11 julio 2006

UNA FERIA DE TERCERA PARA UNA PLAZA DE PRIMERA

UNA FERIA DE TERCERA PARA UNA PLAZA DE PRIMERA
Por Agustín Hervás.

De gloria se han cubierto ambos a dos, Marqués y yernísimo, confeccionado unos carteles tan bodriosos para una feria que es la primera que Málaga hace en su nueva categoría de plaza de primera. En la historia, al margen de luego los resultados, quedaran estos carteles muy dignos para la plaza de Coín pero que en Málaga dicen lo que dirán los aficionados en la respuesta que den en las taquillas teniendo en cuenta que en las ferias quien llena es el santo y no el torero.
De ella solo me interesará ver los novillos de Cayetano Muñoz, ganadería que vuelve a Málaga. A Ferrera en su resurgir. A Talavante por ver si no ha cambiado y mantiene esa esperanza que nos dio en los isidros. A Morante por si quiere regalarnos algo de estética. A Manzanares porque dicen que es otro. A Joselito Ortega por ver si tiene futuro y poco más que algo de Cayetano, El Cid, Castella y ver que pasa con Salvador Vega que está muy mal este año. Corrida completa de cartel cerrado o de farolillos, ninguno.
Sé, no hace falta que me lo recuerden, que en la torería hay lo que hay y el escalafón está como está y que las ganaderías son las que son más las que no quieren los toreros lidiar en ferias de provincias. Sé que confeccionar una larga feria como la de Málaga es un pedazo de problema, más si como vengo diciendo la empresa de Martín Lorca, vulgo Marqués de Fuengirola, tiene billete pequeño para comprar lo que por pura dignidad debe valer lo que se ofrece en una feria de primera ya que estrenamos categoría en La Malagueta.
Así el patio echemos una ojeada a las ferias de alrededor que coinciden en el tiempo o antes o después de la de Málaga y verán que tal y como está el toreo algunos empresarios, con imaginación, con tiempo, con billetes y con profesionalidad han conseguido cuadrar carteles más importantes. Para que vean que tengo los deberes hechos les cito las ferias de Almería, Huelva, Santander, que son plazas de segunda y Bilbao que es plaza igual que la de Málaga. Bueno en realidad me da vergüenza equiparar estas dos plazas de primera porque están en las antípodas una de otra, no por que no se lo merezcan, no, sino porque quien califica es la afición y la de Málaga es una afición de tercera. Dicho queda en otros artículos que Málaga es de primera porque así se le ha puesto de la entrepierna a algunos políticos andaluces, no por los méritos de la plaza que desde que se la concedieron a este empresario hace aguas temporada tras temporada.
Verán esto del toreo está así porque nos empeñamos en hacer las cosas mal. Primero pidiendo las propiedades arrendamientos exorbitados, segundo programando ferias largas que no tienen sentido como es esta malagueña y tercero dejando hacer a mindundis mercachifles que buscando la comodidad para sus toreros olvidan el sentido del toreo prestándose al engaño y al oprobio del toro de lidia que es el menos respetado de todos cuantos intervienen en este espectáculo.
En un país donde la libertad de empresa es motor fundamental de la economía, la taurina está bajo la mirada inquisitiva de las administraciones que no comen ni dejan comer. Es el aficionado o el publico en general quien debe pasar factura a los empresarios, como en cualquier negocio y comprar el producto que entiendan mejor para sus intereses o divertimento, lo que no exime a los empresarios de ser criticados por la labor que hagan en las plazas de su titularidad o concesión.
Para empezar, a Málaga le sobran cinco festejos de su feria que en su tradición histórica, y ahora más siendo de primera, debieron haberse repartido a lo largo de la temporada. Están las figuras pero mal repartidas en los carteles y además falta Rincón, que aún a sabiendas de que el colombiano es más en Madrid que en provincias, no debe faltar en nuestra feria. Se le dan dos corridas a Ponce y a Fandi cuando el único que se las merece es el de Granada y solo le dan una a Morante y al Cid que hoy por hoy son toreros de mucho interés. Cid por su trayectoria y actual priorato y Morante porque es lo único que, aunque a veces mal, tenemos con calidad. Sobra la ganadería de la empresa porque eso es jugar a favor de obra y no parece ético y sobra, ya lo he escrito, una tarde de Ponce, que en honor a su trayectoria, ya se está poniendo muy pesadito. A Cortés que triunfó el pasado año en la feria lo despachan con una corrida, y le dan chance a toreros que en Málaga no han dicho nada. Léase: Encabo, Iván García, Gallo, El Cordobés, Perera y El Capea, que aunque a su padre se le quiere, su hijo no tiene carta de naturaleza en el cariño malagueño, aún. Lo de Cayetano bien arropadito y en corridita mixta mediatica me parece bien, pero además tendría que haber venido a la otra novillada, para vérselas con compañeros del mismo escalafón. Con mis respetos a la terna novilleril, como aficionado, no me interesa ninguno de los programados, pero sí hubiera querido ver a esos niños de papa torero como son: Palomo Linares, Dámaso o Teruel, por ejemplo.
