30 septiembre 2015

FERIA DE SAN LUCAS EN JAÉN Y CIERRA ESPAÑA


ANTONIO MARQUEZ

Gentileza de Juan Galacho

MANOLO ESCUDERO


21 septiembre 2015

Alfarero de Oro 2015: El mejor certamen de novilladas y sin RTVCM



Ya ha concluido el certamen de novilladas Alfarero de Oro de Villaseca de la Sagra, y para mí ha sido uno de los mejores de los que yo he vivido como aficionada.
Posiblemente hayan pasado novilleros en otras ediciones con mejor proyección, quizás otras ediciones los novillos han sido más voluminosos, pero desde luego esta edición ha sido la que más “respetable” ha tenido.
Hacía años que no veía en ninguna plaza una novillada con tanto público.
Este año los carteles han suscitado expectación en el público y en los medios de comunicación, como hemos podido ver en la asistencia de público y en la cobertura de medios, pero yo al menos he echado de menos a uno, sino el más importante, sí el más representativo de nuestra región, la Televisión de Castilla La Mancha, la que pagamos TODOS los castellanomanchegos.
No llego a entender cómo este certamen de Novilladas  ha podido ser “rentable” para la televisión privada como Canal PLUS que ha retransmitido “dos novilladas dos” y la nuestra, la que pagamos TODOS no haya hecho ni mención.
Y no puedo pensar que es por tema político, porque el Consejo de Administración acaba de nombrarse.
Si estas novilladas no han sido televisadas, si no han suscitado el interés de nuestra televisión, la de Castilla La Mancha, es porque alguien con nombre y apellidos encargado del contenido taurino no se bien con que criterio ha dicho que a Villaseca de la Sagra “no se va y no se informa”.
No consigo entender como una de las mejores Ferias Taurinas de España en cuanto a novilladas se refiere, y la mejor sin duda de Castilla La Mancha, no tiene el calor y el cariño de su televisión pública.
Eso sí, criticar que los novillos eran “grandes” obviando la preparación de los novilleros, no ha dolido en esa casa.
Es una pena que un certamen de novilleros, en el que cada año pasan los 15 novilleros mejor preparados, y que muchos de ellos aprovechan para hacer un “test” previo a tomar la alternativa como matadores, como Maestros, no sea del interés de unos “empleados” que por no se sabe bien que motivo, dirigen o hacen dirigir la mirada a los responsables de nuestra Televisión Pública, hacia otro lado.
Pues yo como aficionada a los toros, seguiré yendo a Villaseca, aunque luego tenga que seguir a Canal PLUS en lugar de RTVCM, la que se decía taurina.
Esto es solamente una opinión, la mía.
María Dolores Velasco López
La Puebla de Montalbán

FERIA DE FUENGIROLA 2015

Monumento a Antonio José Galán. 
NOTA DE PRENSA

FERIA DE FUENGIROLA 2015
EN HONOR A LA VIRGEN DEL ROSARIO

MANO A MANO DAVID GALÁN Y LOPEZ SIMÓN
                 
La plaza de toros de Fuengirola acogerá el domingo 11 de octubre una magnífica corrida de toros;  Un mano a mano entre el torero local David Galán, reciente triunfador de la feria de Tacabamba (Perú) y la revelación de la temporada Alberto López Simón.
Las reses a lidiar serán de ”Manuel Blázquez” y “Jandilla”
La feria se completa con el tradicional concurso de Doma y Enganches así como el espectáculo ecuestre “Andalucía Sueña”.
De este modo la feria queda de la siguiente manera:
Domingo 4 de Octubre: XXXIX CONCURSO DE DOMA Y ENGANCHES CIUDAD DE FUENGIROLA
12:00 – Concurso de Doma
17:00 – Concurso de Enganches
Sábado 11 de Octubre:
18:30-  Espectáculo Ecuestre “Andalucía Sueña”
Domingo 11 de Octubre:
18:00  Magnífica Corrida de Toros  - Toros de “Manuel Blázquez” y “Jandilla” para:
DAVID GALÁN Y LOPEZ SIMÓN
VENTA DE  ENTRADAS: Corrida de Toros a partir del  viernes  día  8  de Octubre, en las taquillas de la Plaza de Toros, Teléfono, 952-46.97.45.                                                        Para el concurso de doma y enganches así como el espectáculo ecuestre el mismo día de los espectáculos a partir de las 10 de la mañana      
Además para el fomento de la afición entre los más jóvenes; Los niños acompañados hasta 10 años tendrán acceso gratuito a la plaza para la corrida de toros.

