17 marzo 2013

VALENCIA 9ª DE FERIA: FINITO EL GRANDE


Por Agustín Hervás
Onda Cero Radio

Un gran Finito se ha posicionado en Valencia como el defensor de la tauromaquia de la verdad. Ante un buen toro, el primero, de Núñez del Cuvillo, ganadería que vino a sustituir a los rechazados de Zalduendo, Finito de Córdoba ha toreado con verdad, con clase y elegancia. Sin dar ni una concesión a la tauromaquia moderna del destoreo. Su versión más ortodoxa de lo que en pureza se ha llamado torear, se ha verificado en la tarde valenciana. En el cuarto. Menos toro por trapío y por embestida, el de Córdoba ha puesto en su sitio a los tres artistas del destoreo: Manzanares, Talavante y Castella; simplemente haciendo el toreo de toda la vida, parando, templando y mandando con un salsapimentón de cargar la suerte. Es decir la eternidad. No cortó orejas, pero a los aficionados al buen torear, nos da igual.

Después de ver esto ocurrieron otras cosas. Que El Cordobés y el Fandi cortaron dos y tres orejas y son las dos primeras puertas grandes de la feria. Pero su toreo, bullanguero, a veces indisciplinado, fue jaleado por un público festero que balanceó la corrida en sus favores. No importa. Es otra rama de la fiesta que cabe en la tauromaquia, pero que no es el toreo serio. Este se acerca más a la batracomiomaquia y al rehileterismo que a la ortodoxia y el buen gusto, pero como decía aquel: Estamos gente pa to.

La corrida de Núñez del Cuvillo con movilidad, ha sido una buena corrida para los toreros. El toro mejor presentado, el primero. Algunos terciados como el quinto, y otros anovillados como el segundo y el cuarto.

¿Donde torea Finito, la próxima?, ¡que me apunto!

¡Aquí paz y allí gloria!!

1 comentario:

Alberto Marcos Morante dijo...

El Finito que se vio ayer, desde mi punto de vista, es el mismo torero de siempre, con sus defectos (generalmente, "requeteseñalados" y aumentados por la prensa)y sus extraordinarias virtudes, entre ellas, su inmenso concepto del toreo, ninguneados muchas veces por la prensa.
Que ha tenido malas rachas... pues como todos... y si me apuras, más en toreros de este corte.
En todo caso, bienvenido el reconocimiento a este torerazo