14 febrero 2016

LIMA DE ESTEPONA




Aparece y desaparece. Con mas ojos que el Guadiana este torero nacido en Cataluña y recriado en la ciudad malagueña de Estepona, escribió páginas de valentía en la historia de la tauromaquia malagueña, aunque no llegaran a sonar con relumbrón. Detalles, alguna pinturería y valor definen su oficio que no creará escuela. Con mas ganas que fortuna, hizo las américas y allí se quedó unos años. Hace unos pocos volvió a aparecer en su tierra, con infulas de empresario, no cuajando y dejando algunas carteras tiritando. El ingenio por encima de la cordura no es el mejor sentido para los negocios. Y ahí lo dejamos, cualquier día volverá a reaparecer porque el gusanillo de este oficio pica.

1 comentario:

malagueto dijo...

A finales de los 80 lo vi debutar en su ciudad de adopción, junto a Joao Antonio Ventura que lo hacía en España junto a los hermanos Peralta. Recuerdo que lidiaron un toro los tres rejoneadores y no me gustó un pelo aquel acoso al pobre toro.
Mi Lima ni Ventura dejaron nada para el recuerdo aquel día.

Saludos