16 septiembre 2015

Carteles de la Feria de Tamames

NOTA DE PRENSA
Toro de piedra de Paco Rodríguez
 Tres festejos componen la feria de Tamames (Salamanca) que se celebrará entre los días 27 y 30 de septiembre en honor del Santísimo Cristo del Amparo. Una novillada con picadores, otra mixta sin los del castoreño y una clase práctica en la que tomarán parte alumnos de la escuela de tauromaquia de Salamanca componen los tres carteles que han organizado la empresa Servicios Taurinos del Duero y el ayuntamiento de la localidad. Además, los días 26, 28, 29 y 30 habrá encierros populares.
A excepción del colombiano Guillermo Valencia, aunque afincado en La Fuente de San Esteban, los tres días de toros contarán con ganaderías y toreros salmantinos. Las combinaciones completas son las siguientes:
 - Domingo, 27 de septiembre. Novillada mixta sin picadores. 5 novillos de Santiago López-Chaves, uno para el rejoneador Víctor Herrero (de El Bodón); y cuatro para los novilleros: Antonio Grande (de San Muñoz) y David Salvador (de La Fuente de San Esteban).
 - Martes, 29 de septiembre. Novillada con picadores. Ganadería: “Castillejo de Huebra”, para Carlos Navarro (de Tamames), Alberto Escudero (de Salamanca) y Guillermo Valencia (de Colombia).
 - Miércoles, 30 de septiembre. Clase práctica con los alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca: Manuel Martín (de El Tornadizo), José Bonilla (de Valdecarros), Manuel Dios le Guarde (de Dios le Guarde) y Leonardo Dos Santos (de Portugal).
Todos los festejos darán comienzo a las 18 h. Precios populares y venta de abonos en las taquillas del Ayuntamiento a partir del domingo 27 de septiembre.

10 septiembre 2015

CERRADO EL CARTEL DEL TRADICIONAL FESTIVAL DE SAN MIGUEL DE VALERO


 NOTA DE PRENSA.
La localidad salmantina de San Miguel de Valero cuenta ya con carteles para su feria que se celebrará los días 2 y 3 de octubre y que organiza Servicios Taurinos del Duero. Como viene siendo habitual el tradicional festival, que contará con el torero local Domingo López Chaves y con dos matadores jóvenes con mucho futuro como son Tomás Campos y Juan Leal, será el plato fuerte de las fiestas en honor a San Miguel Arcángel. Los carteles son los siguientes:
2  DE OCTUBRE
Clase práctica con alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca. Novillos de Emilio García Delgado para: Raúl Montero,  de Villar de la Yegua; José Bonilla, de Valdecarros; Manuel Martín, de El Tornadizo; y Leonardo Dos Santos, de Portugal.
3 DE OCTUBRE
Festival Taurino. Novillos de “Miranda de Pericalvo” para los matadores de toros: Domingo López-Chaves, Juan Leal y Tomás Campos, y el novillero David Salvador, de la escuela taurina de Salamanca, triunfador del reciente certamen de escuelas “Salamanca”.

