05 mayo 2011

LUQUE UN TORERO MADURO

Foto de portaltaurino



Agustín Hervás

Onda Cero Radio


Los sucedaneos de Jandilla son toros para plazas de tercera. No sirven para una plaza de primera aunque es verdad que el ganado de esta feria es mayormente ganado de carne que de lidia. Aún así los de las ganaderias sucedaneas de Jandilla deben afinar el lapiz en las exigencias de los tentaderos y dejarse de anotar bravura en la muleta cuando de toda la vida, eso hacian los buenos y antiguos ganaderos, si anotaban en las varas, en la muleta también puntuaban las vacas y por supuesto los sementales. Ganado el de hoy manso, descastado que ha embestido por el empeño de los matadores espoleados por los grandes triunfos de El Juli y de Manzanares.


El Cid no estuvo bien en el que debió estar. El primero. En el segundo no tuvo opciones definidas, el toro se acabó pronto. Emplear a estas alturas de su carrera la tauromaquia del destoreo no es buen ejemplo para las nuevas generaciones y para su carrera.



Cayetano con un discreto aseo en el segundo de la tarde en el que no terminó de convencer a la concurrencia. Pero si tuvo voluntad y ese empaque natural que dejó ver. Destacar la firmeza del matador con el quinto. Estuvo bien y centrado, con entrega fundamental para guardar credito.


Daniel Luque estuvo importante en el tercero pues condujo al toro por donde no queria ir con una tranquilidad y un oficio digno de destacar. Al sexto le enjaretó una faena de maestro en las tablas de toriles a donde se fuel el sucedaneo nada comezar la faena. Lo consintió, lo sobó, le expuso, lo citó con verdad y se puso con verdad cada vez que su empeño le hacia recordar que las faenas importantes tienen mérito con toros imposibles. Así con esta entrega hemos visto a matadores como Ponce y César Rincón en Madrid, cuando el merito era necesario. ¡Ojalá que los gatos en la barriga que tiene este chaval le sirvan para que el orgullo torero se manifieste cada tarde!

¡Aquí paz y allí gloria!