06 abril 2016

FERIA DE SEVILLA 2016. ADAME VESTïA DE ORO.


Por Agustín Hervás
Onda Cero Radio
Cuando uno va de figura, y se lo cree, y además lo demuestra, o lo intenta, la gente lo nota. En Sevilla se notan esas cosas a la que salta. ¡Menudo es el personal sevillano! Te pillan en un renuncio y te crucifican. Y si no que se lo digan al corneta de La Maestranza, que se le fue una nota y la gente lo notó y se lo dijo con un murmullo. Claro que la casta del corneta en el siguiente toque se demostró viniéndose arriba y soltó uno que por largo fue de remoquete y guasón. 
De la terna de hoy en Sevilla quien iba de figura vestía de oro. Los otros dos, de seda y azabache. Que lleven el chaleco con oro, es como el que quiere ocultar ser matador o le da vergüenza. La estética vale, pero a mi me daba que Abellán y El Cid se pusieron el chaleco porque sus días de figura pasaron. Adame que vistió todo el oro se dejó ver como figura que es. Si no lo es en España, lo es en Méjico, y orgulloso de serlo va y se pone y las cosas le salen. Estuvo decidido con el tercero que fue un toro de cuerpo, de pitones sospechosos y de escasez de fuerzas. Se defendía y no tenía recorrido. Y en el sexto el mejicano lo brindó al respetable y abrió la faena por estatuarios firmes, consiguiendo ligar en redondo, pero descargando la suerte (echando la pierna atrás). Fueron esos primeros compases de la faena porque por el pitón izquierdo se movió menos y a media altura en sus embestidas y cuando volvió el torero a la derecha estando mejor concebida la tanda, el toro tuvo menos recorrido. Lo recibió para matarlo pero le asomó la espada y perdió el trofeo.
Miguel Abellán es un torero bueno, con una cabeza bien amueblada al que le tocó un primero con más posibilidades que las enseñadas por el matador. El pitón bueno, el izquierdo, no fue debidamente aprovechado. Cites al hilo del pitón, dejándolo pasar, no toreándolo. Poco ajustado con el burel. Demostrando oficio, pero pudo haber sido y no fue. Por el pitón derecho tuvo mas recorrido el animal pero menos calidad en sus embestidas. En el cuarto tiró de oficio ante uno de las Ramblas sin clase. A cada toro lo mató de sendas estocadas buenas.
En realidad El Cid tuvo el mejor lote. El segundo de la tarde hasta que se rajó fue potable, pero Manuel, entre acompañando aunque con temple, a veces ajustándose poco, descolocado y sin continuidad los muletazos por el izquierdo, no remontó hasta el quinto que tuvo chispa embistiendo, y el de Salteras empeñado en descarga por el derecho. Arregló, algo por el izquierdo pero el burel tenia menos chispa.
Los toros de Las Ramblas, desigualmente presentados. Descastados. Primero, quinto y sexto manejables. Resto parados y sin clase. Cuarto pitado. Quinto y sexto, aplaudidos.
Alcalareño fue cogido y magullado en el primer par al segundo. 
En el sexo saludaron Jarocho y Fernando Sánchez.
¡Aquí paz y allí gloria!
FICHA:
Miguel Abellán, estocada contraria, silencio. Estocada, silencio. 
Manuel Jesús "El Cid", estocada caída, silencio. Pinchazo hondo y descabello, vuelta al ruedo. 
Joselito Adame, pinchazo hondo y contraria, silencio. Estocada que soma, vuelta al ruedo.