09 septiembre 2015

BORRADOR DE RECOMENDACIONES PARA EL CONSEJO ASESOR TAURINO DE ANDALUCÍA

SR. DIRECTOR GENERAL DE INTERIOR, EMERGENCIA Y PROTECCIÓN CIVIL

La Fiesta en nuestra región al igual que en el resto del Estado pasa por una profunda crisis, a la cual por el momento no se adivina salida positiva alguna.
         A nadie escapa que el descenso brutal del número de festejos constituye un dato más que significativo, que hasta los más optimistas valoran para estar preocupados por esta deriva que puede ser el principio del fin de la Fiesta.
         Opinión unánime entre los aficionados sobre las causas y sus causantes es que los autores no se encuentran entre los detractores políticos, travestidos ecologistas o gente que esgrime un falso progresismo. Los principales  actores de esta regresión taurina actual son los que hasta el momento  han sido sus protagonistas en todos los ámbitos, los cuales poco a poco se han hecho con el timón de la Fiesta y mediante su gestión directa y profundamente equivocada nos están llevando a esta situación con pocos visos de ver su salida.
         En toda la tramoya taurina, autores de tanto desafuero, nunca dejaron que el aficionado ejerciera como tal su papel. Solamente a la hora de pasar por taquilla y repartir lisonjas y homenajes se dejan los taurinos aproximar a los aficionados y eso siempre que por medio no exista una cierta crítica que les moleste.
          La autoridad administrativa y política por norma legal tiene intervenida la Fiesta en todo su desarrollo, pero ello no es más que una intromisión más teórica que práctica. Los políticos optan por una Fiesta exenta de problemas y para ellos lo mejor es mirar a otro lado para esquivarlos. Tan pernicioso es declarar pomposamente y solo sobre el papel, la Fiesta como Bien de Interés Cultural, como dejar que su secuencia obedezca a un espectáculo más propio de la España de clavel y pandereta donde impera un triunfalismo taurino mentiroso, exento de rigor y calidad.
         No existe la más minima preocupación en mejorar el espectáculo para que sea atrayente a público y aficionados. Al dejarlo solo y exclusivamente en manos de los taurinos tenemos la situación en la cual nos encontramos en la actualidad.
         Como en tantas cosas que rodean la Fiesta debemos mirar en el espejo de Francia, que aún no siendo la cuna de la tauromaquia, la gestión es superior que en España y por ello en ese país no existe la crisis que aquí padecemos.
         ¿Que diferencia existe entre Francia y España si los protagonistas son los mismos?
         En el país vecino existe una diferencia sustancial que es ni más ni menos la cuota de protagonismo que tiene el aficionado en las ferias taurinas de sus ciudades. Lo más aproximado a ello en España se encuentra en Pamplona y Bilbao, aún perdiendo estas plazas bastantes enteros en las últimas temporadas.
         Allí se exige seriedad en el palco, rigor en los reconocimientos, calidad en el ruedo, cumplir el reglamento y lidiar toros íntegros. Con estos ingredientes el aficionado responde en taquilla.
         Ciñéndonos a Andalucía, debemos criticar con dureza la actitud de los responsables políticos taurinos en los últimos años, los cuales han evitado cualquier contacto con los aficionados, pero se han preocupado en extremo de ir de la mano de las empresas atendiendo sus demandas, muchas de ellas contrarias a los intereses generales y del aficionado en particular.
         Este primer contacto con el actual Director General, no deseamos que constituya un encuentro simbólico y testimonial para oír la opinión del aficionado y después nuestros planteamientos caigan en el saco del olvido como ya pasó en tantas ocasiones años atrás.
         Si realmente el Director General está interesado en el ámbito de sus competencias de mejorar nuestra Fiesta, tendrá siempre el apoyo leal y sincero del aficionado que es el único elemento de la Fiesta que no tiene interés económico alguno, sino que apoyado en su afición, su dinero y en la vertiente romántica que rodea a los toros, siempre le va a proponer alternativas y soluciones sin olvidar a los taurinos, pero sobre todo en bien y beneficio de la Fiesta.
         Va siendo hora que los políticos se den cuenta del poder y sentir del aficionado. No es casualidad que el abonado prefiera dejar el abono y quedar en casa. El hartazgo es total.
         Bien es verdad que el Director General no puede ni debe intervenir en algunos aspectos que afectan a la Fiesta, pero en otros campos colaterales de suma importancia que son de su competencia, debe tener una participación más que activa, y es por eso, que para intentar mejorar la calidad de los festejos y recuperar la dignidad y el prestigio que gozaron los cosos andaluces, le reiteramos una vez más algunas reivindicaciones nuevas y otras que durante muchos años fueron olvidadas por sus antecesores.

RIGOR EN EL TORO Y EN EL ESPECTÁCULO
         El toro debe ser el eje de la Fiesta. En estos tiempos no lo es. El toro es manipulado en su selección para adormecer su casta y presentar  en la plaza una nobleza excesiva y un comportamiento previsible que hace su lidia monótona y ramplona en la mayoría de los casos.
         El toro debe entenderse como una creación del ganadero colmando sus pretensiones de aficionado, para dar satisfacción al que paga y mantener un espectáculo de emoción y riesgo. Nunca debe criarse el toro al gusto de los que figuran en la cabeza del escalafón. Esta política taurina hace que sobrevivan pocas ganaderías y lleva a la ruina a muchos ganaderos desapareciendo encastes emblemáticos.
         Sin toro íntegro desaparece el espectáculo integro y entonces el arte taurino se convierte en una sucesión de secuencias que no produce en el espectador esa emoción que tiene que dar el comportamiento del toro.
         Es urgente y necesario recuperar el toro. Éste debe criarse acorde a su encaste y en su selección debe primar la casta y fuerza en toda su extensión.
         En la actualidad las estadísticas nos muestran un descenso cada vez más acusado del número de festejos. Los taurinos argumentan razones económicas de diversa índole, falta de figuras y otros argumentos que aún incidiendo en parte en las causas de la regresión taurina, son cuestiones que  ni mucho menos son las más principales. La verdadera razón del descenso de festejos es la escasa atracción que en la actualidad ofrecen las corridas de toros a los aficionados. Se ha cercenado la emoción y el riesgo por quienes tienen que ofrecer pureza en la lidia y competencia sana en los despachos y en el ruedo.
         Las temporadas se programan para que el pastel sea engullido por seis o siete toreros los cuales manejan a su antojo empresas y ganaderías. El resto de los profesionales del escalafón tienen que conformarse con las migajas que les quieran dar.
         Se tiene que recuperar el arte taurino del toro encastado y del torero capaz de emocionar con personalidad propia y componer faenas imprevisibles llenas de estética, valor y técnica. De continuar por este camino, poca influencia tendrán los “antitaurinos” y los políticos  para acabar con la Fiesta. Son los que viven de ella los responsables de tanto desafuero y de aplicar aquello de “pan para hoy, hambre para mañana”.
         La solución pasa por regenerar el toro y el espectáculo. Sin estas premisas, todos los apartados que a continuación se exponen sirven de poco. Por ello es urgente que todas las partes implicadas y con intereses en este entramado se convenzan de volver a una Fiesta plena donde por encima de todo primen los valores tradicionales de la tauromaquia en toda su extensión.


