22 agosto 2016

BILBAO 2016. NI TOROS DE CARRIL, NI TOREROS JUGANDOSE EL PELLEJO.



Bilbao 21 Agosto 2016


CORRIDAS  GENERALES 2016.  Casi media  plaza.


Novillos de José Cruz. Bien presentados, algunos con más trapío que muchos toros lidiados esta semana en la Malagueta. 1º parado. 2º no vale nada. 3º devuelto por blando. 3º bis del mismo hierro, se deja. 4º por encima del torero. 5º encastado. 6º descastado.


Alejandro Marcos: Ovación. Aplausos.

Pablo Aguado: Silencio. Ovación

Luis David Adame: Ovación que saluda.

Aclaro el título de la novillada. Era el mismo que publicó hace muchos años Juan de Málaga en el diario SUR. Corrida de Quesada mala de verdad  y Marcos de Celis, César Girón y Dámaso Gómez. Aunque eran toreros valientes, no dieron una a derechas. Estaba deseando poner ese titular y hoy ha sido el día indicado.

Alejandro Marcos viene como novillero cuajado, próximo a la alternativa. Recibe al primero con lances algo tristes, por chicuelinas al caballo que toma el toro un puyazo y otro más suave, saliendo algo falto de fuerzas; se banderillea mal y el toro corta mucho. Bastante cuajado está en el toreo fullero, para afuera, de no cargar la suerte y del engaño tan común hoy día. Infame bajonazo.

El cuarto es un auténtico toro que lancea bien el salmantino, entra con feo estilo al caballo recibiendo un largo puyazo y otro más, descontrol en banderillas; entonado dejándole la muleta en la cara, pensamos que debe citarlo más de largo, aunque eso lo aprendí hace tanto años, que ahora lo ortodoxo será esto que hace el aspirante a figurita. Si no se cruza por la izquierda, el toro no pasa pues torea al hilo y además con enganchones; estocada,

Pablo Aguado practica un toreo clásico, templado y de calidad, pero necesita un toro que vaya, que se mueva y el novillo ha sido una porquería Domecq de los que salen sosos, tontos, parados y muy a modo de las figuritas.  Un desastre matando.

Pues recibo de rodillas con lances de chichinabo, verónicas y medias están ya anticuadas. Buen inicio por bajo de torero, con cierto  gusto que sigue con la derecha a un novillo con movilidad, naturales metiendo pico o como dice el papagayo de Canal Sur: le tapa el ojo contrario.....El novillo quiere huir y eso tiene solución cuando se sabe hacer, pero este será también de escuela con profesor patatero. Los recurridos adornos a ver si cae la orejita; estocada saliendo empitonado y descabellos, aviso.

Luis David Adame lancea con gusto a un novillo que se ha caído varias veces, se devuelve por blando. El bis es también paradito y los lances son desiguales de calidad, embarullado quite del mexicano, se viene arriba en banderillas con genio; pases por detrás que dicen poco y gustan al público, este es copia del hermano mayor con su toreo simplista, de pico y de no rematar. Aunque baja la mano no le vemos profundidad a su toreo. Abusa del adorno y carece del toreo básico que tiene su explicación: eso es muy efectista cara al público de hoy en Bilbao. Varios pinchazos y estocada contraria que se aplaude. ¿¿ Estamos en Bilbao ??.

Al dar una Bernardina en el tercero se hace un profundo corte en la mano y sale de la enfermería para el sexto con vendaje en la mano. Varias verónicas y dos medias que nunca firmaría Paco Camino. Cuadrilla de lujo  lleva con Curro Robles, Miguel Martin y Pirri que se desmonteran después de banderillear. Ayudados por alto para comenzar, sigue con la diestra en dos aceptables series aunque no baja la mano, por la izquierda el novillo no va, se para y toreando para fuera aburre a las ovejas, se oyen pitos del bondadoso público de hoy en Vista Alegre; pinchazos, media y descabellos. Aviso

Ya que la novillada ha sido plana, viene la anécdota como anillo al dedo.  Se quejaba Espartaco II a su padre, de que había estado mal en una novillada. Le pregunta el padre que cuantas veces lo ha cogido el toro y le dice que ninguna. La respuestas es la siguiente: Mejor que te quites de esto que así serás una mierda....Efectivamente no llegó a nada en el toreo.

Los novilleros van a plazas de primera que eso ya es un honor y no  exponen, van de señoritos.


Juanjo Franquelo