Otra cuestión hay que considerar en esta feria de primera. La de los veterinarios y la de los presidentes. Los veterinarios corren el riesgo de ser mediatizados por el presidente de su colegio, que además es presidente de los festejos, Enrique Moya, que ya desdijo a sus compañeros el pasado año rescatando toros, a favor de empresa, y que habían sido desechados, también el pasado mes de mayo indultó un novillo en un festival. Ambos motivos están siendo barajados por aficionados para pedir la recusación de este presidente. Por cierto el yernisimo también es veterinario. Otro discutido personaje que se sube al palco es Rafael Porras, que tiene lecturas afines, en sus actuaciones, a favor de empresa que por no poder ser demostradas con pruebas la afición no puede acudir a su recusación y finalmente está el otro presidente, Santiago Dueñas, que hasta la fecha es el que más ha hecho cumplir los reglamentos y defender a la afición aunque los mamporreros del Marqués no lo quieran.
Y ahora las ganaderías.
En un golpe de vista toda la cabaña ferial es de procedencia Domecq salvo las corridas de rejones. Una de procedencia Contreras, la de Peralta, y la otra de procedencia Murube, la de Tassara. Con respecto al 2005 repiten las del Marqués de Domecq, Salvador Domecq, Peralta, Cuvillo, Parladé que fue objeto de polémica alimentada por la empresa al cambiarle los toros a una terna de toreros entre los que estaba Ponce al que se le sigue dando trato de favor. Los de la casa Martín Lorca, pues parece que no tiene otra plaza donde lidiarlos, y Santiago Domecq. Se ve que la torifactoría de sangre ducal genera los mayores suministros de la cosecha de bravura y también posibilita la extinción de otras castas llevándonos así al monoencaste que es tan malo como antes lo era el monopolio de la Telefónica. Los de Fuente Ymbro no están en la feria porque esta empresa del Marqués de Fuengirola que tiene por bandera el orgullo, no son capaces de pagar lo que pide a un ganadero que se lo merece, porque aunque este año Madrid no se le haya dado bien, el pasado mes de agosto triunfó en Málaga. Pero ya se sabe que en Málaga al que triunfa en vez de premiarlo se le castiga. Será interesante ver los novillos de Cayetano Muñoz una ganadería con tradición en esta plaza y que en esta feria vuelve a La Malagueta.
Como se verá esta feria carece de interés para el aficionado, no hay un cartel rematado, no hay variedad en los encastes y el que quiera ver toros en esta feria tiene que estar a la dictadura de una empresa que no manda en su plaza sino que obedece las ordenes de los toreros mediaticos; Riveras Ordoñez y Conde, aunque este ultimo está en la feria más por influencias políticas que por méritos propios; del apoderado Caldas, del Juli, de Ubrique, de Ponce y de Joselito.
Málaga ya es de primera pero ni los empresarios, ni su publico se lo merecen, los aficionados mamporreros que se agrupan en sociedades pseudoculturales con el engaño de fomentar la cultura en la fiesta pegándose en realidad grandes dosis de chovinismo malaguita lo que hacen en verdad es adular a la empresa del Marqués y a los políticos que la mantienen y los aficionados de reconocido prestigio algunos de la Unión son discutidos por estos mismos poderes y por la empresa que los tilda de indeseables. De la prensa ni hablo, no es ni la sombra de lo que llegó a ser, se ha diluido entre la burguesía ramplona y repeinada, llegando a llamar ahora a Jesulín por su nombre cuando antes lo llamaban Chulín o Picolín de Ubrique. O a Morante lo definen como el guardián del arte cuando antes lo llamaban tunante de La Puebla. Como dice mi amigo José Antonio Donaire citando al Quijote, "cosas veredes amigo Sancho".

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Great site loved it alot, will come back and visit again.
»

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Interesting site. Useful information. Bookmarked.
»

Anónimo dijo...

Very pretty design! Keep up the good work. Thanks.
»