LA POLÍTICA Y LOS TOROS
          La ingerencia de la política en parcelas que no le corresponden perjudica mucho, pero si encima esta intromisión es llevada a cabo por advenedizos poco preparados y aún menos aficionados, es otra causa del mal desarrollo de nuestra Fiesta.
         No es admisible que el espectáculo se regule con un reglamento en cada comunidad. Hay que sumar esfuerzos. No dividir para satisfacer cuotas de poder mal entendidas.
         El trasvase de competencias de Interior a Cultura será positivo si se hace bien y sin caer en soluciones mas teoricas que prácticas. Es tiempo de  dar respuestas rápidas y efectivas alejadas de posturas demagójicas que no conducen a nada. Exigimos políticos responsables a la vez que aficionados comprometidos.
         

RELACIÓN FLUIDA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO-AFICIONADO
         Designación por parte del Director General de una persona responsable competente en asuntos taurinos que ejerza de enlace permanente con el aficionado y la administración para canalizar problemas y propuestas que afecten y mejoren la Fiesta.


DESIGNACIONES DE PRESIDENTES
         Este es un problema ya antiguo, el cual se ha tratado siempre con demasiada ligereza, pues el político siempre estuvo en posiciones más próximas a los taurinos que a los aficionados para designar presidentes de plazas de toros. No es de recibo aquello de tener únicamente en cuenta lo de “aficionado de reconocido prestigio”.
         El prestigio de un presidente debe ganarlo presidiendo y para ello la única manera es, primero ser aficionado, después muchas horas de callejón, reconocimientos y palcos de plazas de tercera, segunda y si su trayectoria es positiva acceder a presidir en plazas de primera.
         El prestigio se demuestra andando y nunca dando un salto desde un tendido al palco.

DESIGNACIONES DE VETERINARIOS
         Estos nombramientos  deben seguir un planteamiento similar a los de presidentes. Su labor es fundamental para erradicar el fraude. Por ello debe tenerse en cuenta que el veterinario no puede tener vinculación alguna con intereses económicos y empresariales taurinos.
 Su ocupación profesional debe gozar de la más absoluta independencia y alejada del mundo taurino. Venimos denunciando desde hace varias temporadas algún caso de incompatibilidad de un veterinario que en este sentido afecta a la plaza de toros de Sevilla y sin embargo este facultativo continúa actuando.

APLICACIÓN DEL REGLAMENTO
         La norma taurina se dictó para su aplicación. Cuando se hace público todos los años la memoria de la temporada taurina en Andalucía contemplamos el escaso rigor de presidentes y delegados a la hora de proponer sanciones sobre conductas que afectan sobremanera a la lidia.
El espectáculo debe conservar en igual medida la tradición en su desarrollo, al mismo tiempo que unos mínimos requisitos reglamentarios que mantengan seriedad y rigor.
         No pretendemos ser aficionados reglamentistas que pretenden sancionar sin tener en cuenta las incidencias muchas veces imprevistas de la lidia, pero cuando con clara intencionalidad y sin ningún motivo algún actuante infringe la norma debe sancionarse su conducta.
         Con las cifras este año y los anteriores es evidente que esto no ocurre.

SUERTE DE VARAS
         Esta bella suerte de la lidia donde se pone de manifiesto las condiciones de casta y bravura del toro prácticamente se ha perdido o se ejecuta de forma simulada o simplemente no existe.
         Si aceptamos como argumento, que es mucho aceptar, que el toro actual no aguanta dos varas, no podemos aceptar que la suerte se realice cual capea de pueblo con lidiadores situados a ambos lados del caballo, capotes extendidos moviéndose de un sitio a otro, toro puestos en suerte superando la raya de menor diámetro, taparle salida al toro y así otros muchos resabios que impiden a los aficionados el derecho que tienen a contemplar la suerte de varas y por ende a medir y valorar la casta y bravura del toro.
         Los presidentes deben ser rigurosos exigiendo a los lidiadores ejecutar correctamente la suerte de varas y de no ser así proceder a tramitar propuestas de sanción.

TRAPÍO DE LAS RESES
         Cuando se hacen público los carteles de cualquier plaza, el aficionado con muy pocas probabilidades de confusión sabe de antemano los hierros anunciados que tendrán problemas en los reconocimientos.
 Son los hierros que torean las “figuras”.
A pesar de ser rechazados muchos de estos toros, los que salen al ruedo no presentan trapío adecuado para la categoría de la plaza.
         Presidentes y veterinarios no deben temblar a la hora de exigir trapío acorde con la categoría de la plaza y nunca sentirse presionados ante el planteamiento que en ocasiones aducen los taurinos de turno de suspender la corrida. Es una posibilidad que en caso de presentarse, una vez bien explicados los motivos, serán dignos de aplauso.
         Por otra parte resulta inexplicable que señalando en el campo las reses a lidiar se rechacen toros por falta de trapío. Esta cuestión debe ser explicada puntualmente por los presidentes.

