09 mayo 2016

¿ESTE ES EL FUTURO?



¿ ÉSTE  ES  EL  FUTURO ??
 
 
Feria de San Isidro. cuarta de abono. Media plaza
 
Novillos del Parralejo. 1º bobo  e inválido, 2º protestado, 3º devuelto por flojo, 3º bis de Vazquez  inválido, 4º encastadito, 5º manso encastado, 6º ratilla mansa. Resumiendo: puro guano.
Álvaro Lorenzo: Silencio. Vuelta al ruedo.
Ginés Marín: Silencio. Silencio.
Varea: Silencio. Palmas.
 
Varias coincidencias se da hoy en la terna: los tres debutan y se despiden de las Ventas. En unos días serán matadores. Son la flor y nata del escalafón novilleril que por supuesto no demuestran.
 
Álvaro Lorenzo ya es algo veterano en esto y lo demuestra con sus truquitos y engaños que eso sí lo aprenden pronto estas nuevas generaciones de futuros matadores. El novillo es noble, delicado, blandito y eso no emociona a nadie. Por supuesto que matando no es Rafael Ortega.
 
El cuarto está bien presentado, no humilla, es gazapón y esto ofrece pocas garantías. Cuando la cosa se tuercen, pues hay tres banderillas puestas debajo del ijar. Tiene algo de casta el toro y le roba algunos muletazos a base de valor, lo mejor la estocada algo trasera.

Ginés Marín es la perlita de la FIT y Cutiño y no es para tanto; aceleradas verónicas y remate que se aplaude, quite de Varea por sosas chicuelinas a un novillito que se pitó de salida por endeble. Pues estatuarios que siempre han sido muletazos de alivio, redondos echando la pata atrás y un sector del público protesta, toreo en línea, enganchones y todo eso con un torillo que no transmite. Los de la alcachofa bien remunerados se desgañitan en elogios....Media tendida, aviso y la "fiera" se muere de aburrimiento.
 
Abierto de cuerna y fuertecito el quinto que se pica mal para no variar, canta la gallina en varas. Brinda al público, él sabrá los motivos, pues el bicho debe lidiarse, palabra que seguro desconoce. . Mucho toro para tan poco torero, pues no es la lidia que debe darle, no es cosa de ponerse bonito. Casi entera caída.

Varea se supone que está cuajado, desde luego que no lo demuestra, ya que el recibo es de aprendiz a un novillo que tiene pocas garantías. Se pica al estilo tienta para cuidarlo y eso que se supone que es un toro bravo. Se devuelve a la cabra reumática. El sobrero también Domecq, dos buenas medias y punto. Dos pases por bajo dando el pasito atrás, ya se ha definido el figurita, pues el novillo es otro inválido, palmas de tango y no merece la pena seguir el relato.
 
Recibe Varea al sexto de rodillas casi en el platillo de la plaza y el toro al verlo huye despavorido. Es tal la calidad del novillo que hasta se cae toreándolo por alto. Varea con mucho mimo le saca algunos muletazos ligando series cortas. Pinchazo, otros dos, aviso y estocada.
 
Lo mejor de la tarde los excelentes pares puestos en el sexto por Iván García y Diego Valladar que pusieron al público de pie.
 
Juanjo Franquelo