13 julio 2009

LA DE FUENTE YMBRO TAMBIÉN VALE


LA DE FUENTE YMBRO TAMBIÉN VALE
Por Agustín Hervás
Onda Cero Radio

Ya se sabe que el gusto de los gañanes, por muy bueno que lo tengan, nunca será un gusto refinado. Huelgo poner comparaciones… y la cosa nada tiene que ver con las margaritas para los cerdos, pues los Ymbros de esta tarde no han sido margaritas, ni mucho menos los toreros, cerdos. Entiéndase pues que la cosa ha ido en la tarde de hoy de gañaneo, salvedad hecha, por supuesto, que ninguno de los tres matadores están calificados como gañanes. Ferrera, imposible. Es hijo de la Benemérita. Que se sepa Perera, de familia bien. Y Daniel Luque, aunque se parezca a Curro Durán, de ninguno de los dos se tienen noticias de pertenecer a la gañanía. Aclarado este parecer, los toros que Ricardo Gallardo se ha traído a Pamplona, amén de estar correctamente presentados, con dos picos, primero muy bien presentado y sexto feo y culipollo, ha sido una señora corrida de toros para saber estar delante de ella. Difícil para la gañanía, interesante para las figuras, y para el aficionado emocionante. Encastado en bravo el primero con dos pitones de cortijo. Bueno el segundo con un pitón derecho de puerta grande. Un tercero que se rajó pero manejable. Igual el cuarto. El sobrero quinto manso imposible, y el sexto exigente.
Como se verá una corrida con mucho interés que los espadas no supieron aprovechar. De ellos el que más ha chirriado, ha sido el figurón de Perera, y no por el quinto, que dicho ha quedado que fue un manso imposible. No. Si no por su actuación en el segundo un toro que anduvo midiendo al torero toda la tarde para ver cual era su dimensión de figura, y que este no dio la talla. Cómo sería la cosa que Perera creyó que tenia delante a la cabra loca y según su tauromaquia, quiso torearlo pero no le pudo. La virtud del toro estaba cantada. Humillaba e iba seguido. Quizás Perera pensaba que aún el toro, podía embestir más despacio, y entre embestida y embestida fumarse un cigarrillo, pero no, la figura se equivocó y el toro le pedía una y otra vez la vitola de figura. El toro de salida se había hecho con el mando en plaza y le arreó al tercer muletazo un pitonazo en el muslo izquierdo y en el revolcón un varetazo en las costillas. Los que habían notado que Perera no era un gañán se preguntaban el por qué de aquello, y un listillo medio pasado de rosca (es decir de alcohol), dijo:

.- Es que ha toreao a pies juntos y así no se puede mandar.

Explicación contundente para justificar la técnica de una figura del toreo que por supuesto no tiene sospechas de gañan.

A Ferrera se le ha ido el toro, la feria y la temporada. Y no por la vulgaridad de los pares de banderillas, saltando fuera del pitón, del paso de la Legión, con la excepción del par al cambio en las tablas, no, si no por la faena de muleta al primero en la que sirvió de acompañante y no de maestro. Ya se sabe que acompañar no es torear, y que aunque en algunos muletazos él se gustó, se gustó sólo él… no era un gusto refinado. Al cuarto le equivocó los terrenos y se mostró vulgar como la vida misma de los gañanes. Con las banderillas. El primer par como un saltimbanqui, el segundo antiestético y circense y el tercero por dentro, meritorio.

Daniel Luque se parece a Curro Durán. Eso decían en los tendidos, y en las hechuras sí, en el toreo, posiblemente, pero habrá que verlo más. Luque, que ha llegado a Pamplona con la vitola de revelación, no le ha cogido el aire al tercero, un toro tardo que escarbaba, pero humillaba y exigía que la muleta no le molestara, de manera que cualquier contratiempo con ella era una revolución. En realidad el Ymbro era un toro delicado que en sus cuernos no quería sentir cuerpos extraños. El sexto exigente, era probón, le costaba emplearse y aquí Luque anduvo firme, de menos a más en el trasteo, con la virtud de darle los toques abajo que no siempre obedecía el toro. De no tener tanta prisa el sevillano hubiera sido interesante ver hasta dónde hubiera llegado el animal, que pedía técnica y oficio serio.

¡Aquí paz y allí gloria!

FICHA:
Pamplona. Lunes 13 de Julio. Penúltima de San Fermín. Toros de Fuente Ymbro, correctamente presentados. De juego variado e interesante. Quinto que hizo sobrero, manso. Antonio Ferrera, estocada caída, aviso, oreja. Pinchazo, aviso, estocada, saludos. Miguel Ángel Perera, media trasera, oreja. Media atravesada y trasera, cinco descabellos, silencio. Daniel Luque, bajonazo, silencio. Pinchazo hondo trasero, pinchazo y estocada, silencio.