COMPARECENCIA DE PRESIDENTES
         Creemos necesario y conveniente que al finalizar cada festejo, caso de existir polémica en sus decisiones, el presidente actuante se persone en la sala de prensa de la plaza para aclarar a los medios informativos todos los pormenores de interés sobre la corrida que acaba de finalizar.
         Los aficionados tenemos derechos, mediante esta política de apertura informativa, a conocer los detalles de los reconocimientos, secuencia del festejo, análisis post-morten y propuesta de sanciones.

CALLEJONES
         Esta parte de las plazas se podría calificar como “banco de trabajo de los profesionales” al mismo tiempo que lugar imprescindible para preservar su seguridad.
         Exigimos que los callejones no sean invadidos por personas ajenas al espectáculo y que sea el Delegado de la Autoridad y nunca las empresas quien controle a su antojo este área de la plaza.
        
ADECUACIÓN DE TENDIDOS A NORMATIVA VIGENTE
         El reglamento taurino andaluz en su redacción recoge la adaptación en unos plazos ya vencidos, de las plazas de toros históricas a la norma vigente.
         En este aspecto consideramos fundamental y urgente adaptar los tendidos de las plazas para dotarlos de escaleras suficientes que permitan un acceso cómodo del espectador a su localidad y rápida evacuación en caso de necesidad.
         Este problema, que en concreto existe en Sevilla, se puso en conocimiento en su día de la Delegada Sra. Tovar, pero fueron atendidos una vez más los argumentos de la empresa antes que los aficionados, en el sentido que modificarían los tendidos de sol cuando quisieran, aplicando una vez más la ley a su antojo, a pesar de resolución favorable a los aficionados del Defensor del Pueblo andaluz
         En este sentido solicitamos la aplicación del Real Decreto 2816/82 de 27 de agosto (REGLAMENTO GENERAL DE POLICIA Y ESPECTÁCULOS PÚBLICOS DE ACTIVIDADES RECREATIVAS), capitulo II, sección I, art. 28.2.4, que textualmente indica que “los pasos centrales o intermedios serán cuando menos de 1,20 metros de ancho y entre dos pasos el número de asientos de cada fila no podrá ser mayor de 18 y además por cada 12 filas deberá existir un paso con el ancho señalado en el párrafo 2”.
         Será responsabilidad de la empresa y de la Delegación del Gobierno como garante de la seguridad de los espectadores y de la aplicación de la ley, si ojala no ocurra, suceda alguna avalancha que produzca efectos no deseables.
Este reglamento se aplica en la plaza con un rigor excesivo a los espectadores en cuanto a prohibiciones referidas a las bebidas, excepto a maestrantes, palco de presidencia y asistentes en el callejón, a los cuales se permite usar vasos de cristal y botellas con tapones.
         Una vez más contemplamos dos varas de medir y exigimos en la presente temporada que la ley en la Maestranza sea igual para todos.             


REVENTAS
         Esta lacra es una práctica que perjudica y altera artificialmente el precio de las entradas e instamos a tratar de erradicarla tajantemente, pero en las últimas temporadas se han recibido quejas en las Uniones de Abonados  por parte de aficionados, que sin ánimo de alterar precio el precio de la entrada y sin pertenecer a esta mafia que rodea la mayoría de las plazas, necesita vender alguna entrada suelta A SU PRECIO, por motivo de que algún amigo o familiar a última hora no puede asistir a la corrida.
         La Policía Adscrita a la Junta de Andalucía debe actuar y saber diferenciar perfectamente un caso del otro, sancionando solamente las conductas que se demuestren con claridad de que se trata de alterar el precio de una entrada.

CONSEJO DE ASUNTOS TAURINOS DE ANDALUCÍA
         Este órgano de representación de todos los sectores taurinos no puede estar inactivo casi diez años como ha sucedido. Debe ser un ente vivo que aborde de forma urgente los actuales problemas, resolviendo los mismos con el mayor consenso posible, sin olvidar recuperar los pasos perdidos que que propician el declive actual del espectáculo.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y TRADICIÓN
         La Dirección General ante cualquier manifestación de expresión taurina en una plaza de toros siempre que se realice respetando la norma legal, las personas y los límites que dicta el código penal, debe garantizar y proteger esta posibilidad de ejercicio por parte del aficionado, ya que ello afecta a uno de los derechos fundamentales recogidos en nuestra Constitución.
         No entendemos posible exponer argumentos de índole menor para justificar una represión ilegal de la libertad de expresión en la plaza de toros de Sevilla.
         

