido de nuestros antepasados y que día a día evoluciona, depurándose y engrandeciéndose para deleite de los que amamos a la mejor de las fiestas, muchas gracias señores.

 

Moderador: Tenemos el honor de contar también en la mesa con el empresario Friederic Pascal, de la ciudad de Nimes, Francia, al que le damos una cordial bienvenida también, vamos a pedirle al señor Pascal que desarrolle su intervención en la mesa.

 

Friederic Pascal, de Francia.

 

Primero le pido perdón por mi retraso y agradezco mucho al Ayuntamiento de Aguascalientes por haber invitado a la ciudad de Nimes a este congreso.

No soy empresario de la ciudad de Nimes, sino un empleado municipal que está trabajando con los tenientes alcaldes, que están a cargo de esta plaza, la plaza está regida por la municipalidad en directo, el de nuestro simposium, es la derrama económica que genera el espectáculo taurino y en Francia, tenemos ciertas cifras oficiales para medir lo que se llama, la economía en bruto, en el comercio local o en el comercio nacional, en el caso que se mire a las estadísticas nacionales.

Pues el Instituto Nacional de Estudios Económicos ha observado ciertos espectáculos muy parecidos a la corrida de toros, por ejemplo la ópera, o el festival de Cannes o el festival internacional de Guiñol, se calcula, que los visitantes de estos festejos, gastan un promedio de 250 francos por día, es decir, 500 pesos al día, esto sin incluir sus entradas al espectáculo, otros estudios disponibles establecen que en el caso de la ciudad de Nimes, solamente 17 por ciento de los visitantes, viene  a la ciudad para asistir a la corrida, es decir, que 80 por ciento de la gente que está dentro de la ciudad, que consume en la ciudad, en el momento, en la ocasión de la fiesta.

Pues viene nada más que para consumir, conociendo el caso de Nimes, en las estadísticas municipales, el número de entradas en la plaza, que sobre los cinco días de la feria, suman las 85 mil personas, pues se puede deducir el número de visitantes en la ciudad, y a eso sume a 500 mil, no de gente en la ciudad, sino de visitantes y por día visitado, un promedio de casi 200 mil personas por día.

Sabiendo entonces con las estadísticas del Instituto Nacional de Estudios Económicos, que esta gente gasta 500 pesos, se puede calcular el flujo económico inyectado en la ciudad local, en el caso preciso de la feria de Nimes, únicamente en el caso de la feria de vendimias, porque tenemos dos de Pentecostés, únicamente para lo de Pentecostés, se establece que el flujo económico se sume a 500 millones de pesos, es muy importante.

Extrapolado estas estadísticas y estos cálculos, se puede dar una aproximación de la derrama económica que genera el espectáculo taurino en Francia, este cifra se establece según los años, por que claro que según los años hay más o menos espectáculos, gente que viene a asistir a este espectáculo y llegamos en Francia, a la cifra de 160 millones de francos, a 180 millones de francos al año, es decir, un promedio de 360 millones de pesos.

Y en Francia somos un país muy pequeño, hay 50 corridas de toros al año, y 50 novilladas nada más, aquí en México es mucho más importante, así que le dejo imaginar lo que mueve de dinero las corridas en un país como el suyo.

El segundo tema de nuestro simposio era el de la conveniencia de planeación en la programación, pues en este tema voy a estar muy corto, pues en Francia ya hace mucho tiempo y a lo mejor ya se habló de este tema, hace mucho tiempo que las fechas no cambian entre un año y otro, así que los aficionados pueden, quitando el caso de Othez y de Bayona, pueden casi seguir todas las corridas que se den en Francia, por que hay muy pocas que coinciden, seguramente que los empresarios habrán tomado la disposición necesaria, las negociaciones, para no molestar a nadie, para no molestarse uno a otro.

Tercer tema, el del apoyo gubernativo a la fiesta de los toros, pues hemos establecido que para Francia, la derrama económica ascendía a 360 millones de pesos, todo este dinero, claro está, inyectado totalmente en el comercio local o nacional, y sobre este dinero, por desgracia como aquí hay un IVA sobre este comercio y el IVA está la tasa al 20.6 por ciento, entonces a estos 360 millones de pesos, esta parte del IVA, más el impuesto de los comerciantes, que cobran este dinero, los impuestos personales, pero nada más que con el IVA, porque con esto de 20.6 por ciento, pues se suma lo que cobra el estado por las corridas, la derrama económica de las corridas, suman 72 millones de pesos.

El gobierno no aporta ni una peseta o muy poco, una subvención de 50 mil francos, que es muy poco para una escuela taurina, nada más, es injusto y preocupante, injusto porque para generar una derrama equivalente con otros espectáculos, el estado francés gasta grandes cantidades de dinero, el que es el más lujos es la ópera, la ópera cuesta en subvención, un asiento cuesta 10 mil francos, que son 20 mil pesos, por asiento y por actuación, claro hay espectáculos menos caros, pero todos cuestan a la colectividad, que es el teatro, de una manera menor, los cantantes, o el cine, el único espectáculo que no cuesta son los toros, es preocupante, porque sabemos todos que la fiesta tiene que enfrentar muchos problemas y que en el mundo de hoy, se reducen los problemas invirtiendo, gastando dinero para arreglar los problemas y dentro de estos problemas, uno grande que ya habéis hablado en esta mesa, el de los novilleros, porque sin novilleros, poderosos, buenos, no hay figuras futuras, y todos sabemos que a los novilleros hay que ayudarlos moralmente, por que esta profesión es muy  dura, durísima, pero también económicamente. Gracias a todos

 

Moderador: Muchas gracias, don José Martínez Vértiz, ha venido a nuestra ciudad y a nuestro Congreso como invitado y él se ha reservado la cuestión de no tomar parte como exponente, en vista de que inicia sus actividades, pero está dispuesto también a dialogar y a tomar parte en la discusión y en el manejo de las preguntas que nos han hecho llegar a la mesa.