27 agosto 2016

6 P E T A R D O S 6 D E F U E N T E Y M B R O



Bilbao 27 Agosto 2016


C  O  R  R  I  D  A  S       G E N E  R A L E S     2016. Más de media plaza.


 Toros de Fuenteymbro. Bien presentados, cornalones. 1º Reservón. 2º Sin casta. 3º Basura. 4º y 5º Mansos  con broncas  al arrastre. 6º Devuelto, 6º bis se deja.


Sebastián Castella: Palmas. Pitos.

Miguel Ángel Perera: Ovación. Palmas de tango.

José Garrido: Ovación. Dos orejas con puerta grande.


El primero de Castella es soso, parado, no humilla ni en el capote ni en el caballo; lo mejor son los dos pares de banderillas de José Chacón que se tiene que desmonterar. Comienza Castella con muletazos por alto que no son estatuarios, ni ayudados: son vulgares mantazos. Pensamos que será para que el toro empiece a humillar....Esta es otra muestra más del torero mecánico, todo siempre lo hace igual, la faena aprendida del hotel, con la cantidad de matices que hay en el toreo, que cada toro es un mundo y este señorito a repetir y aburrir a los paganos.  Como la faena ha sido insulsa como el toro, nos ahorramos más detalles. Mata mal.


El cuarto sale suelto de todos los capotes, se va solo al caballo y no le gusta el asunto, esto es el martirio de ir a ver una corridita comercial. Las banderillas se las colocan de una en una con el tostonazo correspondiente. Más que torear, lo que hace el gabacho es robar pases que no emocionan, ni gustan, ni nada. Media en el costillar y menos mal que lo cazó, repite en el mismo sitio, pinchazo. No se puede criticar esta forma de matar, el toro se puso imposible.


El de Perera sale suelto de los capotes, unos delantales en los medios y chicuelinas, lo que hace que el toro ya no salga de najas. Poco picado como ya aquí va siendo norma, buen quite de Garrido que nunca perdona un quite; otro que también empieza con el mismo pase por detrás y el toro no se arranca, así que nos ahorramos los típicos adornitos. Insistiendo mucho logra algunos redondos de calidad a un toro que dice poco, baja mucho la mano y el toro dobla las manos cada vez que lo obliga, con la izquierda se para y ya se acabó todo.  Blando, noble y sin casta, un bombón amargo es el Gallardo. Estocada trasera.


El quinto tampoco tiene interés en los capotes, imposible torearlo con la muleta, escarba, protesta, se para y buena estocada para terminar.


Se aplaude fuertemente a Garrido antes de salir el toro, la gente  no olvida lo de ayer. Por verónicas ganándole terreno al animal, pero con poca enjundia. Medio puyazo y el toro sale rodando por el suelo, en banderillas tira siempre para los adentros, prueba de su poca casta y flojedad. Pases a media altura para comenzar, muy rebrincado en las entradas a la muleta siendo deslucidos los muletazos que también el viento molesta.  Sin fondo, sin transmitir nada  los naturales son de pena, se cruza, está valiente y el toro es un marmolillo. Media tendida, descabello.


Además de corretón, el sexto se cae varias veces y el presidente pide que salgan los picadores, en la primera entrada al caballo, se devuelve. El sobrero de la misma ganadería y Garrido lo recibe con embarullados lances por culpa del toro. Muy torero y bien colocado Garrido, se le ven ganas con un toro poco claro, huidizo, que da tornillazos en la muleta. Algunas series cortas que son de agradecer, la casta que le falta al toro la pone el matador que está jugándose el revolcón, muy meritoria faena; gran estocada, aviso, se echa el toro. El resumen de la faena ha sido: corazón y bragueta. Dos orejas nos parecen mucho premio. Quizás ayer le negaron la segunda.


Juanjo Franquelo.