Fdo.: Diego Martínez González
Pte. UTAA-SEVILLA
Representante de los aficionados en el CATA

08 septiembre 2015

PLAZA DE TOROS EN ONDA CERO MARBELLA: Los antitaurinos no nos quieren oir.

http://www.ondacero.es/emisoras/andalucia/marbella/los-antitaurinos-no-nos-quieren-oir_2015090855ef16460cf232721ab0ccac.html

Sérendipité



Sérendipité
La sérendipité, labyrinthique anglicisme applicable à bien des domaines, ne doit pas être confondue avec le hasard, même si le hasard y joue son rôle. Disons qu’elle est l’auxiliaire d’une recherche, la réponse inattendue à une question posée, parce que la sagacité du chercheur trouve, en un éclair, entre deux circonstances, un rapport qu’elles paraissaient ne pas avoir. 
La création existe, à tous les niveaux, dans tous les domaines, au-delà des fausses hiérarchies imposées par la doxa dominante. Créer, c’est tenter, verbe qui sous-entend un possible échec, de trouver une véritable singularité. Créer un vin neuf est du même ordre que peindre un tableau, faire une photo, écrire un poème ou composer une œuvre musicale. 
Le créateur est celui qui, à partir d’un savoir qu’il remet sans cesse en question, invente des émotions. Qu’est-ce qu’un regardeur, un auditeur, un goûteur ? C’est celui qui est à la recherche de l’émotion cachée dans quoi que ce soit, si ordinaire, si quotidien que cela paraisse ; c’est celui qui est capable de la ressentir, dont le terrain physique et mental est apte à la recevoir ; celui qui la ressent spontanément et non pas parce qu’une instance culturelle quelconque, par essence autoritaire, lui a dit qu’il fallait la ressentir ; parce que tel interprète, et non tel autre, a été capable de la provoquer ; parce qu’il a su à la fois se concentrer et s’abandonner. 
 C’est pourquoi on trouve réunis ici un peintre, un photographe, et un vigneron créateur de vins. Tous les trois sont mus par le même désir : faire naître un produit inattendu, quelles que soient leurs intentions de départ. Ils cherchent une chose, mais en trouvent parfois une autre, mais s’ils trouvent, c’est qu’ils ne pensent qu’à ça. Leur route est semée de hasards heureux ou malheureux, mais, de toute façon, ces hasards il les acceptent et en tirent parti. N’est-ce pas cela que Picasso voulait dire avec sa fameuse phrase : « Je ne cherche pas, je trouve. » ? 
 L’accident, plutôt péjorativement connoté, est pourtant à l’origine de bien des merveilles, depuis la découverte d’Archimède, jusqu’à la tarte Tatin, en passant par la façon dont les peintres ou photographes modernes l’ont utilisé. Et le vigneron n’est pas différent, qui a pour but d’inventer un certain vin singulier, unique, tout en sachant qu’il ne domine qu’une partie du problème, que le vin travaille par lui-même ; et je suppose que c’est en tremblant qu’il le « tâte » pour la première fois, qu’il tâte l’écart, heureux ou malheureux, entre ce qu’il souhaitait et ce qu’il trouve. 
 Je suis toujours ému, moi qui ne suis qu’un ignorant, quand je vois des connaisseurs goûter un vin pour la première fois, selon un rituel simple et grave où se trouvent réunis le sens de l’odorat, de la vue, et bien sûr du goût, ce travail palpâtoire des papilles explorant toutes les saveurs contenues dans une unique gorgée, puis, une fois avalée ou recrachée ladite gorgée, l’attentive et voluptueuse observation des suites de la gustation et le vocabulaire — car le vin appartient doublement à la langue — utilisé pour décrire le paysage des saveurs traversées.
 Le photographe, lui, ne sait jamais exactement quel sera le résultat du regard qui l’a fait appuyer sur le déclencheur de son appareil. Rarement, ce résultat sera celui qu’il attendait, mais il se peut qu’il découvre, ému, un cliché surprenant, et ce cliché, dans lequel la fortuité a joué son rôle, est pourtant son œuvre, certes marquée par le coup de pouce du hasard, mais un coup de pouce d’où il tire un  approfondissement de sa connaissance, une nouvelle direction pour son travail futur, comme le peintre qui, certes, a appris des techniques, réfléchi sur son art, trouve dans telle coulure, telle tache, provoquée parfois par une maladresse un enrichissement inattendu qu’il cherchait depuis longtemps sans le trouver. 
 Soudain, en tournant autour de ces trois formes d’expression, que sont le vin, la peinture et la photographie, je pense à la notion de duende dont Lorca a magnifiquement parlé ou à celle de Je ne sais quoi (El no se que) décrit dans un petit livre, au XVIIIsiècle, par le bénédictin d’Oviedo, Benito Feijoo. C’est la dose considérable d’inattendu dans la sérendipité et aussi dans le duende qui m’y fait penser, même si ce sont deux concepts différents.
 Qu’est-ce que le duende ?
Le duende est une émotion qui nous saisit, imprévue, devant un tableau, le geste d’un torero ou d’un danseur, tel passage d’une musique ou la découverte d’un goût singulier ou, plus modestement,  devant la grâce d’un corps entrevu. Le duende est imprévisible, et, selon moi, il a trois temps. 
 Un avant, inné, qui fait partie du tréfonds le plus intime de l’artiste.
Appelons-le, le duende  endormi, dont celui qui le possède ou en est possédé peut ne pas savoir qu’il le possède ou, s’il le sait, doit admettre avec modestie qu’il ne vient pas quand on l’appelle comme un chien que l’on siffle, et les plus grands cantaores le savent bien.

Un pendant, fugace, de l’ordre de l’étincelle ou de l’éclair, qui fait monter les larmes aux yeux et lève le voile sur une œuvre que l’on croyait connaître : une passe, le geste d’un danseur, quelques notes exécutées par un interprète d’une façon complètement inouïe, tel vers ou telle phrase, telle saveur, les exemples ne manquent pas.
Un après, paradoxal, dans la mesure où il inscrit la fugacité dans la durée de la mémoire et fait que bien des années après son passage de météorite, on se souvient de lui, comme la gorgée d’un vin exceptionnel avalée laisse longtemps sur la langue son souvenir.
 Voilà donc, très rapidement esquissé, ce qu’est pour moi le duende. Je ne pensais pas, en commençant ce texte, le trouver sur mon chemin, mais, après tout, en accord avec ce qui précède, j’accepte avec plaisir sa rencontre non prévue, et j’espère que ceux qui viendront ici le trouveront sur les différents itinéraires à eux proposés.
 René PONS

PARA RECORDAR: El toreo eterno


Espero que si todavía queda alguien cuerdo entre los fariseos taurinos, se acuerden, revivan y prediquen el toreo de verdad, y no la vulgaridad establecida para beneficio de los mercachifles. Solo desde la pureza y la verdad del toreo podremos vencer a nuestros enemigos.
Gentileza de Juan Galacho

06 septiembre 2015

DIARIO DE LA RESISTENCIA: El Niño de la Ines.


Tiene la tarde malagueña color de otoño, cuando el sol aparcado en las fachadas de los edificios comienza a tener un amelocotonado matiz. Se camina despacio pues en la vespertina hora el reloj ya no va tan deprisa, y la anochecida asoma junto a una brisa salitrosa y espuria. 
Cuando los resistentes atacan el jamón, queso, calamares, huevas y variedades alimenticias que alegran las pajarillas humanas, aún la noche no se hace término. Pero el primer comentario de la feria nada tiene que ver con el trapío que se nos muestra en este refectorio. Al contrario, el que se mostró en La Malagueta, para vergüenza del bravo genero, brilló por su ausencia, siendo unánime comentario, no solo en los oficiales convocados, sino en la tropa, que indignada, se mostró como estafada, y no solo por la mala presentación de las reses, sino porque a sabiendas de las sospechas de mercadeo que se produce con las entradas regaladas a la Diputación por contrato con la empresa, esto, en esencia, repercute en los que si pagan en taquilla. 
El coronel de Pinosol cuenta a los oficiales que decía el Niño de la Inés, un veterano aficionado de los años cincuenta, que el trapío del toro se veía por delante y por detrás. Los pechos por delante y las culatas por detrás. Nunca un toro “culo – pollo” debe ser apto para la lidia. Le faltaría empuje, riñones.
Pero según parece no solo se sienten estafados los aficionados que han presenciado la feria, sino que como grandes perjudicados se tienen los comercios de dentro de la plaza de toros. Se quejan de no haber vendido ni un chavo, y de no haber sido bien tratados por Cutiño, el empresario de la plaza, que los ha manipulado y engañado, pues no se han cumplido los acuerdos prometidos, ya que estos eran verbales.
Los resistentes entienden que esta es la época más triste de La Malagueta, en la que su destino está en manos negras que no entienden la historia de esta plaza de toros. Se acuerdan de Manolo Martín Gálvez y de Martín Lorca. Y creen que la Diputación es connivente con lo que sucede pues no pone medidas para evitar todo el desconsuelo que sufren los sectores taurinos y no taurinos en el tiempo que lleva este empresario en Málaga. Por supuesto que se recuerda a Chopera pues por ser la Diputación mas papista que el Papa, y no dar su brazo a torcer, no quiso rebajar el canon a este empresario cuando lo solicitó, dando lugar a un pliego que no atendió nadie, y cayendo en las manos en las que ahora está.
A tenor de lo acontecido en la feria, el comunicado de La Asociación de Presidentes ha tenido impacto, y ha levantado ampollas, pues ya se sabe que esta empresa no encaja las críticas.
En lo referente a la evolución de los festejos feriales y siendo conscientes los oficiales de La Resistencia de que en el pliego se pide una corrida torista y esta no se ha visto aún, ni se la espera; pues ya se sabe que Algora, representante de la ganadería de Partido de Resina ha dicho que ya no viene a Málaga, cuando desde el mes de marzo se anunciaba; se da cuenta por el oficial del Tercio Segundo, y apostillando el resto, que la novillada fue una corrida de toros por trapío y con cara, además de remate. Los de Fernando Peña, resultaron duros y complicados.
La Resistencia rechaza el formato de tanto novillero junto y propone, coincidiendo con el parecer de La Unión Taurina de Abonados de Málaga que se den dos novilladas, una de consolidados chavales y otra  para promocionar. 
El novillo de Lavado fue el más claro pero entienden los reunidos que este no tiene futuro en este negocio. 
El de Galdós tuvo nobleza pero poco fondo y poca clase. Que Orozco anduvo con mucha entrega. Se recordó el pundonor de estos dos que fueron cogidos. Y que a Ginés se le vio a menos. Y alguien apuntó que el tal Varea no es torero para tanto bombo como le dan.
La de Martin Lorca estuvo bien de presentación pero resultaron marmolillos. El cuarto fue el mejor, estando Vega bien,  pero no terminando de rematar. Los otros toreros no estuvieron.
La corrida de Torrestrella, bien presentada, excepto el quinto que bajó. Adame puso oficio.  Escribano correcto y  Garrido ni fu ni fa, en plan  de figurita.
Para esta corrida, con descaro, se regalaron un montón de entradas, pues se televisó, y los resistentes denuncian la mala  imagen que se ofreció de La Malagueta, con un público tan verbenero. 
La corrida en la que Talavante actuó en solitario mal presentada, excepto el jabonero. Los toros de Adolfo Martín y de Bañuelos que visitaron los corrales de la plaza, no dieron el peso. La tarde iba mal hasta que Alejandro la levantó con el de Garcigrande. Para el coronel de las Tropas del Este, Talavante no estuvo en ningún momento.
Los de Victoriano del Rio tuvieron cara, pero escurridos. El Juli sin pena ni gloria. Perera toreando en línea y al sexto lo mató mal y le dieron dos orejas. Una vergüenza para la historia de esta plaza. Perera no estuvo en torero. Echó más orgullo que torería, que para los que no sepan lo que es esa palabreja, así la define la Real Academia: Maestría, garbo y valor propios del torero. Es decir esencia de un torero.
Ventura anduvo bien en el primero, resultando su segundo mas parado. Los toros de los Hermanos Sampedro.
La de Cuvillo fue una corrida gorda y desigual. Morante en el primero solo firmó algo por bajo. Total nada. En el cuarto fue faena incompleta de remates y detalles. No era de oreja. Y  no fue de premio de capote de paseo. 
Se pone en entredicho por los resistentes el raciocinio del jurado de este premio político.
 El oficial del Tercio Segundo, quiere remarcar un quite por delantales de Vega a un toro de Morante, que este no contestó, y dejó a la afición con la boca abierta. Salvador Vega que sustituía a Fortes, estuvo correcto y aunque cortó una oreja,  puede dar más de si. Manzanares no esta para vestirse de luces. 
Por cierto, se comenta que, el premio a la mejor estocada de la Unión Taurina de Abonados ha sido para Salvador Vega al toro de Núñez del Cuvillo.

Los de Fuente Ymbro fueron un saldo.  Mal presentados, desiguales. López Simón tragó. Castella decepcionante, y Fandi en su línea.
Y cerrando la feria Pablo Hermoso estuvo bien en su segundo, resaltando al caballo Disparate, que en su cuadra es  importantísimo.  El sin zahones, Leonardo Hernández, vino a complacer.
Como final, los resistentes entienden que la labor de los presidentes, Ana María Romero, e Ildefonso del Olmo fue pésima en los corrales tragando las imposiciones de los taurinos, figuritas sobre todo, aunque estuvieron correctos en la dirección de los festejos.  
Málaga, como plaza de primera tiene un papel difícil. Ayuna de afición y con exceso de público pueblerino, necesitaría de cambios y evolucionar a menos clientelismo y más entendimiento. Se aplauden cosas inexplicables, que solo tienen excusa en una mala pedagogía de ciertos medios de comunicación de amplia audiencia. No se aplaude lo que verdaderamente está bien, no se pita y se protesta nada, como si ese ejercicio democrático taurino fuera de mal gusto.  
Los resistentes se pliegan.
Doy fe. Firmo y Rubrico. Yo notario.
Agustín Hervás.

ANTOLOGÍA DE PICADORES: Efrén Acosta